9 de noviembre de 2017 17:30

Motociclistas se movilizaron en contra de ordenanza que limita transporte de dos personas 

Los motociclistas protestaron en Guayaquil este jueves 9 de noviembre del  2017. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Los motociclistas protestaron en Guayaquil este jueves 9 de noviembre del 2017. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

Un grupo aproximado de 30 motociclistas se reunió en las calles Olmedo y Malecón, en el centro de Guayaquil, a las 11:00 de este jueves 9 de noviembre del 2017. La movilización tuvo como propósito el rechazo a la ordenanza que regula el uso de las motos en la urbe, aprobada por el Concejo Cantonal el 26 de octubre del 2017. El artículo 4 del texto limita la transportación de un acompañante de sexo masculino en ese tipo de vehículo. Sin embargo la medida todavía no ha sido puesta en práctica.

Ronald Vera, vicepresidente de la Comisión de Mototurismo de la Federación de Motociclismo del Ecuador, fue uno de los presentes en la convocatoria. A su criterio, las autoridades deben reconsiderar la medida. "Si voy a llevar a mi hermano saliendo de su trabajo y me van a citar por eso, ¿cuáles son mis derechos?", cuestionó.

Los protestantes tenían previsto dirigirse hasta las inmediaciones del Cabildo y de la Gobernación. Sin embargo, efectivos de la Policía Nacional y de la Autoridad de Tránsito Municipal les impidieron acercarse hacia esas instalaciones. Fueron desviados por la calle Sucre y se retiraron sin registrarse inconvenientes.

El 3 de julio del 2017 en el Consejo de Seguridad Ciudadana desarrollado en Guayaquil, el gobernador del Guayas, José Francisco Cevallos, anunció que debido al uso de las motos en el 60% de los delitos cometidos en la urbe, la municipalidad iba a elaborar la normativa. Según Vera, días después la autoridad mantuvo una reunión con ellos.

"Solamente tres meses iban a plantear la prohibición para ver si bajaba el índice delincuencial", dijo. En su opinión, debieron convocarlos a un nuevo diálogo antes de aprobar la propuesta.

Cristian Dávalos es integrante del club Iron Horse Rider, que agrupa a 50 integrantes. Todos los días lleva a su hijo al colegio en su moto "y no sería justo que teniendo un medio de transporte para que se dirija a sus estudios, no se permita circular". Opinó que si se trata de inseguridad, los delincuentes podrían usar cualquier otro medio de movilización.

"Lo que si nosotros podríamos hacer individualmente, es usar chalecos para identificarnos con nuestros números de placas y también en los cascos", dijo. De esa forma generan más confianza ante la ciudadanía.

En tanto, el alcalde Jaime Nebot, durante su cadena radial semanal de ayer, miércoles 8 de noviembre, indicó que el Concejo no podía negarse a colaborar con un hecho coyuntural. "Más de la mitad del ejercicio del sicariato, que es matar, se hace desde motos. Y el que dispara -generalmente- es el que va en la parte de atrás. Entonces, coyunturalmente, restringir eso está bien", dijo Nebot.

También rechazó que la normativa sea calificada como sexista. "Las estadísticas demuestran que los que disparan son los hombres y muchas mujeres van y vienen de sus trabajos precisamente en el asiento de atrás de una moto. Tampoco se puede limitar por un asunto coyuntural la circulación, el derecho a progresar y causarle gastos a la familia ecuatoriana", recalcó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)