25 de April de 2014 15:43

El ABC del procedimiento de santificación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La canonización es el acto mediante el cual la Iglesia católica, en ambos ritos (Oriental y Occidental), declara como santo a una persona fallecida.

Detalles del procedimiento:

  • El mecanismo comprende la inclusión de dicha persona en el canon o lista de santos reconocidos. Anteriormente, los individuos eran reconocidos como santos sin requerimientos o procesos formales, a viva voz.
  •  La canonización, sea formal o informal, no santifica a ninguna persona. Se trata de una declaración de que ella fue santa al momento de su muerte, con anterioridad al mismo proceso de canonización.
  • Las canonizaciones se efectúan después de un proceso judicial llamado “Proceso de beatificación y canonización”.
  • El “Proceso de canonización” es el que dilucida la duda acerca de la santidad de una persona. Existen dos vías para llegar a la declaración de canonización:

a) La vía de las virtudes heroicas
b) La vía del martirio En el proceso de canonización se establece la duda procesal de si el candidato a santo ha vivido las virtudes cristianas en grado heroico, o si ha sufrido martirio por causa de la fe.

 

  • Para llegar a la canonización se requiere de la realización confirmada de uno o dos milagros.
  • La canonización se lleva a cabo mediante una solemne declaración papal de que una persona está, con toda certeza, contemplando la visión de Dios. El creyente puede rezar confiadamente al santo en cuestión para que interceda en su favor ante Dios.
  • El nombre de la persona se inscribe en la lista de los santos de la Iglesia y a la persona en cuestión se la “eleva a los altares” , es decir, se le asigna un día de fiesta para la veneración litúrgica por parte de la Iglesia católica.
  • En 1588, el Papa Sixto V puso el proceso de canonización en manos de la Sagrada Congregación de Ritos.
  • Pablo VI, en 1969, atribuyó esta tarea a la Congregación para las Causas de los Santos.
  • Hay cinco pasos en el proceso oficial de la causa de los santos transcurridos cinco años desde la muerte del candidato o candidata:

      a) Etapa Inicial: “Se postula la Causa”
      b) Primera etapa: la persona es declarada “Sierva de Dios”.
      c) Segunda etapa: la persona es declarada “Venerable”.
      d) Tercera etapa: beatificación, la persona es declarada “Beata” (requiere de un milagro atribuido al candidato).
      e) Cuarta etapa: canonización, la persona es declarada “Santa” (requiere de la autenticación de otro milagro).

Otros datos

No existe un cómputo preciso de quiénes han sido proclamados santos desde los primeros siglos.

En 1988, para celebrar su cuarto centenario, la “Congregación para las Causas de los Santos” publicó el primer “Index ac status Causarum”. Ese libro y los suplementos que le siguieron, escritos enteramente en latín, están considerados como el índice definitivo de todas las causas que han sido presentadas ante la congregación desde su institución.

Los primeros santos fueron los doce apóstoles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)