2 de marzo de 2017 21:04

Evo Morales se recupera en Cuba de sinusitis y de infección en cuerdas vocales

El presidente Evo Morales lamentó que algunos empleados del Estado entran a desempeñar sus labores "por ser amiguitos o amiguitas, pero sin ningún compromiso político". Foto: EFE

El presidente Evo Morales lamentó que algunos empleados del Estado entran a desempeñar sus labores "por ser amiguitos o amiguitas, pero sin ningún compromiso político". Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El presidente boliviano, Evo Morales, se encuentra bajo tratamiento médico en Cuba, donde el jueves fue diagnosticado de padecer un cuadro viral de sinusitis e infección en las cuerdas vocales, mientras la oposición cuestiona que acuda a la medicina de otro país.

Morales, de 57 años, viajó el miércoles 2 de marzo de 2017 a La Habana para una revisión médica a fondo, informó en conferencia de prensa el vicepresidente Álvaro García, quien precisó que los exámenes terminaron la madrugada de este jueves.

El número dos del gobierno boliviano explicó que la preocupación del mandatario surgió porque tenía "unos dolores muy fuertes, que no le dejaban dormir al presidente Evo, en la parte derecha del abdomen".

García dijo que "los resultados médicos son tranquilizantes, no tenemos por qué alarmarnos, no tenemos por qué estar sobresaltados, la salud está controlada, no es grave, ni hay complicaciones en órganos internos. Son virus que serán tratados".

Morales estará de cuatro a cinco días bajo reposo, añadió el funcionario que no especificó de qué tipo de virus se trata.

El gobierno había señalado que los cambios bruscos de temperatura sufridos por el presidente boliviano en los frecuentes viajes entre el frío de los Andes y el calor de los llanos, serían una de las causas de su malestar.

Morales estuvo "durante más de un mes y medio, tratándose en Bolivia con más de cinco especialistas en el área de otorrinolaringología, sin los resultados esperados", dijo de su lado, la oficialista Gabriela Montaño, presidenta de la cámara de Diputados.

El mandatario tomó la alternativa de recurrir a la medicina cubana, un país con el que ha establecido estrechos lazos políticos, ideológicos y económicos.

Muy "lejos" para una infección

Tras el traslado imprevisto de Morales a Cuba, la oposición deslizó sus dudas sobre las condiciones del viaje y sobre las dolencias del gobernante y consideró también que la medicina boliviana no está detrás de la cubana.

"Llama la atención el viaje", dijo el senador opositor Oscar Ortiz, aunque aclaró que su intención no era especular por un asunto sensible como la salud presidencial. "Difícilmente se tendría que haber ido tan lejos para una afección de garganta", estimó el legislador, tras pedir más claridad del Ejecutivo.

Oscar Urenda, secretario de Salud de la región Santa Cruz (este) , gobernada por la oposición, criticó a Morales por no utilizar los servicios de salud de su país y por haberse operado de la rodilla en Cuba hace tiempo.

Está dando la señal de que "no confía en nuestros especialistas", agregó.

En medio de las críticas opositoras, la ministra de Salud, Ariana Campero, exigió no generar polémica con el tema y respetar la decisión de Evo Morales.

Morales también fue operado en Bolivia en 2016 por una rotura de ligamentos, mientras que en 2013 padeció un desgarre fibrilar y en 2011 una inflamación en el tendón rotuliano.

Anteriormente había sido sometido a una cirugía de nariz por lesiones ocasionadas en el fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)