20 de marzo de 2015 14:09

Diez muertos, cinco de ellos gendarmes, en una emboscada en oeste de México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Ulises Zamarroni
México

Hombres armados emboscaron la noche del jueves a un convoy de la Gendarmería en el oeste de México, desatando un enfrentamiento en el que murieron cinco uniformados, tres supuestos agresores y otras dos personas ajenas al choque, informaron el viernes autoridades.

“Se reporta el fallecimiento de cinco elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal y de tres civiles, cuyos cuerpos portaban fornituras con cartuchos y equipo táctico”, además del deceso de dos personas que al parecer eran ajenas al enfrentamiento, indicó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) en un comunicado.

Otros ocho gendarmes resultaron heridos en la balacera ocurrida en el municipio de Ocotlán (estado de Jalisco) , uno de ellos de gravedad, agregó.

El choque se originó durante un patrullaje de siete unidades de la Gendarmería por el centro de Ocotlán, situado a 80 km de Guadalajara -capital de Jalisco-, cuando fueron atacados a tiros desde un vehículo.

“Al lugar se aproximaron otros individuos armados, a bordo de cuando menos una decena de vehículos, quienes también accionaron armas de alto calibre” contra los gendarmes, describió la CNS.

Los uniformados intentaron repeler el ataque detonando una balacera que se extendió por más de media hora en varias calles de este municipio de unos 93.000 habitantes, ubicado a 472 km de la capital mexicana.

Un mando de la Gendarmería desplegado en Jalisco dijo que los agentes estaban verificando un ataque previo a la policía local cuando fueron emboscados.

En el lugar fueron incautadas siete armas largas y cuatro granadas de fragmentación, además de cinco vehículos presuntamente empleados por los agresores.

Se trata del ataque más mortífero que ha sufrido la Gendarmería desde que fue lanzada el año pasado por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) para proteger zonas y sectores económicos clave de la amenaza del crimen organizado.

“Hemos tenido lamentables bajas muy menores, de un elemento en algunos eventos”, pero nada como este ataque, dijo una fuente federal a la AFP .

Región caliente

Hombres armados emboscaron la noche del jueves a un convoy de la Gendarmería en el oeste de México, desatando un enfrentamiento en el que murieron cinco uniformados, tres supuestos agresores y otras dos personas ajenas al choque, informaron el viernes autoridades.

“Se reporta el fallecimiento de cinco elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal y de tres civiles, cuyos cuerpos portaban fornituras con cartuchos y equipo táctico”, además del deceso de dos personas que al parecer eran ajenas al enfrentamiento, indicó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) en un comunicado.

Otros ocho gendarmes resultaron heridos en la balacera ocurrida en el municipio de Ocotlán (estado de Jalisco) , uno de ellos de gravedad, agregó.

El choque se originó durante un patrullaje de siete unidades de la Gendarmería por el centro de Ocotlán, situado a 80 km de Guadalajara -capital de Jalisco-, cuando fueron atacados a tiros desde un vehículo.

“Al lugar se aproximaron otros individuos armados, a bordo de cuando menos una decena de vehículos, quienes también accionaron armas de alto calibre” contra los gendarmes, describió la CNS.

Los uniformados intentaron repeler el ataque detonando una balacera que se extendió por más de media hora en varias calles de este municipio de unos 93.000 habitantes, ubicado a 472 km de la capital mexicana.

Un mando de la Gendarmería desplegado en Jalisco dijo que los agentes estaban verificando un ataque previo a la policía local cuando fueron emboscados.

En el lugar fueron incautadas siete armas largas y cuatro granadas de fragmentación, además de cinco vehículos presuntamente empleados por los agresores.

Se trata del ataque más mortífero que ha sufrido la Gendarmería desde que fue lanzada el año pasado por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) para proteger zonas y sectores económicos clave de la amenaza del crimen organizado.

Hemos tenido lamentables bajas muy menores, de un elemento en algunos eventos”, pero nada como este ataque, dijo una fuente federal a la AFP .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)