6 de febrero de 2017 23:02

Cristina Fernández aseguró en un video que quieren proscribirla políticamente

Cristina Fernandez de Kirchner, en el 2014, cuando era presidenta de Argentina. Foto: Archivo / AFP

Cristina Fernandez de Kirchner, en el 2014, cuando era presidenta de Argentina. Foto: Archivo / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Agencia EFE

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) grabó el lunes 6 de febrero de 2017 un video en el que se muestra, paso a paso, realizando una diligencia judicial en una de las causas que le afectan y en el que remarca que es víctima de una "persecución feroz" que tiene como fin proscribirla políticamente.

Como ya ha realizado en alguna otra ocasión, la exjefa de Estado publicó en su cuenta de Facebook unas imágenes en las que, en poco más de ocho minutos, muestra su disconformidad por su situación en los tribunales, que define como "todo un armado mediático judicial y de servicios de inteligencia puestos al servicio de tapar la realidad perseguir y hacer control social".

Fernández, que desde hace meses denuncia que el gobierno de su sucesor, Mauricio Macri, está detrás de su "persecución" en los juzgados, retransmite su visita a una oficina de la sureña ciudad en la que vive, Río Gallegos, para repetir un trámite que el pasado noviembre se tornó polémico.

Se trata del registro de sus huellas en el marco de una causa que investiga presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central durante su gobierno, por la que está procesada.

En un primer momento, el juez Claudio Bonadio la citó para realizar esa gestión en Buenos Aires hace tres meses, pero después de que Fernández no se presentara -alegando que vive a 2 500 kilómetros de Buenos Aires y podía hacerlo en su ciudad-, el magistrado le pidió que fuera bajo "apercibimiento" de ser trasladada si no por las fuerzas de seguridad.

Finalmente, la expresidenta acudió a los tribunales de la capital argentina pocos días después, pero según confesó hoy, le han notificado que la diligencia no salió bien.

"Bonadio me citó a hacer lo mismo en (los tribunales de Buenos Aires) Comodoro Py y tuve que ir, pese a que me lo podían hacer acá, y no me las tomaron bien. Salieron mal. Ni eso siquiera hacen bien. Ahora me notifican que puedo hacerlo con un certificado de reincidencia a cinco cuadras de mi casa", recriminó hoy la exmandataria.

Ya en la oficina judicial, y tras mostrar todo el trayecto en en vehículo desde su casa, se ve a la viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) tomándose la huellas y elogiando la tecnología de la que está provista la instalación, que remarca fue inaugurada y equipada en 2014, durante su Gobierno.

"Fijate qué simple que era, en Río Gallegos, al lado de mi casa. Una licenciada en criminalística sentada acá me toma digitales las huellas", añade.

Tras preguntarse que "por qué Bonadio hizo todo lo que hizo", Fernández relata como primera razón el "lograr la foto de ingreso a tribunales", al igual que en otra ocasión que le hizo viajar a Buenos Aires "únicamente" para notificarla personalmente de su procesamiento.

La anterior presidenta hace referencia a su más reciente citación, a ella y sus hijos, entre otros, para declarar como imputados por presunto lavado de dinero y cohecho en una causa que investiga supuestos negocios irregulares con empresarios de la obra pública a través de la empresa familiar Los Sauces.

"Este es un gobierno de fotos. (...) De la misma manera que ahora han citado a declaración indagatoria a mis hijos. A los dos juntos el 6 de marzo, para que el 7 vos veas en la tapa del diario a Máximo y Florencia entrando a tribunales", reprocha.

"Y al día siguiente yo, la familia completa, y la publican el Día Internacional de la Mujer. La foto debe de ser la tercera, cuarta, quinta o sexta foto de entrada a tribunales, y así seguirá por el tiempo de los tiempos", asevera.

A su juicio, las causas que la mantienen ligada a los tribunales son "una mezcla de todo un poco".

"De persecución feroz, con objetivos de proscripción. Tiene como objetivo tapar todo lo que está pasando, porque si sacan a mis hijos y a mí en tapas (no) tienen que sacar la desocupación, falta de trabajo, oficinas que cierran...", agrega, al tiempo que a la cuestión de las fotos "le han agregado un condimento nuevo, las escuchas".

Ya el pasado 26 de enero denunció penalmente un plan de "espionaje político y persecución" contra ella después de que se filtrara en los medios un audio con una conversación telefónica entre ella y su exjefe de Inteligencia, Óscar Parrilli.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)