18 de septiembre de 2017 00:00

Siete días para pensar la movilidad en Quito

iego pallero/ el comercio El viernes pasado, los peatones se tomaron los parqueaderos en la calle Leonidas Plaza, sector de La Mariscal.

El viernes 15 de septiembre, los peatones se tomaron los parqueaderos en la calle Leonidas Plaza, sector de La Mariscal. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Daniel Romero

En el 2017, la conmemoración de la Semana de la Movilidad -que se realiza en varios países del mundo- coincidió con el plazo que el Municipio de Quito otorgó a los transportistas para mejorar su servicio. Pero, ¿cuál es la idea que tienen otros actores de la vía y qué alternativas tienen ante la realidad del transporte público?

El viernes 22 de septiembre será el Día Internacional Sin Auto. Antes de esta fecha, colectivos de ciudadanos, ciclistas y ­peatones, organizaron la Semana de la Movilidad Sostenible, que incluye una agenda para visibilizar otras formas de moverse en la ciudad.

Según Pamela Mendieta, peatona y una de las organizadoras del programa, la conmemoración de esta semana es importante para que la ciudadanía reflexione sobre el tipo de ciudad que quiere. “En los últimos 20 años, la ciudad dio un espacio abierto solo al auto. Es necesario que en esta semana pensemos en una mejor convivencia entre todos los actores de la vía”, dijo.

Un eje importante dentro de la movilidad es el transporte público. El próximo 6 de octubre vence el plazo otorgado por el Municipio para que los transportistas mejoren su servicio. Esto, como una condición para que se vuelva a debatir una posible alza de tarifas.

Sin embargo, para los usuarios el tema de las tarifas no es el centro de la discusión. Varios de ellos centran sus críticas en el maltrato a bordo de un bus, pero también son conscientes de que los usuarios tienen aspectos que mejorar.

Semana de la Movilidad Sostenible se realiza en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

María Isabel Vásconez es peatona. Para ella, la principal forma de moverse es el transporte público. “No es pésimo. Hay aspectos que deben cambiar en lo cultural. Por ejemplo, el simple hecho de pensar en que si no me detengo en la parada asignada puedo ocasionar mayor tráfico”, dijo.

Para Mauricio Alvarado, de la Asociación de Peatones de Quito, las políticas públicas no han sido eficaces para el mejoramiento del servicio. Su asociación ha identificado como uno de los problemas graves el correteo en las vías. “La guerra por los centavos ocasiona correteo y un riesgo. Esto debía solucionarse con la caja común”, comentó.

Una medida que se debería tomar, dice, es cambiar a otro modelo de operación en el que, por ejemplo, los choferes tengan un sueldo fijo. Esto, según la Asociación evitaría los correteos por más pasajeros.

Pero no solo los usuarios directos hacen propuestas. Como parte de la Semana de la Movilidad, otro actor de la vía es el ciclista. Para Harol Argüello, una medida que ayudaría a fomentar la bicicleta es aumentar la seguridad.

“Dejaríamos las bicicletas en los parqueaderos del Trole o de la Ecovía y seguiríamos el trayecto a pie. Pero, al menos yo, no confío en que de verdad cuidarán mi bici”, dijo.

Otra propuesta que hacen los colectivos, en el marco este espacio de reflexión, es pensar en el espacio que ocupa el auto en la ciudad. Para esto, la primera actividad que abrió la Semana de la Movilidad, el viernes 15 de septiembre, fue el Parking Day. Esta actividad consiste en dar otros usos a los parqueaderos que los vehículos tienen en la Zona Azul. El Parking Day se realizó en una cuadra de la Plaza, entre Wilson y Veintimilla, en La Mariscal. En nueve parqueaderos de la Zona Azul se colocaron mesas, plantas y juegos, para quienes circulaban por ese sector de la ciudad.

No todos estuvieron de acuerdo. Un motociclista intentó parquearse en la acera. Ante esto, los organizadores le pidieron que moviera su vehículo de ese lugar, porque estaba prohibido usarlo como estacionamiento. El motociclista, molesto, se colocó sus guantes y siguió su camino, no sin antes decir: “Están bloqueando los parqueaderos para vehículos”.

Para Daniela Chacón, concejala de Quito, una semana dedicada a este tema es una oportunidad de evidenciar formas alternativas de transporte. Ella señaló que las actividades de estos colectivos fueron socializadas con el Municipio. Sin embargo, no recibieron el apoyo que esperaban. “Ellos plantearon que se cerraran calles, por ejemplo, para algunas de las actividades. Pero no hubo la apertura”, dijo.

La Semana de la Movilidad incluye varias actividades hasta el domingo 24 de septiembre. El cierre se hará con la pintada de la ciclovía en el sur de Quito. Sin embargo, la fecha más importante será la del viernes: Día Mundial sin Auto. Los organizadores plantearon al Cabildo que ese día no se utilicen los vehículos oficiales. No han tenido respuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)