2 de septiembre de 2014 12:45

MSF: El mundo está "perdiendo la batalla" contra el ébola

Personal sanitario usa un termómetro por control remoto para examinar a la conductora de un vehículo por si presentara los síntomas del ébola, en la ciudad de Port Harcourt (Nigeria)

Personal sanitario usa un termómetro por control remoto para examinar a la conductora de un vehículo por si presentara los síntomas del ébola, en la ciudad de Port Harcourt (Nigeria). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 21
Indiferente 136
Sorprendido 8
Contento 0
AFP

La agencia Médicos sin Fronteras (MSF) dijo hoy, martes 2 de septiembre, que el mundo está "perdiendo la batalla" contra el ébola y llamó a dar una respuesta mundial a un desastre biológico global y brindar ayuda y personal en el oeste de África.

"Seis meses con la peor epidemia de ébola de la historia, el mundo está perdiendo la batalla. Los líderes no logran tomar las medidas adecuadas contra esta amenaza transnacional", dijo la presidenta de MSF internacional, Joanne Liu, en un sesión informativa en la sede de la ONU en Nueva York.

"El anuncio (de la OMS) del 8 de agosto de que la epidemia constituye 'una emergencia de salud pública que preocupa internacionalmente' no llevó a adoptar medidas decisivas y los estados se mantienen en una coalición global de inacción".

Liu llamó a la comunidad internacional a financiar más camas para formar una red regional de hospitales de campo, despachar personal entrenado y desplegar laboratorios móviles en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

En una declaración dada a conocer paralelamente, MSF destacó la especial gravedad de la crisis en la capital de Liberia, Monrovia, donde "se necesitarían 800 camas adicionales", estimó.

"Cada día debemos rechazar a enfermos porque nuestro centro está lleno", deploró Stefan Liljegren, coordinador de la ONG en la unidad ELWA 3 en Monrovia.

Con la falta de espacio en sus clínicas hacinadas en Liberia y Sierra Leona, los pacientes siguen muriendo dentro de sus comunidades, aumentando el riesgo de contagio, destacó MSF.

"En Sierra Leona, los cadáveres, altamente infecciosos, se pudren en las calles", insistió la organización.

El virus, que se transmite por contacto con fluidos corporales infectados y contra el cual no hay ningún tratamiento o vacuna disponible, ha dejado 1.550 muertos sobre 3.069 casos censados al 26 de agosto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 694 en Liberia, 430 en Guinea y 422 en Sierra Leona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)