8 de octubre de 2017 15:06

La muerte de una menor de tres años genera conmoción en Esmeraldas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 12
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 3
Marcel Bonilla

El asesinato de la menor Alondra Quintero, en la parroquia Montalvo, cantón Rioverde, norte de la provincia de Esmeraldas, genera conmoción entre los habitantes de esta comunidad por la forma como fue asesinada.

Las primeras indagaciones de la Policía señalan como principal sospechosa del asesinato a una tía de la menor de nombre Karen Ch., quien fue detenida la noche de sábado 7 de octubre, por representantes de la Policía, en medio de protestas de las comunidad que reclamaba justicia.

Tras la audiencia de calificación de flagrancia realizada la noche de ayer, se ordenó la detención de la mujer, por 30 días, mientras duren las investigaciones, explicó el comandante de la Policía en Esmeraldas, Pablo Cerda.

La menor desapareció el pasado 6 de octubre de 2017 después de las 11:30, cuando estaba bajo el cuidado de su abuela materna y obligó una búsqueda en toda la población.

La desesperación tras conocer que la niña no estaba provocó un infarto a su abuelita, quien murió la tarde del viernes 6 de octubre y fue sepultada ayer en la tarde en Montalvo, en medio del dolor de los familiares.

Según testigos, mientras se realizaba el sepelio de la abuela de la menor, la niña fue hallada sin vida, metida en una funda de color negro detrás de la puerta de la sala principal de la casa de los padres de la menor.

Esa noticia hizo levantar a la población y la intervención de la Policía que analizó cada una de las pruebas encontradas. Se desconoce las razones que habría llevado a terminar con la vida de la niña.

Hasta la tarde de este domingo 8 de octubre se esperaba el informe forense para saber qué provocó la muerte de la niña que estaba mojada, por lo que se presume que fue ahogada y asfixiada.

En la población de Montalvo las escenas de dolor eran generalizas entre familiares y la madre de la pequeña Alondra, que había quedado bajo el cuidado de su abuela mientras su mama Martha Constantine, trabajaba.

“A mi hija la dejé sentada en la escalera de la casa y pedí que me la cuide mientras iba a trabajar, pero después de las 15:00 que la buscamos ya no estaba” dijo Constantine.

Según la Policía, la presunta responsable del asesinato presenta antecedentes de agresiones a otro menores, de acuerdo las investigaciones preliminares de la Policías y la Dirección Nacional de delitos contra la vida, muertes violentas, desapariciones, extorsiones y secuestros (Dinasep).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (70)
No (11)