16 de diciembre de 2014 15:53

Reducción de 'tiempos muertos', clave para la movilidad en América Latina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Bogotá

El transporte público masivo en Latinoamérica debe optimizar sus "tiempos muertos" con el fin de acortar la duración de los desplazamientos totales diarios de sus usuarios, que hoy en día promedia las dos horas en grandes ciudades.

A esta conclusión llegó un estudio global de movilidad realizado durante dos semanas en 20 ciudades del mundo por Moovit, aplicación gratuita para móviles que usan más de 10 millones de personas en el mundo para planear sus viajes diarios y llegar antes a su destino gracias a la información en tiempo real que comparten entre ellos.

Moovit deja en evidencia en su estudio que para ser usuario del transporte público en América Latina, además de tener dinero para el pasaje, hay que armarse de paciencia.

Para elaborar el estudio, Moovit encuestó a más de 13 000 personas en las 20 ciudades escogidas, entre las cuales hay seis latinoamericanas (Bogotá, Buenos Aires, México DF, Río de Janeiro, Santiago y Sao Paulo).

De las ciudades que abarca el estudio, las cinco que mejores "marcas" muestran son todas europeas, con Barcelona (España) a la cabeza. Los usuarios gastan en promedio en Barcelona 63 minutos de las 24 horas del día en el transporte público, incluidos 18 de espera en las paradas y estaciones.

En el otro extremo está Nueva York (EE.UU.), con 149 minutos, de los cuales 38 minutos el usuario se los pasa esperando.

De las seis ciudades latinoamericanas, la capital chilena es la que tiene un transporte público más rápido. El usuario gasta 102 minutos de su tiempo al día, de los cuales 31 de espera.

Buenos Aires, con 107 minutos, incluidos 31 de espera como media, está en segundo lugar, seguida de México DF (112 y 30 minutos) y de Bogotá (114 y 35 minutos).

Río de Janeiro, con 134 y 41 minutos, y Sao Paulo, con 138 y 37 minutos, están en el grupo de ciudades donde la movilidad es más lenta junto a Nueva York, Toronto y Los Ángeles.

El vicepresidente Global de Mercadeo de Moovit, Alex Torres, indicó hoy, 16 de diciembre, a Efe en una entrevista telefónica desde San Francisco (EE.UU.) que esta es la tercera vez que realizan ese tipo de estudio a partir de un mensaje que se envía a los usuarios de la aplicación.

Se les preguntó no solo por el tiempo que pasan en el transporte público a diario sino qué es lo que más les frustra de su experiencia como pasajeros, que no es muy satisfactoria a tenor de las respuestas.

De los latinoamericanos los más insatisfechos (81 %) son los bogotanos, que no cuentan con metro ni trenes para desplazarse, solo con autobuses y con el sistema de transporte integrado conocido en Colombia como Transmilenio, muy extendido por América Latina.

Se trata de grandes autobuses articulados que circulan por vías exclusivas y se combinan con otros autobuses más pequeños para llevar al usuario a zonas alejadas de las líneas centrales.

No saber cuándo llegará el medio de transporte y no conocer el mejor camino son los principales motivos de frustración para los encuestados en las 20 ciudades elegidas por Moovit, que, además de las seis latinoamericanas, son Atenas, Madrid, París, Milán, Barcelona, Londres, Boston, Tel Aviv, Roma, Estambul, Toronto, Los Ángeles, San Francisco y Nueva York.

Según Torres "hay mucho trabajo por hacer, la tecnología hoy en día para movilizarse en las ciudades ha evolucionado y las aplicaciones para saber cómo llegar a un destino existen pero todavía hay desconocimiento de cómo usarlas".

En el resto de América Latina, las frecuencias y la falta de sistemas mas efectivos de transporte son los mayores problemas para los usuarios de los servicios públicos de movilidad.

Entre las iniciativas que han cambiado la cara del transporte público en América Latina está la instalación de tres líneas de teleféricos para unir La Paz con la vecina El Alto, en Bolivia, algo que ya había hecho Medellín, en Colombia.

La capital de Panamá es la última ciudad latinoamericana que se ha sumado al club de las que tienen metro, en la que ya están Buenos Aires, Santiago, Brasilia, Sao Paulo, Río de Janeiro, Lima, Medellín, México DF, Caracas y Santo Domingo, entre otras.

La Alcaldía bogotana completó este año los estudios técnicos para la construcción de la primera línea, pero su ejecución está en duda por su elevado coste, calculado en unos 7 500 millones de dólares para un trazado de 27 kilómetros.

Los autobuses, en muchos casos privados y no regulados por las autoridades, siguen siendo el principal medio de transporte en las ciudades de América Latina, pese a ser contaminantes y a contribuir en gran medida a la congestión del tráfico.

Las motocicletas también se usan para el transporte de pasajeros en ciudades de República Dominicana, donde se conocen como "motoconchos", y en Bogotá y otras ciudades de la región hay zonas de la ciudad donde operan bicitaxis para trayectos cortos.

"Uno de los efectos colaterales del progreso de las grandes ciudades del mundo es que hay un momento en que la congestión de personas y tráfico es tal, que los usuarios de transporte público gastan en promedio 30 minutos diarios en tiempos de espera y 90 minutos en desplazamientos, lo cual impacta negativamente en la calidad de vida de las personas", señala Moovit.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)