8 de marzo de 2016 19:21

Las mujeres pidieron menos flores y más derechos en su día

Las marchas por el Día Internacional de la Mujer se registraron en varios países del Mundo. En Buenos Aires, Argentina, las mujeres protagonizaron una multitudinaria marcha el martes 8 de marzo del 2016. Foto: EFE

Las marchas por el Día Internacional de la Mujer se registraron en varios países del Mundo. En Buenos Aires, Argentina, las mujeres protagonizaron una multitudinaria marcha el martes 8 de marzo del 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome

Marchas, charlas, venta de flores y chocolates. El Día Internacional de la Mujer fue festejado este 8 de marzo del 2016 de distintas maneras en
. Es además, un día en el que, según tres representantes de movimientos de mujeres del país, es necesario hacer una evaluación de los logros obtenidos y de lo que aún falta por hacer. Las tres mujeres coinciden en algo: no hay qué festejar.

Francisca Morejón, de la Red de Mujeres Políticas del Ecuador

“Este día debe tener una concepción especial para las ecuatorianas. Es un día de reivindicación de derechos. No hay que festejar porque realmente este ha sido un tiempo de retroceso. Las leyes que pensamos que en un gobierno progresista como el que se decía, hubiesen sido posible conseguir, fueron un fiasco. Por ejemplo, el conseguir despenalizar el aborto en caso de violación.

Ha sido como volver 30 años en el pasado. El gobierno actual lo que ha hecho es menospreciar a la mujer como sujeta de derecho. Se ha tratado de desarrollar un plan para la erradicación de la violencia que no tiene financiamiento, por lo cual es un plan fallido. Las casas de acogida para las mujeres, han sido cerradas. Todo eso significa retroceso más todavía en violencia política ya que no se permite a las mujeres hablar.

Las mujeres somos silenciadas por el solo hecho de apoyar lo que las mujeres. Quisiera saber cuántas mujeres asambleístas o ministras pueden ejercer su poder sin que haya una decisión patriarcal que le haga desviar su criterio.

En un día como el de hoy nos afora el dolor. No es un día de festejo, sino de reivindicación. Un día para recordar históricamente lo que ha sido la lucha de las mujeres. Un día para decir: el lugar de darme una rosa, quiero me apoyes.

Leandra Macías Leiva, Movimiento de Mujeres y Feministas del Ecuador

A lo que apela el movimiento es que no se celebre este día porque la vida de las mujeres aún no se respeta. Aún hay diferencias salariales, todavía nos matan, nos violan... Pero sí es un día para conmemorar y hacer una revisión puertas adentro de lo que está ocurriendo en la sociedad y en el país para ver cuánto se ha avanzado o retrocedido.

El tema es complejo porque la administración de los consejos es complicada, cuentan con partidas presupuestarias reducidas. Además, un concejo es algo con poco peso. De ahí, la gran queja de las mujeres. Evidentemente ha habido avances, si comparamos nuestra situación, con lo que debieron enfrentar nuestras abuelas, pero aún queda mucho por hacer.

En temas de violencia, Ecuador tuvo una época de esplendor cuando había comisarías y justicia especializada, para tratar ese tipo de temas. Hoy hay juzgados especializados en la familia pero no tienen la prontitud que tenían las comisarías. Aún nos falta mucho. Debe darse importancia a la institucionalidad del genero, de lo contrario el tema va a seguir siendo marginal. Hoy, en la Corte Nacional, se ratificó la sentencia de 25 años contra el asesino de Angélica Balladares. Eso es un progreso, pero es uno en cien casos. Se debe seguir luchando.

Rocío Rosero, presidenta de Acción Ciudadana Democracia

No somos partidarias de la celebración sino de la conmemoración. Celebrar significaría decir que ya está todo hecho y que ya está todo bien, cuando no es así. Ha habido mucho retroceso. La gente debe tomar conciencia de que hay la necesidad de un cambio en las conductas sociales. Lo que sí hay que conmemorar son las luchas ancestrales que reivindicaron a la mujer. Este es un día para decir con nuestra voz “menos flores, más derechos”.

Todavía hace falta aspectos relacionados con la libre asociación de la mujer. El reconocimiento de su autonomía, sin tutelaje de partidos ni de gobiernos. Las mujeres hemos mostrado en los últimos 40 años que podemos construir democracia. Hemos aportado para reabrir la democracia hemos estado pendientes en la elaboración de la Constitución del 98 y 2008. No queremos que lo que hemos avanzado se retroceda.

Todavía hay una agenda legislativa pendiente en todo lo que tiene que ver con el derecho de una vida libre de violencia. Al momento, estamos trabajando en una propuesta de ley y en otras formas de mejorar las capacidades de la participación y la presencia de mujeres en agendas políticas de todos los sectores. Las mujeres somos más que dadoras de vida. Queremos que los hombres aprendan a compartir el trabajo domestico las tareas y cuidado de hijos e hijas.

Las reformas que se pretenden hacer respecto a la licencia por maternidad buscan aumentar la dependencia de la mujer al hombre y eso no se puede aceptar. La violencia de género es la peor pandemia de la sociedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)