15 de julio de 2015 21:11

Parlamento griego aprueba ajustes y allana camino para rescate financiero

Aspecto de las protestas en las calles de Atenas. Foto: EFE

Aspecto de las protestas en las calles de Atenas. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El Parlamento griego aprobó una serie de reformas y medidas de ajustes exigidas por los acreedores internacionales para que Atenas reciba un tercer paquete de ayudas.

Después de un debate de más de cuatro horas, el programa fue aprobado por 229 de los 300 legisladores y rechazado por 64, mientras que hubo seis abstenciones, informaron las autoridades parlamentarias.

La aprobación del programa de reformas tuvo a su vez un costo político para la coalición del primer ministro Alexis Tsipras, que perdió su mayoría y podrá mantenerse en el poder como un gobierno de minorías. El gobierno necesitó de los votos de la oposición, ya que 32 legisladores del partido Syriza de Tsipras votaron en contra de las medidas de ajuste, mientras que seis se abstuvieron.

La coalición de gobierno, formada por el izquierdista Syriza y el partido popular de derecha Anel, conta con 162 bancas y la mayoría se logra con 151 escaños. El paquete aprobado hoy contempla medidas para ahorrar 4 000 millones de euros
(USD 3662 millones al cambio actual), entre ellas un aumento del impuesto al valor agregado y la implementación de una reforma de las pensiones.

Previamente, Tsipras amenazó ante el Parlamento con presentar su renuncia si su coalición no daba el visto bueno al programa de ajustes. El mandatario no hizo declaraciones aún tras la votación. Entre los que rechazaron las nuevas legislaciones está el ex ministro de Finanzas Yanis Varoufakis, uno de los más fuertes críticos del acuerdo con Bruselas.

El rechazo al programa provocó también la renuncia de la viceministra de Finanzas, Nadia Valavani. "Alexis, no puedo seguir", escribió Valavani, de Syriza, en una carta dirigida al primer ministro. Antes de la votación, Tsipras aseguró que fue presionado por los acreedores para aceptar este programa y no tuvo más opción que estar de acuerdo.

El jefe de gobierno aseguró que el acuerdo permitirá que Grecia pueda acceder al financiamiento por los próximos tres años y destacó el compromiso a analizar la reestructuración de la deuda del país.

"Todo ciudadano griego entiende la diferencia entre los que luchan y los que se rinden", manifestó Tsipras. "Si ustedes creen que esta extorsión es falsa, estoy abierto a discutir las alternativas. Pero si creen que es real, no hay otra opción que compartir el peso de la responsabilidad", añadió.

El nuevo ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, señaló que el actual acuerdo es más fuerte que el rescate de noviembre de 2012, pues incluye mayores compromisos por parte de los acreedores para debatir una reestructuración de la deuda.

"El lunes por la mañana fue el momento más difícil de mi vida", admitió Tsakalotos, respecto del acuerdo preliminar con los socios de la eurozona durante la cumbre en Bruselas. "Cargaré con eso toda mi vida. No sé si hice lo correcto, pero lo hicimos porque no teníamos otra elección", señaló en el Parlamento.

Tras maratónicas negociaciones, los jefes de Estado y de gobierno de la eurozona llegaron a un acuerdo que establece que Grecia debía aprobar estas medidas antes del miércoles como condición para negociar nuevas ayudas.

El proyecto de ley aprobado hoy fue elaborado en base al acuerdo del lunes, en el que se reclamó a Grecia un compromiso mayor para liberar el rescate de hasta 86 000 millones de euros (unos USD 94 000 millones).

Hasta que pueda producirse este desembolso, la Comisión Europea propuso hoy un crédito puente de 7 000 millones de euros (USD 6 409 millones al cambio actual) para que el país pueda hacer frente a los pagos más urgentes.

El dinero procedería del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF), un fondo creado a principios de la crisis del euro, precursor del que existe actualmente para proteger el euro.

Los ministros de Finanzas de la eurozona mantendrán una conferencia telefónica el jueves por la mañana para debatir la votación del Parlamento griego, así como la propuesta del crédito puente de tres meses, informó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en Twitter.

Grecia, que deberá aprobar otra serie de medidas de ajuste para el 22 de julio para cumplir con las demandas de los acreedores, necesita unos 12 000 millones de euros (USD 10 986,19 millones al cambio actual) para mediados de agosto para pagar cuentas y créditos adeudados. Mientras el Parlamento comenzaba a debatir las medidas, en Atenas se registraron enfrentamientos de grupos de manifestantes con la policía.

Un grupo arrojó cócteles molotov en el centro de Atenas, mientras otros cientos se congregaron en la plaza Sintagma para protestar contra los ajustes. La Asamblea Nacional de Francia dio hoy su apoyo a las negociaciones con Grecia para un nuevo programa de ayudas, ya que los parlamentarios se manifestaron por gran mayoría a favor del plan acordado en Bruselas.

Esta aprobación no era necesaria para el inicio de las tratativas, sino que el debate fue por deseo del gobierno socialista. El viernes, el Parlamento alemán celebrará una sesión extraordinaria para aprobar que se negocie un tercer paquete de ayudas a Grecia.

Mientras tanto, los bancos griegos no abrirán sus puertas al menos hasta el viernes, según un decreto firmado por el viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas. Los controles de capital vigentes entraron en vigor a principios de la semana pasada. Los griegos pueden retirar como máximo 60 euros (USD 54,93 al cambio actual) por día y las transferencias al extranjero sólo se pueden realizar con un permiso previo del banco central y el Ministerio de Finanzas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)