6 de noviembre de 2015 17:59

Una mujer ecuatoriana fue rescatada tras 37 días de estar secuestrada en Colombia

Los hijos de María Teresa abrazan a su madre tras 37 días de ser secuestrada. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Los hijos de María Teresa abrazan a su madre tras 37 días de ser secuestrada. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 37
Fernando Medina

La operación de rescate se la realizó la madrugada de hoy, 6 de noviembre del 2015. Cerca de 25 agentes de la Policía ecuatoriana y personal del Ejército de Colombia participaron en el rescate de Maria Teresa A.

Según las primeras investigaciones, la mujer, de 63 años, fue hallada en una zona fronteriza de alto peligro en el vecino país.
El ministro del Interior, José Serrano, señaló que la víctima fue secuestrada por un grupo de desconocidos el pasado 30 de septiembre cuando estaba en su hacienda en Carchi.

También detalló que los presuntos responsables del delito están siendo rastreados. Sin embargo, ya se ejecutaron seis órdenes de detención. La organización criminal tendría vínculos con el narcotráfico y guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Además, las investigaciones determinaron que un empleado de la familia de la víctima fue quien planeó por meses el secuestro. Él ya fue detenido.

A las 17:00 de hoy, 10 familiares de María Teresa A., la recibieron en las instalaciones del Ministerio del Interior, en el centro de Quito. Dos de sus hijos y su esposo lloraron cuando la vieron. Ella los abrazó por cerca de dos minutos y agradeció a todos por sus oraciones. Otros familiares también con lágrimas le entregaron cinco ramos de rosas.

El ministro José Serrano ofreció una rueda de prensa sobre el rescate  de la mujer secuestrada en Carchi. Foto: Galo Paguay/El Comercio

El ministro José Serrano ofreció una rueda de prensa sobre el rescate de la mujer secuestrada en Carchi. Foto: Galo Paguay/El Comercio

La mujer mientras secaba sus lágrimas agradeció nuevamente a Dios por permitirle ver de nuevo a su familia.

Las autoridades no dieron mayores detalles sobre las circunstancias en las que vivió en cautiverio. Pero, aseguraron que los secuestradores "pidieron a la familia una suma de dinero exuberante". El ministro Serrano también dijo que hubo una buena coordinación con la Policía y Ejército colombiano. Incluso señaló que el presidente Juan Manuel Santos conocía de la incursión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (1)