19 de January de 2014 13:05

Bachelet llama a esperar 'con tranquilidad' fallo CIJ sobre demanda peruana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, llamó hoy, 19 de enero, a sus compatriotas a esperar "con tranquilidad" el fallo que dará a conocer el próximo 27 de enero la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) sobre la demanda que Perú presentó contra su país por los límites marítimos.

"Creo que hay que esperar el fallo con tranquilidad. Chile ha expresado su posición de manera muy seria y muy profesional", dijo Bachelet a los periodistas, tras participar en un acto conmemorativo del 32 aniversario de la muerte del expresidente Eduardo Frei Montalva (1964-1970), en el Cementerio General de Santiago.

"Esperamos un fallo ajustado a Derecho", subrayó la también expresidenta de Chile (2006-2010), bajo cuyo Gobierno, en 2008, Perú presentó una demanda para que la CIJ fijara un nuevo límite marítimo entre ambos países.

Con el argumento de que la frontera no se había establecido antes, Lima pidió que esta se trazara sobre una línea equidistante desde el punto Concordia, en la frontera común, que le daría más de 35 000 kilómetros cuadrados de mar, que hasta ahora han estado bajo soberanía chilena.

Chile, por su parte, sostiene que el límite ya está establecido en dos tratados suscritos en 1952 y 1954 que Perú respetó por más de 50 años, hasta que para efectos de su demanda, los calificó de acuerdos pesqueros.

De este modo, Chile defiende que el límite debe seguir la línea del paralelo, como hasta ahora.

Michelle Bachelet, cuyo Gobierno consideró en 2008 la demanda peruana "un acto inamistoso", afirmó hoy que "lo que importa es que el país sepa enfrentar el fallo, cualquiera que sea, con la tranquilidad que se necesita ante este tipo de situaciones".

Bachelet también se mostró cauta al ser preguntada por algunas opiniones favorables a que Chile abandone el Pacto de Bogotá, a través del cual los países reconocen la jurisdicción de la Corte de La Haya, tras el próximo fallo.

Tal propuesta fue planteada el sábado por los diputados Jorge Tarud, del centroizquierdista Partido por la Democracia (PPD), e Iván Moreira, de la oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI), sobre el supuesto de que, sea cual sea el fallo del 27 de enero, Perú seguirá en el futuro presentando otras demandas contra Chile.

"Ellos (Perú) tienen toda una política hacia Chile, que vienen implementando hace mucho tiempo y, en consecuencia, creo que Chile debe, muy seriamente, pensar en retirarse del Pacto de Bogotá", afirmó Tarud, para quien no se puede "seguir aceptando que unos caballeros en La Haya decidan el territorio o mar chileno".

"Es un tema sobre el que se debe opinar después de conocido el fallo", dijo Bachelet, quien advirtió que "abandonar el Pacto no significa que Chile pueda desconocer fallos de este tipo".

La mandataria electa también calificó de "positiva" la convocatoria al Consejo de Seguridad Nacional (Cosena) por parte del presidente Sebastián Piñera para este lunes 20 de enero.

La citación es positiva "en la medida que esta instancia signifique unidad para el país, tal como ocurrió cuando se convocó a los miembros de las comisiones de Relaciones Exteriores de la Cámara (de diputados) y el Senado", dijo Bachelet.

La exdirectora ejecutiva de ONU Mujeres ratificó además que dará a conocer los nombres de su Gabinete ministerial durante la semana venidera, antes de que se conozca el fallo de La Haya.

Durante el acto en el cementerio, Bachelet destacó la figura de Frei Montalva, como alguien que supo "interpelar a sus camaradas, inspirar a las nuevas generaciones y encarar respetuosamente a sus adversarios".

"Frei Montalva fue un líder en un momento complejo para Chile, un momento en que las desigualdades eran tan grandes que no solo eran inaceptables para la dignidad humana sino que también amenazaban a nuestra democracia", añadió.

Frei Montalva, padre del también expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000), falleció en extrañas circunstancias por una supuesta infección, mientras estaba ingresado en una clínica de Santiago en enero de 1982, afectado de una hernia.

En ese tiempo, el líder democristiano encabezaba una incipiente oposición a la dictadura de Augusto Pinochet y su muerte es investigada actualmente como un homicidio por envenenamiento, presumiblemente cometido por agentes de la policía secreta de la dictadura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)