8 de May de 2014 15:16

Aumentan a 9 los menores asesinados en Honduras presuntamente por pandilleros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El hallazgo del cuerpo de un joven ha elevado a nueve la cifra de niños asesinados presuntamente por negarse a formar parte de las pandillas en Honduras, mientras que una supuesta pandillera fue detenida como sospechosa de los crímenes, informaron hoy 8 de mayo fuentes policiales.

El cadáver de Luis Álvarez, de 17 años, fue localizado ayer en el sector de El Polvorín, en la norteña ciudad de San Pedro Sula, un día después de ser secuestrado por desconocidos, dijo a medios locales el jefe regional de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (Fusina), Quintín Juárez.

El cuerpo de Álvarez presentaba "varios impactos de bala", indicó la fuente, quien señaló que junto al cadáver se encontró un trozo de cartulina con un mensaje: "La (Mara) 18 no mata menores".

En el hecho también resultó herido otro menor de edad, cuyo nombre no se precisó, quien permanece ingresado en un centro asistencial de San Pedro Sula y está fuera de peligro, según el informe policial.

La Mara 18 es una de las pandillas más violentas que opera en Honduras y vive en permanente disputa por el control de territorios y negocios como la venta de drogas con la Mara Salvatrucha, su principal rival.

El portavoz de la Policía en San Pedro Sula, César Johnson, por su parte, dijo este jueves a los periodistas que Jensy Gabriela Orellana, quien se presume es pandillera de la Mara 18, fue detenida como sospechosa de los homicidios.

A Orellana se le encontró en su vivienda la bicicleta de Kennet Alejandro Castellanos, de 7 años, cuyo cadáver fue hallado el pasado día 1 en un solar baldío cerca de donde vivía con su familia en el barrio La Pradera, agregó la fuente, sin más detalles.

La Fiscalía de Honduras investiga las causas de los secuestros y posterior asesinatos de los menores de edad en las últimas semanas en La Pradera.

Una de las hipótesis de las autoridades es que los menores fueron asesinados porque se negaron a integrar las pandillas, a las que se les atribuyen buena parte de los crímenes en Honduras.

Un promedio de 15 asesinatos al día registra en lo que va de año Honduras, uno de los países más violentos del mundo, según autoridades locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)