5 de December de 2009 00:00

Las mujeres detrás de la Feria de Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ana María Carvajal.  EL COMERCIO

Años atrás fueron reinas. Su belleza y simpatía hacen que muchos vuelvan la mirada, les sonrían y se quiten el sombrero para saludarlas. Pero María Sol Corral, Macarena Valarezo y María Cristina de la Paz no solo disfrutan  de las corridas sino que también son parte del numeroso personal que trabaja por la fiesta taurina.

Por siete años Macarena Valarezo, concejala y ex Reina de Quito,  fue parte de la Comisión Taurina del Municipio. Fueron épocas de mucho trabajo y tensión.

Aunque este año ha tenido bajo su cargo responsabilidades como la organización del Tedéum (ayer en la iglesia de La Merced), esta vez puede disfrutar las corridas.

Entre sus toreros favoritos están El Fandi y Castella. Resalta que este año la Feria ha estado muy bonita, y considera que la corrida de ayer ha sido la mejor hasta ahora por el indulto del toro de Castella, “un hipnotizador de toros” .

Quien vive hoy correrías similares a las de Valarezo en otras ferias es la concejala María Sol Corral, ex Miss Ecuador. Es la única mujer de la Comisión y es clara en su misión: “Nuestro trabajo no es ver los toros sino ver que todo esté bien. Vigilamos  que no haya excesos en el control, por ejemplo. Nuestra responsabilidad es velar por el buen nombre del Municipio de Quito”, asegura.

Aunque eso no implica que no  pueda concentrarse a ratos en lo que ocurre en el ruedo, su atención no deja de estar en los graderíos y en estar informada de todo lo que sucede afuera.  Su trabajo dentro de la organización de  las fiestas de Quito se inició con la nueva administración. Cuenta que el Municipio ha planeado más de 150 eventos en la ciudad, que terminarán el 6 de diciembre.

Y para estar pendiente de que todo salga según lo previsto, Corral inicia cada jornada a las 05:30 de la mañana y la termina a las 00:00. Aún así, el trajín y el cansancio no han dejado marcas en ella. La gente en la plaza de toros la ve tan radiante como si el extenuante trabajo no la afectara.

Otra ex Reina de Quito que vive unas fiestas ajetreadas es María Cristina de la Paz. Es estudiante de Biología, pero fue contactada para trabajar en la Feria vendiendo espacios publicitarios y  organizando que todo esté en orden con los auspiciantes. Este ha sido un trabajo distinto para ella, pues como Reina buscó auspicios para una fundación. Esta vez, la tarea ha sido empresarial.

Por ello, estas han sido jornadas de aprendizaje sobre mercadeo, publicidad y ventas. “Ha sido muy agitado porque la feria es muy intensa. Los clientes exigen que todo esté perfecto”, asegura.

Aunque ‘Titi’, como la llama la gente, no se considera una gran aficionada a los toros, disfruta de una buena tarde. Le gusta el estilo de José Tomás al torear y también cuando ve a El Fandi y a El Juli. No puede evitar entristecerse cuando un torero falla al matar o cuando hay algún accidente, pero respeta a la feria como “una tradición importante de la capital”.

Tanto ‘Titi’ como Macarena y María Sol conservan la costumbre de lucir igual de radiantes que cuando portaban sus coronas. Muchos no conocen su trabajo en estos días, pero alistan su mejor sonrisa para saludar a la realeza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)