8 de febrero de 2017 20:56

Cristina Fernández suspende viaje a Croacia en pleno escándalo por conversaciones telefónicas

Cristina Fernandez de Kirchner, en el 2014, cuando era presidenta de Argentina. Foto: Archivo / AFP

Cristina Fernandez de Kirchner, en el 2014, cuando era presidenta de Argentina. Foto: Archivo / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) notificó el miércoles 8 de febrero de 2017 a la justicia de ese país, que ha decido suspender un viaje que tenía planificado a Croacia luego que se desatara un escándalo político por la filtración de conversaciones telefónicas que la tienen como protagonista.

Fuentes de la defensa de la exmandataria confirmaron a Efe que sus abogados presentaron hoy un escrito ante los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini, que investigan a Fernández en distintas causas, para avisarles de su decisión de no viajar.

La exjefa de Estado había notificado previamente a la justicia argentina de su decisión de viajar a Croacia entre el 14 y el 24 de febrero junto a su hija, Florencia.

Las fuentes consultadas por Efe indicaron que la decisión de la exmandataria de no viajar a Croacia no está relacionada con las causas en curso en la que es investigada sino que obedece a la necesidad de sus abogados de tenerle cerca para "confrontar el espionaje de escuchas y avanzar en tal sentido".

El escándalo se desató dos semanas atrás con la filtración en algunos medios de comunicación de conversaciones telefónicas entre Fernández y Oscar Parrilli, quien se desempeñara primero como secretario general de la Presidencia (2003-2014) y luego como jefe de los servicios de Inteligencia argentinos (2014-2015).

Esas conversaciones fueron ordenadas a mediados del año pasado por un juez que investiga a Parrilli por el presunto encubrimiento a un exprófugo.

Parrilli denunció este martes en una rueda de prensa que las filtraciones forman parte de un mecanismo de persecución a dirigentes políticos, en particular a la expresidenta.

En el escrito presentado hoy ante los tribunales, Fernández sostuvo que Argentina vive una "crisis institucional" en la que "las garantías constitucionales se ven seriamente amenazadas", un cuadro que, alegó, le obliga a actuar con el "mayor grado de responsabilidad política y personal".

La Corte Suprema argentina solicitó hoy informes por las filtraciones tanto a la oficina encargada de interceptar comunicaciones y como al magistrado que investiga a Parrilli, Ariel Lijo.

Cristina Fernández debe presentarse el próximo 7 de marzo a prestar declaración indagatoria ante el juez Bonadio en una causa que la investiga por presunto lavado de dinero y cohecho mediante supuestos negocios irregulares con empresarios de la obra pública a través de la empresa familiar Los Sauces.

La exmandataria está también procesada en una causa que lleva adelante el juez Ercolini por presunta asociación ilícita y administración fraudulenta relacionada con la concesión de obras públicas durante su mandato.

Además, Fernández está procesada en una causa por supuestas irregularidades en operaciones del Banco Central relacionadas con contratos de dólar futuro durante el final de su mandato, una investigación por la que hoy la fiscalía pidió su elevación a juicio oral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)