11 de agosto de 2015 06:23

Seúl refuerza seguridad en frontera con Corea del Norte

Surcoreanos protestan contra Corea del Norte en Paju (Corea del Sur) con motivo de las minas localizadas en la zona desmilitarizada la semana pasada que hirieron a dos soldados.  EFE

Surcoreanos protestan contra Corea del Norte en Paju (Corea del Sur) con motivo de las minas localizadas en la zona desmilitarizada la semana pasada que hirieron a dos soldados. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Agencia AFP

Corea del Sur reforzó la seguridad en su frontera con Corea del Norte, tras un recrudecimiento de las tensiones militares provocado por la explosión de minas que Seúl atribuye a Pyongyang.

Las autoridades surcoreanas acusaron a militares norcoreanos de haber atravesado la frontera para colocar las minas antipersona, que mutilaron a dos de sus soldados la semana pasada.

El incidente tuvo lugar en la zona desmilitarizada (DMZ), que se extiende dos kilómetros a ambos lados de la frontera. Uno de los soldados perdió dos piernas, mientras que al otro se le amputó una.

En represalia, Corea del Sur ordenó reanudar la guerra propagandística en la frontera con la puesta en marcha por primera vez desde hace 11 años de los altavoces instalados en el sector.

Corea del Norte no aprecia este tipo de operaciones. La última vez que Seúl amenazó con encender de nuevo los altoparlantes, en 2010, Pyongyang amenazó con bombardear las unidades militares afectadas.

"Reforzamos nuestras posiciones defensivas [a lo largo de la frontera] ante otra potencial provocación del Norte", declaró el portavoz del ministerio de Defensa surcoreano, Kim Min-Seok.

El ejército "responderá inmediatamente" si Corea del Norte abre fuego contra los altavoces, aseguró este portavoz, quien informó de que se instó a los residentes en el sector a extremar la prudencia y a los agricultores a abandonar los campos.

La presidencia surcoreana solicitó, por su parte, a Corea del Norte disculpas por lo que calificó de "clara violación" del acuerdo de alto el fuego, que puso fin a la guerra de Corea (1950-1953).

"Instamos solemnemente a Corea del Norte a presentar sus disculpas por esta provocación y a castigar a los responsables", declaró Min Kyung-Wook, portavoz de la presidencia.

Según la prensa surcoreana, los altoparlantes empezaron a funcionar de nuevo en 11 puntos de la frontera.

Los aparatos difunden informaciones internacionales, boletines meteorológicos, mensajes denunciando las provocaciones norcoreanas y evocando la superioridad de la democracia, según el ministerio de Defensa. Los mensajes pueden escucharse a más de 10 kilómetros a la redonda.

Durante años, los altavoces surcoreanos difundieron mensajes alabando la vida en el Sur, pero estas operaciones se suspendieron en 2004 durante un período de acercamiento entre ambos Estados rivales.

La situación en la península coreana ya era tensa ante el inicio la próxima semana de nuevas maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y Estados Unidos, que ya condenó Pyongyang.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)