24 de December de 2009 00:00

El movimiento comercial aumentó antes de Navidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Un día antes de la Navidad el movimiento alrededor de los centros y locales comerciales del norte, centro y sur de la ciudad aumentó. La venta de ropa, juguetes y adornos navideños se registró con mayor intensidad  en los almacenes.
 


Los controles
148 policías  de Tránsito realizan actividades de control de vehículos y peatones en los principales centros comerciales.
Los paneles luminosos  informan sobre el espacio disponible en los estacionamientos del Centro Histórico. En el norte y sur se habilitaron nuevos espacios de estacionamiento.

En los supermercados se formaron  largas filas para pagar los productos, mientras que encontrar pavos e ingredientes para la cena navideña se tornó complicado. Los locales de ropa y zapatos estuvieron  llenos de clientes quienes continúan comprando  regalos.

Las calles del Centro Histórico estuvieron llenas  la mañana de ayer. En los Centros Comerciales del Ahorro los puestos lucían desordenados y con  clientes. En las vías, la venta informal aumentó pese a la presencia de la Policía Metropolitana, quienes no permitían que los comerciantes se estacionaran en las calles y veredas.
  
Fuera de los ‘malls’  la venta de fundas de regalo, tarjetas, gorros y luces navideñas se incrementó. En el norte y sur los informales pueden comercializar sus productos en las vías, mientras que en el Centro Histórico esta actividad está prohibida.
 
En las aceras se podía encontrar bolsas navideñas desde USD 0,50 hasta de USD 3. Los gorros navideños y las luces se podía encontrar a USD 1. El pliego de papel de regalo y las bolsas de regalo  valía USD 25, aunque en la Naciones Unidas estos precios aumentaban hasta en USD 0,5.

En el sector de La Mariscal, en el norte,  los negocios de artesanías y novedades fueron los más visitados. No obstante, pese al incremento en el flujo de personas en el sector, los comerciantes aseguraron que las ventas se redujeron en relación al año anterior. A este lugar llegaban especialmente jóvenes y turistas.

En el local de novedades de Alexandra Abad, la mayor parte de los clientes buscaba tarjetas navideñas, llaveros, jarros y peluches. “El promedio de gastos es de
USD 5”, dijo Abad.

Lo mismo ocurrió en el local de Jorge Pérez, quien aseguró que los artículos de poco valor eran los que más se vendían.
Ahí, Roberto Loja escogía una tarjeta para el cumpleaños de su novia. El joven aseguró que la crisis económica obligó a priorizar la compra de presentes navideños y que más allá del valor material, lo que cuenta es el detalle.

En las joyerías, tiendas de ropa y aparatos electrónicos había pocos clientes. La mayoría observaba fuera de las vitrinas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)