27 de septiembre de 2017 21:05

Lenín Moreno no descarta incluir la ecología y la reelección indefinida en la consulta popular

El presidente Lenín Moreno mantuvo una entrevista con la cadena CNN, en el Palacio de Carondelet. Foto: Presidencia de la República

El presidente Lenín Moreno mantuvo una entrevista con la cadena CNN, en el Palacio de Carondelet. Foto: Presidencia de la República

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 88
Adriana Noboa
(I)

El presidente Lenín Moreno habló de los temas que están pensados para la consulta popular: institucionalidad, ecología, reelección indefinida, sanciones a la corrupción y resarcimiento de bienes al Estado. “Eso básicamente”, afirmó.

En una entrevista con CNN Español esta noche, 27 de septiembre de 2017, el Mandatario se refirió a asuntos coyunturales como la consulta popular, su relación con el expresidente Rafael Correa y el vicepresidente Jorge Glas, la cámara encontrada en su despacho, el caso Odebretch, aspectos sociales (aborto, matrimonio igualitario, seguridad social), Julian Assange, el diálogo nacional.

Una consulta es necesaria por varias razones, según Moreno. Porque “la institucionalidad de la Constitución Montecristi no ha dado los resultados que creíamos” y la “posibilidad de que no haya reelección indefinida; desde mi concepción, es una aberración política, los que quieren reelegirse no piensan en el futuro del país, sino en el próximo periodo, en reelegirse”.

Con la reelección indefinida “se le hace creer al presidente que es el único elegido para gobernar, que es elegido por los dioses para hacerlo”, dijo e hizo una analogía con la famosa trilogía de El señor de los anillos y como ese anillo “daba poderes a la persona, pero les volvía un ser medio siniestro y malvado, eso les sucede a las personas que se quedan en el poder”.

Lenín Moreno en entrevista con CNN en Español. Foto: Cortesía Secom


Habló de que la Asamblea Constituyente es un derecho. Pero que se pensó en la consulta porque “se amerita a corto plazo hacer cambios sustanciales”.

La entrevista fue pregrabada. El Mandatario estaba aún reunido esta noche con el bloque legislativo de Alianza País, en Carondelet, durante la transmisión. El motivo era discutir las preguntas de la consulta.

Sobre el vicepresidente Glas y la investigación que lleva la Fiscalía por el caso Odebretch, Moreno afirmó que cree en la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario. Camilo Egaña, el periodista de CNN Español, le preguntó si el Segundo Mandatario es un “torpedo de (Rafael) Correa”, a lo cual respondió “no sé, pregúnteselo a él (Glas)”.

Recordó que el Gobierno reclamó a Odebretch por las irregularidades en el proyecto de San Francisco y le multó. Pero que “luego, por alguna razón un tanto estrambótica, se le perdonó y se le empezó a dar más contratos cada vez”. Y las delaciones de los directivos de la constructora brasileña “marcan la pauta de que acá también hubo una red de corrupción”.

Agregó que le asignó las funciones que Glas le pidió, el manejo del sector productivo. Pero que, “sin previo aviso, me mandó una carta extremadamente grosera, decía que yo estaba armando una trama para la corrupción”. Lo que dio pie a que le retire las funciones, el pasado 3 de agosto.

Egaña además le preguntó si Glas es, como decía José María Velasco Ibarra, un “conspirador con sueldo del Estado” y Moreno contestó: “así es”.

Sobre su relación con su predecesor, el Primer Mandatario comentó que Correa le “pidió incesantemente” que sea candidato, durante dos horas, en Ginebra. “Me planteó un panorama de país que yo no conocía, un panorama bastante conveniente para poder ejercer el Gobierno”. Pero que cuando llegó se dio cuenta de que no era así, que las cosas estaban “medio encriptadas” y se trataba de una situación “muy compleja”. “Me dijo que la mesa estaba servida, la mesa está servida pero sin nada”.

Aceptó que estos primeros meses han sido agitados. Y aseguró que él no se desmarcó de Correa, que lo único que está haciendo es lo que responde a su convicción ideológica, volver a los principios de la Constitución de Montecristi.

