16 de agosto de 2016 07:27

Rusia hizo un bombardeo aéreo a yihadistas sirios con base en Irán

Un fotograma de video publicado en el sitio web oficial del Ministerio de Defensa de Rusia el 14 de agosto el año 2016 muestra un bombardero de largo alcance estratégica rusa TU-22M3 lanzando bombas. EFE

Un fotograma de video publicado en el sitio web oficial del Ministerio de Defensa de Rusia el 14 de agosto el año 2016 muestra un bombardero de largo alcance estratégica rusa TU-22M3 lanzando bombas. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia AFP

Bombarderos rusos atacaron este martes 16 de agosto del 2016, posiciones yihadistas despegando, por primera vez, desde un aeropuerto en Irán, un paso más en la cooperación militar entre los dos principales aliados del gobierno sirio.

El ministerio ruso de Defensa anunció que bombarderos Tu-22M3 y Su-34 despegaron de la base militar de Hamedan, en el noroeste de Irán, para atacar en Siria posiciones del grupo Estado Islámico (EI) y del Frente al Nosra, actualmente conocido como Frente Fateh al Sham tras renunciar a su lealtad a Al Qaida.

Estos ataques aéreos permitieron, según el ministerio, destruir
"cinco grandes depósitos de armas y municiones" y campos de entrenamiento en Deir Ezor, en Sarabeq en la región de Idleb y en Al Bab, una ciudad controlada por el EI en la región de Alepo.

Los aviones rusos también bombardearon tres centros de mando en las regiones de Jafra y Deir Ezor, eliminando a
"un gran número de combatientes", según el comunicado.

Desde el inicio de la campaña militar rusa en Siria hace casi un año, Moscú intervenía sobre todo desde el aeródromo militar de Hmeimin, en el noroeste de Siria, o a través de bombardeos desde buques. El ataque del martes representa, así, el primero desde otro territorio.

El anuncio de estos bombardeos estuvo precedido de la visita el lunes a Teherán del viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Mijail Bogdanov, quien abordó junto al jefe de la diplomacia iraní Mohammad Javad Zarif el conflicto en Siria.

'Cooperación' con Estados Unidos

Rusia e Irán son los dos principales aliados del régimen sirio de Bashar al Asad, al que apoyan política, financiera y militarmente contra los rebeldes y los yihadistas.

Para Moscú, este apoyo militar comenzó a finales de septiembre de 2015 con una campaña de bombardeos aéreos en apoyo de las tropas sirias y que permitió a las fuerzas de Bashar al Asad arrebatar terreno a los yihadistas, especialmente la ciudad de Palmira.

Los estratégicos bombarderos Tu-22M3 ya habían llevado a cabo ataques en Siria, despegando desde Rusia. Pero la base de Hamedan, situada a menos 1 000 kilómetros de distancia de la frontera siria, reduce considerablemente su tiempo de vuelo.

Tras varios meses de bombardeos, el presidente ruso,
Vladimir Putin, había anunciado en marzo la retirada de la mayor parte del contingente ruso de Siria, si bien Rusia mantiene instalaciones y hombres, al tiempo que continúa sus ataques en apoyo a las tropas sirias.

Una fuente militar reveló también el lunes a la agencia de prensa Interfax que Moscú había pedido a Irán y a Iraq permiso para que misiles de crucero rusos surcaran el espacio aéreo de estos países.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, anunció el lunes que Moscú y Washington estaban cerca de alcanzar un acuerdo sobre una cooperación militar en Alepo, ciudad clave en el conflicto en la que se enfrentan las fuerzas de Damasco contra los rebeldes. Estados Unidos no ha confirmado esta información.

Shoigu no precisó las modalidades de esta cooperación, pero un alto diplomático ruso, Alexei Borodavkin, indicó a la agencia Interfax que podría tratarse de la entrega de ayuda humanitaria conjunta y de un acuerdo para diferenciar a los grupos rebeldes
"moderados" de los yihadistas en Alepo.

En esta ciudad del norte sirio, al menos 19 civiles, entre ellos
tres niños, murieron este martes en una serie de intensos bombardeos contra dos barrios rebeldes, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que no pudo precisar si el ataque fue perpetrado por aviones rusos o del régimen.

La guerra en Siria, que comenzó en marzo de 2011 tras la represión de pacíficas manifestaciones prodemocracia, ha dejado más de 290 000 muertos y ha obligado a millones de personas a abandonar sus hogares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)