18 de junio de 2016 10:42

En EE.UU. jóvenes con estatus migratorio irregular mejoraron su vida

Muro fronterizo de EE.UU.: El único objetivo de esta división fronteriza es impedir el paso de migrantes mexicanos y sudamericanos hacia Estados Unidos. Se construyó en 1944 y, en la actualidad, se extiende por varios kilómetros de extensión en la fronter

Muro fronterizo de EE.UU.: El único objetivo de esta división fronteriza es impedir el paso de migrantes mexicanos y sudamericanos hacia Estados Unidos. Se construyó en 1944 y, en la actualidad, se extiende por varios kilómetros de extensión en la frontera Tijuana–San Diego (California). Foto: ourlatinamerica (wikki commons).

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

"Ahora me siento libre y puedo caminar sin miedo", aseguró la colombiana María Angélica Ramírez, quien vivió 13 años indocumentada en Miami hasta acogerse a un beneficio migratorio otorgado a jóvenes llegados a Estados Unidos siendo niños, y a quienes se les concede un estatus temporal, permisos de trabajo y, en algunos estados, licencias de conducir.

Ramírez es una de los 728 000 jóvenes beneficiados con el programa de Acción Diferida (DACA) desde que se puso en marcha el 15 de junio de 2012, según el Centro para el Progreso Americano. Son 1,16 millones quienes estarían en condiciones de aplicar a él. La mayoría de "soñadores", como se les llama a los beneficiarios de este programa federal, viven en California, Texas, Illinois, Nueva York y Florida, pero existen en los 50 estados del país, donde sus contribuciones tienen un fuerte impacto económico, según un estudio del profesor Tom K. Wong, de la Universidad de California.

El programa Acción Diferida (DACA), anunciado hace cuatro años por el presidente de EE.UU., Barack Obama, transformó la vida de miles de jóvenes soñadores, que lograron salir de las sombras y mejorar sus oportunidades educativas y de empleo, según ellos mismos lo expresan.

Más de dos tercios de los jóvenes que recibieron la protección han conseguido trabajos mejor pagados, con salarios que aumentaron hasta 45%, algo que estimula el crecimiento económico del país y se traduce en una mayor recaudación impositiva, señala el estudio.

En el caso de Ramírez, DACA le permitió acceder a un mejor trabajo y "apuntar más alto", dijo, al tiempo que puede estudiar en el centro universitario Miami Dade College (MDC), con una matrícula que le cuesta lo mismo que a los residentes en el estado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)