4 de junio de 2014 13:14

Las muertes violentas de taxistas conmocionan 

En la Naciones Unidas y Shyris. Ayer, a las 09:00 se detuvieron frente al semáforo ocho taxis. Otros cuatro se acercaban a la transitada intersección. Había 2 carros particulares. Mario Egas /EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 34
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Seguridad

Los crímenes de dos taxistas en Portoviejo y Esmeraldas pusieron en alerta a los conductores, más aún cuando en uno de esos casos está involucrado un policía que hasta la mañana de este martes 3 de junio estaba en servicio activo. En la tarde fue dado de baja.

Pero otras muertes de taxistas también se han dado en el país. Por ejemplo, en diciembre del 2012, en Quito fue asesinado uno de ellos. Segundo R. tenía 31 años y falleció tras recibir un disparo en el cráneo. Era de Saquisilí-Cotopaxi y su esposa decía que él trabajaba conduciendo un taxi informal, un vehículo Corsa, color plata. En ese mismo vehículo fue hallado sin vida la madrugada de un domingo.

Ese día, cerca de 120 personas viajaron casi tres horas desde el pueblo de Guanto Grande (Saquisilí) hasta la morgue de Quito para apoyar a la familia de la víctima. Segundo era líder de la comunidad en la que residen 400 habitantes.

Mujeres con niños en brazos, adultos mayores y jóvenes esperaban sentados en las veredas a las afueras de Medicina Legal, para conocer algún detalle sobre el asesinato.

Dos meses después, Juan Francisco Q., de 33 años, también murió por un ataque perpetrado por desconocidos. Su cuerpo fue hallado en el barrio San Pedro del Valle, ubicado en Nayón (nororiente).

Uno de los uniformados decía que, al parecer, la víctima fue asesinada a golpes. Una primera inspección localizó las magulladuras. El hombre tenía varias heridas en la cabeza y rostro.

Además, el pasado 19 de noviembre otro conductor fue asesinado en Santo Domingo de los Tsáchilas. Ocurrió cuando una pareja se subió al auto y al llegar a su destino los dos se alejan. Las imágenes captadas en las cámaras de los vehículos indican cómo los vuelven tras unos minutos y disparan al chofer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)