10 de septiembre de 2014 08:15

El papa a fieles de Oriente Medio: "Derrotar la violencia con el perdón"

El Papa Francisco recibió en el Vaticano al único representante de la Iglesia Católica en la Franja de Gaza.

El Papa Francisco recibió en el Vaticano al único representante de la Iglesia Católica en la Franja de Gaza. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
EFE
Ciudad del Vaticano

El papa Francisco instó hoy, miércoles 10 de septiembre a "derrotar la violencia con el perdón", a "afrontar el odio con amor" y "responder a las armas con la oración" al dirigirse a los católicos de lengua árabe y en particular de Siria y Oriente Medio, durante la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

"El señor os recompense por vuestra fidelidad y os dé valor en la lucha contra las fuerzas del maligno y abra los ojos a los que el mal ha dejado ciegos para que vean la luz de la verdad y se arrepientan de los errores cometidos", invocó el papa tras el resumen de la catequesis en árabe.

Tras la audiencia también saludó a un grupo de militares de la Marina Italiana y destacó la "admirable labor que hacen por los hermanos que buscan esperanza", en referencia al dispositivo "Mare Nostrum" que patrulla el Mediterráneo para socorrer a las embarcaciones de inmigrantes.

La audiencia estuvo centrada en el papel de la Iglesia católica como educadora a través de las obras de misericordia.
"La Iglesia nos enseña a dar de comer y beber a los que tienen hambre y sed; vestir al que está desnudo. Nos enseña a estar cerca del enfermo, ya sea en un hospital, en una residencia o en la propia casa", dijo.

Y continuó: "Nos enseña a visitar al encarcelado, mirándolo en su humanidad, pues sólo la misericordia puede cambiar el corazón y hacer que una persona vuelva a insertarse en la sociedad. Por último, la Iglesia nos enseña también a estar cerca del abandonado o del que muere solo".

Francisco puso entonces el ejemplo de la beata Teresa de Calcuta que encontraba gente moribunda en la calle "a la que le estaban empezando a comer los ratones y se los llevaba a casa para que muriesen limpios, tranquilos, recibiendo caricias y en paz".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)