11 de agosto de 2016 16:49

Muisne se pone a prueba frente a terremotos y tsunamis

Un simulacro de evacuación por terremoto y tsunami se desarrolló este jueves 11 de agosto del 2016. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Un simulacro de evacuación por terremoto y tsunami se desarrolló este jueves 11 de agosto del 2016,  en Muisne. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Marcel Bonilla

La alerta de tsunami sonó a las 10:40 de este jueves 11 de agosto del 2016 tras un supuesto sismo. Los niños de la Unidad Educativa Alfredo Pérez Guerrero de la ciudad de Muisne se protegieron con sus manos puestas sobre la cabeza y salieron en fila hasta el patio de la escuela.

Uno a uno fue avanzado hasta el muelle de la isla con la guías de las maestras para evacuar en lanchas hasta el continente, conjuntamente con la comunidad que participó la mañana de este jueves en el simulacro de evacuación por terremoto y tsunami, que se desarrolló en este cantón de la provincia de Esmeraldas, en el norte de Ecuador. Muisne es uno de los sitios afectados por el terremoto del 16 de abril del 2016 y sus cuatro réplicas fuertes, que se sintieron el 18 de mayo y el 10 de este julio de este año.

Este ejercicio se realizó ante las vulnerabilidades que se registran en la isla de Muisne y sus comunidades costeras como Chamanga, Estero de Plátano, Galera, Bolívar, San Francisco del Cabo, Mompiche, Portete, entre otras, por encontrarse cercanas al mar, y que pueden ser directamente afectadas por un tsunami.

La reacción de la población para llegar hasta los sitios de seguros superó el rango establecido de 15 minutos. Elí Torres, director de Gestión de Riesgos del Municipio de Muisne, dice que debe mejorarse y que en so deberán trabajar con los más de 7 000 habitante de la isla.

Un simulacro de evacuación por terremoto y tsunami se desarrolló este jueves 11 de agosto del 2016. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Betto Estupiñán, responsable de la Secretaría de Gestión de Riesgos en Esmeraldas, dijo que se deben optimizar aspectos como la participación mayoritaria de la población y definir de mejor manera las rutas de evacuación.

A la simulación se sumó la cooperativa de transporte fluvial de Muisne con sus 15 embarcaciones, una gabarra del Municipio que sacó a unas 200 personas y los botes de pescadores que llevaron a otro grupo hasta la zona continental, a 500 metros de la isla.

Los estudiantes y población corrieron hasta los albergues conocidos como Muisne 3, para ponerse a buen recaudo. Ese lugar fue seleccionado como zona segura por los organizadores del simulacro.

El aporte de la Armada, Policía y Cuerpo de Bomberos fue importante para controlar el orden. Ellos hicieron que se guardara la calma de la población evacuada. Los bomberos hicieron una simulación de personas heridas que trasladaron en camillas y el uso de una ambulancia.

El muisneño Pedro Mite dijo que si se contara con un puente que uniera la isla con el continente fuera mejor y más rápida la evacuación de las familias que habitan en la isla. “Creo que al subir a una embarcación deprisa, podrían causar siniestros en las lanchas y las pérdidas de vidas humanas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)