9 de diciembre de 2017 16:29

Crece tensión entre palestinos e israelíes, pero sin inicio tercera intifada

Los manifestantes pro palestinos sostienen una bandera palestina y una pancarta que dice "Al Quds es nuestro honor" (Al Quds es el nombre árabe de la ciudad de Jerusalén, que literalmente significa "El Santo") durante una manifestación contra los Estados

Los manifestantes pro palestinos sostienen una bandera palestina y una pancarta que dice "Al Quds es nuestro honor" (Al Quds es el nombre árabe de la ciudad de Jerusalén, que literalmente significa "El Santo") durante una manifestación contra los Estados Unidos e Israel en 9 de diciembre de 2017 frente al museo Hagia Sophia en Estambul. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La tensión entre israelíes y palestinos crece, tras una jornada saldada con cuatro muertos en Gaza, y las marchas contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejaron este sábado 9 de diciembre de 2017, 150 heridos en los territorios palestinos, pero no ha dado comienzo la tercera intifada, a la que han llamado algunos de sus líderes.

Los altercados hoy se concentraron en los barrios palestinos de Jerusalén Este, donde la policía israelí a caballo, cuyo portavoz advirtió de que “respondería a toda protesta ilegal”, redujo todo conato de manifestación.

En el barrio de Salahadín una veintena de personas fueron dispersadas cuando levantaron banderas palestinas en rechazo al mandatario estadounidense, cuyo rostro tachado con una cruz portaban en carteles, después de que el pasado miércoles reconociera a Jerusalén como capital de Israel y anunciara el traslado de la embajada norteamericana a Tel Aviv.

Las bombas de sonido y los caballos por las aceras provocaron el caos en el vecindario y el cierre de los comercios cuando aumentó el número de manifestantes y jóvenes palestinos se enfrentaron a los agentes policiales arrojando latas y botellas, según pudo comprobar Efe.

Junto a la Puerta de Damasco, uno de los principales accesos a la ciudad amurallada de Jerusalén, altercados similares terminaron con la detención de 13 personas y cuatro agentes heridos.

“Bloquearon las carreteras y arrojaron piedras a los oficiales. Cuatro policías quedaron heridos y fueron tratados en el lugar de la escena”, explicó el portavoz policial Micky Rosendfeld.

Los mayores disturbios se sucedieron en Cisjordania y la Franja de Gaza, donde los jóvenes palestinos retaron al Ejército israelí, que suele responder con amplio material antidisturbios, y donde hubo 135 heridos, 25 de ellos por munición real y que fueron trasladados a centros hospitalarios, según el Ministerio de Sanidad palestino.

La portavocía militar dijo que 600 palestinos arrojaron cócteles molotov, piedras y neumáticos incendiados en protestas que calificó de “violentas” en 20 zonas de Cisjordania.

En el enclave costero se registraron las cuatro víctimas mortales que se ha cobrado hasta ahora esta escalada de tensión, dos de ellos en enfrentamientos de ayer con el ejército israelí y otros dos en bombardeos que la aviación lanzó esta madrugada contra posiciones del movimiento islamista Hamás como respuesta al disparo de cohetes desde la Franja.

El primer bombardeo de anoche provocó 15 heridos, entre ellos un bebé de seis meses, y el segundo de madrugada, dos muertos, identificados como militantes del brazo armado de Hamás, cuyos cuerpos fueron rescatados esta mañana de los escombros.
Ofer Zalzberg, analista israelí del International Crisis Group, cree que “es demasiado pronto para decir cómo evolucionarán las protestas, pero está claro incluso a la luz del número relativamente bajo de bajas y heridos hasta el momento, que aumentarán cada día que pase”.

El liderazgo palestino estudia las medidas que deben seguir a la decisión de Trump y, por el momento, el presidente Mahmud Abás, según confirmó hoy su asesor, decidió no recibir al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Estados Unidos está deslegitimado en el proceso de paz, y el titular de Exteriores, Riad Al Malki, advirtió hoy en El Cairo de que se ha convertido en parte del conflicto y ha dejado de ser un mediador.

Según dijo a Efe el portavoz de la OLP, Xavi Abu Eid, “ha habido una serie de reuniones de los comités políticos" tendentes a "aprobar los pasos a seguir ya que Estados Unidos ha decidido echar por la borda cualquier esfuerzo para lograr la paz”.
Abu Eid pidió a Europa que aproveche la reunión que tendrá el lunes el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con los titulares de Exteriores en Bruselas, para posicionarse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)