24 de octubre de 2015 19:24

Patricia se apaga en tierras mexicanas tras dejar daños materiales menores

Un restaurante fue parcialmente destruido en Las Manzanillas, en el estado de Jalisco, México por el paso del huracán Patricia. AFP

Un restaurante fue parcialmente destruido en Las Manzanillas, en el estado de Jalisco, México por el paso del huracán Patricia. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia EFE

Tras dejar pocos daños materiales a su paso por México y sin causar víctimas mortales, el huracán Patricia, que impactó ayer, viernes 23 de octubre en ese país, sigue perdiendo fuerza y ya es baja remanente mientras avanza por el norte, donde se espera que se disipe en las próximas horas.

De esta manera, los estados más afectados ayer por el embate del ciclón -Jalisco, Colima, Nayarit y Michoacán- recuperan paulatinamente la normalidad con el restablecimiento de las operaciones en sus principales infraestructuras y la reapertura de locales comerciales y hoteles.

Asimismo, vuelven a su día a día los miles de habitantes de la zona y turistas que ayer fueron evacuados y pasaron la noche en albergues instalados en Jalisco, Colima y Nayarit.

No se han reportado víctimas mortales tras el paso de Patricia, que fue calificado de "superhuracán", si bien las autoridades han recalcado que el saldo es todavía preliminar.

"No levantemos todavía banderas blancas, siguen todavía vientos fuertes, sigue todavía un mar picado, olas grandes y lluvias. Estemos alertas", remarcó hoy en rueda de prensa el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, llegó la tarde del sábado a Manzanillo, en el estado de Colima, a fin de "supervisar personalmente" las acciones del Gobierno Federal tras el huracán Patricia, que ayer levantó todas las alarmas al acercarse a costas mexicanas con vientos de hasta 325 kilómetros por hora y rachas de 400.

Está previsto que Peña Nieto visite varios puntos de Colima y probablemente la zona costera de Jalisco, estado por donde tocó tierra el meteoro ayer sobre las 23:00 GMT (18:00 hora de Ecaudor) por la comunidad de Emiliano Zapata.

El mandatario está acompañado de varios miembros de su gabinete, entre ellos el ministro de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, así como el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, José Antonio Meade, y de Ruiz Esparza, quien coordinó las labores de prevención y atención en Jalisco.

Desde el municipio de Armería, en Colima, el mandatario anunció que se llevará a cabo un censo para conocer los daños y afectaciones que sufrieron los inmuebles de los habitantes del estado, según recogen varios medios locales.

Asimismo, aseguró que se prestará "el apoyo necesario a toda la población", se ayudará a reparar las viviendas más afectadas, y agradeció a la ciudadanía haber atendido las recomendaciones de Protección Civil.

En este primer balance, Ruiz Esparza destacó que no hay "incidentes mayores", si bien se registraron deslaves en algunas carreteras, caídas de árboles y postes eléctricos, desperfectos en edificaciones precarias e inundaciones.

Tras menos de 24 horas de que el huracán Patricia tocara tierra, tanto los aeropuertos como las carreteras de este estado y los de Michoacán, Colima y Nayarit funcionan "casi con normalidad", detalló.

Las terminales aeroportuarias de las ciudades de Puerto Vallarta -de donde se evacuaron 8.500 turistas por tierra y aire- Colima y Tepic están operativas, si bien aún falta solucionar algunos problemas de inundaciones en las pistas, especialmente en el aeródromo de Manzanillo, donde también se anegó el acceso carretero a la instalación.

Mientras, los aviones comerciales y de las fuerzas armadas siguen trasladando de forma gratuita a personas que deseen regresar a sus casas, mientras que las carreteras permanecen libres de peaje para facilitar la movilidad de aquellos que quieran salir de la zona.

En tanto, se está trabajando en algunos puntos de carreteras y autopistas de Colima y Jalisco donde acontecieron deslaves y caídas de árboles, mientras que los puertos marítimos no presentaron daños, informó el titular de la SCT.

Durante el paso de Patricia hubo también interrupciones intermitentes del servicio de comunicaciones a raíz del corte de suministro de energía eléctrica a 236.000 usuarios como medida de precaución.

Aunque no se han reportado incidentes de gran relevancia, el exceso de lluvia ha generado inundaciones, desbordamientos y bloqueo de puentes, afectando sobre todo a comunidades pequeñas.

Es el caso del poblado de Mascota, ubicado a unos 100 kilómetros de Puerto Vallarta, de donde fueron evacuadas 600 personas por el desbordamiento de un río aledaño, que dañó 250 viviendas, indicó el secretario de Gobierno de esa entidad, Roberto López Lara.

El poblado de Quitupan, en la zona sur de la entidad, se registró el desborde de un río sin reporte de víctimas humanas ni de daños en la infraestructura, y en San Sebastián del Oeste se destruyó un puente que conecta con el municipio, por lo que los habitantes permanecen incomunicados, informaron a Efe fuentes estatales.

Aunque pendientes de estas contingencias, el occidente de México se prepara para volver a su día a día tras el paso de Patricia, que trastocó ayer la cotidianidad de miles de personas.

Hoy, un centenar de hoteles de la turística Puerto Vallarta reanudó sus actividades desde primera hora, y el próximo lunes, si se garantiza que las instalaciones escolares están en buenas condiciones, se espera que miles de alumnos regresen a clases

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)