23 de August de 2010 00:00

Los 33 mineros atrapados están con vida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Mundo.

Fue un trozo de papel, desgarrado y escrito en tinta roja, el que devolvió la ilusión a las familias de los mineros atrapados desde hace 17 días en el yacimiento San José, en el norte de Chile. “Estamos bien en el refugio, los 33”,  reza la misiva que los trabajadores lograron hacer llegar al exterior. El mensaje portador de la  buena  noticia  viajó pegado a  hierro  de una sonda que llegó desde los 700 metros de profundidad al exterior del cerro donde se ubica la mina, cuando los rescatistas estaban a punto de introducir una cámara y micrófonos para intentar establecer contacto con ellos.

Otro texto, escrito por el minero Mario Gómez, iba dirigido a su familia e indicaba el lugar exacto en que están los trabajadores, a 700 m bajo tierra. Estamos oyendo de nuevo la máquina de sondaje. Ojalá esta vez llegue. Estoy seguro que vamos a salir con vida. Espero poder comunicarme” , dice el minero en la misiva. 

“Es realmente un milagro”, expresó una de las esposas de los mineros, quienes acampan frente al yacimiento  desde el derrumbe del 5 de agosto.

Los familiares de los mineros gritaron, lloraron y celebraron abrazados el acontecimiento, que fue confirmado poco después por el presidente Sebastián Piñera, quien les mostró la prueba de vida enviada por los trabajadores.

Unas 500 personas escalaron el cerro frente la mina, donde los familiares habían escrito con rocas mensajes de esperanza, y celebraron el anuncio agitando una bandera de Chile recuperada tras el terremoto y tsunami del 27 de febrero pasado, que se convirtió en un símbolo de la fuerza y resistencia de los chilenos.

Los mineros están atrapados desde hace más de dos semanas  a 700 metros de profundidad a causa de un derrumbe que se produjo en la parte media de la mina. A ese nivel, en la parte más profunda del yacimiento, se ubica un refugio que tenía provisiones para algunos días, y donde se suponía que los trabajadores se podrían haber refugiado tras el derrumbe. “Van a salir sucios, flacos, pero enteros, con fuerza, porque los mineros han demostrado que tienen un coraje y un temple que es lo que les ha permitido mantenerse unidos”, dijo Piñera visiblemente emocionado.

Piñera, tras reunirse entre aplausos con los familiares, ratificó la noticia, blandiendo la carta enviada por los trabajadores desde el fondo de la derrumbada mina: “Esto salió hoy  de las entrañas de la montaña,  nos dice que están vivos, que están unidos y que están esperando volver a ver la luz del sol y abrazar a sus familiares”. 

“Hoy Chile entero está llorando de alegría y emoción”, agregó.

Horas después, anoche, una cámara de TV bajada por la sonda  mostró a algunos de los hombres con las luces de sus cascos encendidas y el primer plano de la cara de uno de ellos, reconocido como Florencio Ávalos, según las imágenes hechas públicas.

“Yo los pude ver. Ví a 8 ó 9 de ellos que agitaban sus brazos y que estaban aparentemente en buen estado físico”, describió el Presidente. “Muchos de ellos se acercaron a la cámara con sus rostros y los ponían como los niños cuando se acercan a una cámara de video;  pudimos ver sus ojos, su alegría, su esperanza”, explicó.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, señaló que Piñera había grabado un mensaje que se bajó con un micrófono, pero que no podía confirmar si éste había sido escuchado por los mineros.

“Ahora tenemos  que llegar con hidratación, con alimentos, iluminación y comunicación. Pero lo más importante ya llegó: el apoyo moral. Los mineros saben que estamos trabajando por su rescate. Saben que es cuestión de días para recuperarlos”, añadió.

Andrés Sougarret, ingeniero a cargo de las operaciones de rescate, dijo que ayer mismo se procedía a entubar el hoyo y luego se comenzaría a enviar alimentación.

En paralelo se prepara un operativo de rescate, que no duraría menos de cuatro meses, explicó.

Para ello se utilizaría una máquina de mayor potencia a las que actualmente operan, que permitiría perforar en dirección a la galería “una chimenea de 66 cm de diámetro” en  “120 días por lo menos”. Es a través de esta chimenea que los mineros  serían sacados.

“Ellos van a tener que trabajar en su propio rescate, van a tener que limpiar los elementos que caigan por  la excavación”, dijo el operario Pedro Ramírez.

La noticia de que todos los mineros están vivos generó júbilo en todo el país. En Santiago, cientos de personas con banderas celebraban en la céntrica Plaza Italia, donde usualmente se festejan los triunfos deportivos.

Tras regresar de Atacama, anoche, Piñera asistió  al velatorio de Eduardo Morel, padre de la  Primera Dama de Chile.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)