27 de junio de 2016 17:01

Neopanamax panameño abre tránsitos regulares por el Canal de Panamá

Momentos de la entrada inaugural del buque Cosco Shipping Panamá por la esclusa de Agua Clara en el Canal de Panamá Ampliado en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE

Momentos de la entrada inaugural del buque Cosco Shipping Panamá por la esclusa de Agua Clara en el Canal de Panamá Ampliado en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

Un buque neopanamax de gas licuado de petróleo (GLP), el Lycaste Peace, de bandera panameña y propiedad de línea Nippon Ysen Kaisha (NYL Line), es el primero en transitar regularmente por el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá inaugurado de forma oficial ayer.

El Lycaste, procedente de Houston (EE.UU.) y con destino en Hitachi (Japón), ingresó a las 11:00 GMT (06:00 hora de Ecuador) a la esclusa de Agua Clara, en el sector Atlántico, para salir por la esclusa de Cocolí, en el Pacífico, unas siete horas después, precisó a Efe un portavoz de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El buque "tiene una eslora (largo) de 230 metros y una manga (ancho) de 37 metros, y fue el primero de las más de 170 reservas existentes por el Canal ampliado", indicó este lunes un comunicado de la ACP.

"Seguido del Lycaste Peace, transitó también este lunes el buque de GLP Passat, de bandera de Islas Marshall, que mide
226 metros de eslora y 37 metros de manga", agregó el comunicado de la Autoridad de la vía interoceánica, por donde pasa cerca de 6 % del comercio mundial.

La ACP inauguró ayer el tercer juego de esclusas con el tránsito del neopanamax chino Cosco Shipping Panama, con capacidad de más de 9 400 contenedores, con una fastuosa ceremonia a la que asistieron una decena de gobernantes, el rey emérito de España, Juan Carlos I, y 20 000 espectadores distribuidos en las nuevas esclusas.

La ampliación permite el paso de barcos de hasta 13 000 contenedores, el triple de los más grandes que pasan por el canal centenario, y duplica la capacidad de transporte de carga anual de 300 a 600 millones de toneladas, de acuerdo con la administración de la vía panameña.

Las nuevas esclusas, el principal proyecto de la ampliación, fueron construidas por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la empresa española Sacyr e integrado por Salini Impregilo de Italia, Jan De Nul de Bélgica y CUSA de Panamá, por un contrato de USD 3 118 millones, aunque el consorcio ha presentado reclamos económicos por más de
USD 3 400 millones adicionales.

La ACP informó que para los próximos meses hay reservas de
170 buques para transitar por el ensanche, la mayoría portacontenedores, el segmento que representa casi el 50 % de los ingresos de la vía interoceánica.

Pero también hay al menos 17 de GLP, uno de los segmentos cuyo auge, junto con el gas natural licuado (GNL), representa una buena oportunidad de negocio para el Canal, ha dicho el administrador de la ACP, Jorge Quijano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)