25 de febrero de 2017 10:51

Seúl pedirá incluir a Pyongyang en la lista de patrocinadores del terrorismo

El líder norcoreano Kim Jong-un firma un documento de una prueba de la bomba de hidrógeno en Pyongyang. Corea del Norte anunció que había realizado con éxito su primera prueba de la bomba de hidrógeno. Foto: AFP

Imagen referencial del líder norcoreano Kim Jong-un, quien firma un documento de una prueba de la bomba de hidrógeno en Pyongyang. Corea del Norte anunció que había realizado con éxito su primera prueba de la bomba de hidrógeno. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

Corea del Sur pedirá clasificar al Norte como país que patrocina el terrorismo y denunciará su programa de armas químicas tras conocerse que el asesinato del hermano del líder norcoreano, del que Seúl acusa a Pyongyang, se hizo con el agente nervioso VX.

Según explicó el sábado 25 de febrero de 2017, un portavoz de la Cancillería surcoreana a la agencia Yonhap, la petición de incluir a Corea del Norte en la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo internacional se realizará en un encuentro multilateral el próximo lunes.

El foro reunirá ese día en Washington a los responsables diplomáticos de negociar la desnuclearización de la península coreana de EE.UU., Corea del Sur y Japón.

Corea del Norte fue incluida en la lista tras el atentado perpetrado en noviembre de 1987 por dos agentes de Pyongyang en el vuelo 858 de la compañía surcoreana Korean Air (KAL) que cubría el trayecto Bagdad-Seúl, vía Abu Dabi y Bangkok.

Los dos agentes colocaron una bomba programada en el Boeing 707 -que abandonaron durante una escala en Abu Dabi- y que cuando explotó sobre el Mar de Andamán, frente a las costas de Birmania, se cobró la vida de sus 115 pasajeros.

En 2008 la Administración Bush retiró a Pyongyang de la lista gracias a los progresos en las conversaciones a seis bandas para intentar lograr la desnuclearización del régimen de los Kim.

Corea del Sur ve ahora justificada su demanda de incluir de nuevo en este índice a su vecino del Norte, con quien está en estado de guerra técnica desde hace más de 65 años, después de que ayer la policía malasia anunciara que Kim Jong-nam falleció al ser envenenado el pasado 13 de febrero en Kuala Lumpur con el potente agente nervioso VX.

El VX es considerado como uno de los agentes nerviosos sintetizados más letales y está catalogado como un arma de destrucción masiva por la ONU, al tiempo que su producción y uso están prohibidos en virtud de la Convención sobre Armas Químicas, de la que Corea del Norte no es firmante.

Seúl también explicó a través de un portavoz de Asuntos Exteriores que planea comenzar a denunciar los programas de armas químicas de Corea del Norte "en varios foros internacionales con sede en Ginebra y otros lugares".

El ejército surcoreano considera que Corea del Norte posee un arsenal bioquímico de hasta 5 000 toneladas, lo que lo convertiría en el tercero más grande después del de EE.UU. y Rusia. "Las cosas se han descontrolado al revelarse el uso de un arma química. Por una parte, el Ejecutivo está tratando en estos momentos de dar con la verdad detrás de este caso y, por otra, está estudiando varias contramedidas", añadió el portavoz de la Cancillería surcoreana sin ofrecer más detalles.

Kim Jong-nam, hijo del fallecido líder Kim Jong-il y hermano mayor del actual líder norcoreano, falleció el pasado 13 de febrero en Kuala Lumpur después de que dos mujeres restregaran con un trapo el VX sobre su rostro en el aeropuerto de la capital malasia.

Las dos mujeres, una vietnamita y una indonesia, han sido detenidas junto a un químico norcoreano.

Las autoridades malasias reclaman además a cuatro norcoreanos, a los que acusa de planear el ataque, y han pedido interrogar a un diplomático de la embajada y un empleado de la aerolínea estatal que habrían sido vistos con los sospechosos antes de que estos huyeran del país.

Pyongyang ha negado desde el principio su implicación y ha responsabilizado a Malasia por la muerte del hermano mayor de Kim Jong-un y acusado a Kuala Lumpur de haberse confabulado con Seúl, que desde el principio atribuyó la muerte a agentes norcoreanos.

A su vez, el gobierno de Malasia ha advertido al embajador de Corea del Norte en el país, Kang Chol, que será expulsado si sigue descalificando y "escupiendo mentiras" sobre la investigación policial por la muerte de Kim Jong-nam.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)