26 de agosto de 2015 07:04

Reunión europea el sábado en París sobre la seguridad en los trenes

Ofiaciales de policía en la estación de tren Zuid-Midi en Bruselas el 22 de agosto del 2015 luego de que en un tren de Thalys una persona intentó atacar a los pasajeros. Foto: AFP

Oficiales de policía en la estación de tren Zuid-Midi en Bruselas el 22 de agosto del 2015 luego de que en un tren de Thalys una persona intentó atacar a los pasajeros. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Ministros de nueve países europeos abordarán el sábado en París medidas "concretas" para reforzar la seguridad en los trenes, tras el ataque contra el Thalys Amsterdam-París, cuyo presunto autor fue inculpado por tentativas de asesinatos de carácter terrorista.

Los ministros de los países que tienen conexiones ferroviarias (Francia, sus países vecinos y Holanda) se reunirán para reflexionar sobre los medios "de identificar a quienes toman el transporte público", anunció el miércoles el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

"Hay que ver si podemos organizar un dispositivo que permita controlar" a las personas que toman los medios de transporte
"más sistemáticamente" y  "de manera más coordinada", dijo.

Fichado en España por sus discursos yihadistas, el marroquí Ayoub El Khazzani figuraba también en un fichero francés de individuos radicales. No obstante, el viernes pasado pudo comprar en Bruselas un billete para el Thalys y subir con armas al tren, en el que abrió fuego antes de ser neutralizado por varios pasajeros.

El Khazzani, de 25 años, fue inculpado el martes por la noche por la justicia francesa, que retuvo el móvil "terrorista" de su proyecto y consideró que el mismo era "premeditado y de objetivo preciso".

El fiscal de París, François Molins, desestimó el martes, calificándolas de "fantasiosas", las afirmaciones del sospechoso, que dijo que había encontrado las armas de manera fortuita en un jardín de Bruselas y que sólo quería desvalijar a las pasajeros del tren, sin ninguna motivación terrorista.

El fiscal explicó que El Khazzani consultó un portal internet islámico antes del ataque, que estaba armado hasta los dientes (un fusil de asalto con cargadores con 270 balas, una pistola Luger, un cúter y una botella de 50 cl de gasolina) y que acababa de activar una línea telefónica, técnica conocida para evitar ser localizado.

Además, viajó recientemente a Turquía, "vía posible de paso a Siria", agregó Molins. Regresó a Europa el 4 de junio pasado en un vuelo procedente de Antakya, ciudad turca cercana a la frontera siria.

La investigación, que llevarán a cabo ahora los jueces de instrucción, deberá determinar "la procedencia de las armas", el "recorrido" del atacante, "las complicidades de las que gozó y sus fuentes de financiamiento", precisó Molins.

La policía belga llevó a cabo el lunes por la noche dos allanamientos en Bruselas para tratar de determinar los "lugares de estadía" de Ayoub El Khazzani. El martes, su hermana, que vive en Bruselas, se presentó a la policía belga y fue brevemente detenida antes de ser liberada.

Abogado denuncia trato "escandaloso" 
El abogado de Ayoub El Khazzani, Mani Ayadi, denunció el miércoles el trato dado a su cliente, tras la difusión de imágenes de su llegada la víspera al Palacio de Justicia de París descalzo, con los ojos vendados y esposado,

"Considero esto escandaloso y vergonzoso. Sea cual sea la naturaleza de los hechos de que es acusado, no se debe caer en un tratamiento inhumano y degradante", declaró el abogado Mani Ayadi.

Las imágenes de la llegada del sospechoso al Palacio de Justicia de París, difundidas por el canal de información
I-Télé, mostraban a El Khazzani saliendo de un vehículo de la policía y entrando al edificio por un patio interior entre la escolta policial. El hombre, vestido de azul claro, estaba descalzo, con los ojos vendados y con las manos esposadas en la espalda.

Según el abogado, su cliente recibió un "tratamiento específico". "Dejarlo descalzo no era indispensable", agregó Ayadi, afirmando empero que El Khazzani fue calzado después, dentro del tribunal, en el que fue inculpado por los jueces.

La fiscalía de París indicó que cuando iba a ser trasladado al Palacio de Justicia "se le propusieron zapatos, pero él rehusó ponérselos".

Según una fuente cercana al caso, la venda en los ojos es una medida de seguridad aplicada a los sospechosos de terrorismo y de crimen organizado, a fin de que "no identifiquen los lugares ni las personas que lo acompañan".

Las autoridades francesas consideran que el ataque, ocurrido el viernes por la tarde entre Bélgica y Francia, habría producido una "verdadera matanza" sin la intervención de varios pasajeros, que neutralizaron a Ayoub El Khazzani cuando salía del baño del vagón con armas en mano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)