“Yo conocí a un Rafael Correa un joven, lleno de entusiasmo y encariñamiento con esa Constitución… pero fue cambiando con el tiempo”. Correa manifestaba que tiene que haber alternabilidad, dijo, pero después se convirtió “en una especie de obsesión por seguir en el poder, por mantenerse siempre en el poder”. Y admitió que “ese fue el problema de entregarme a mí la posta”.

“Se creyó que una persona, académico economista, podía dar solución a los problemas del país, en primera instancia así fue”, aceptó Moreno y “el temperamento del presidente (Correa) ayudó. Pero “reconocíamos que era necesario también un cambio, era necesario que la libertad de expresión se mantenga más clara, más libre, que movimientos sociales puedan manifestar su aprobación y rechazo de manera más libre, pero la situación se volvió más siniestra”.

“El país que recibí el 24 de mayo era un país confrontado, con niveles de agresividad física y verbal terribles”. Por ejemplo, calificó de grosería que el exmandatario rompiera periódicos porque no le gustaba su contenido. Por eso comentó que el diálogo que ha llevado adelante con varios sectores ha ayudado a bajar esa polarización y reconciliar a la población. “Este momento sientes un ambiente de paz hemos logrado que el país se pacifique”.

Sobre los funcionarios del periodo anterior, que permanecen en el Gobierno, dijo que “el problema no es de las personas, son los mismos jóvenes cargados de energía que empezaron ese mismo proceso, ahora más viejos, pero no lo olvidaron nunca”.

Además insistió en que “por primera vez en mucho tiempo las funciones del Estado son completamente libres de actuar”. Aceptó que a veces lo visitan pero que “muy rara vez” conversa con las personas de otras funciones.

El Mandatario agregó que no le preocupan las cámaras, refiriéndose a la que se encontró en su despacho. Y que fue el equipo técnico que trabajó con el mismo Correa quien le dijo que la cámara estaba conectada al celular personal del expresidente. Agregó que “dejaron un poco de material, para saber qué hacía yo, es la siniestralidad de lo que pasa cuando alguien se obsesiona con el poder”.

“El momento en que una persona te ofende, te dice ignorante, traidor, está viendo un espejo en el cual se refleja él mismo, son las propias insuficiencias de las personas las que transmiten”, advirtió.

Sobre la situación económica indicó que “cuando hay dinero el economista funciona, cuando no hay dinero el economista no funciona”. Y hay expertos que creen que pueden opinar de todo, agregó. Pero añadió: “rescato a ese joven leal a la revolución y la Constitución, del inicio de la revolución ciudadana”.

Recordó que cuando salió de la Vicepresidencia “inmediatamente se desmanteló el programa Eugenio Espejo” y que respetó a Correa cuando lo hizo. “Pero apenas yo hice la primera entrevista, diálogo con la oposición, empezó a mandarme unos tuits groseros. Nunca más lo leí, yo no soy un masoquista de las redes sociales”.

En los temas internacionales, el presidente Moreno dijo que no se alejará de los gobiernos del socialismo del siglo XXI. Pero que sí hay que “refrescar la relaciones internacionales… Seguramente le pones alfombra roja a la persona que más le vendes”.

Sobre Julian Assange, que lleva más de cinco años asilado en la embajada ecuatoriana en Londres, dijo que su protección se mantendrá “el tiempo que se necesite para cuidar y salvaguardar su vida”.

En los temas sociales, Moreno afirmó que el futuro del Seguro Social y las pensiones está garantizado, que no hay problema. Dijo que los ingresos son de USD 500 millones más de lo que se necesita.

Que se agregó un nuevo derecho: el de la vivienda, con el programa Casa para todos. Y que hay un nuevo programa de erradicación de la desnutrición infantil y está presupuestado otro, para los próximos cuatro años, de salud para todos.

Sobre el aborto indicó que “siempre hemos incluido el tema de la planificación familiar, pero es decisión de las personas”, y que no cree que sea un tema político, sino de salud. “Las personas vinculadas a la salud deben darnos una respuesta para ello”.

Y sobre el matrimonio igualitario señaló que la Constitución establece la posibilidad de que se establezca una pareja y que tenga derechos de todo tipo, pero que “a veces por parte de las instituciones no hay la comprensión completa de este nuevo derecho y a veces no lo ejercen adecuadamente, hay que seguir trabajando en ello”.

Tampoco se trata de un tema político, comentó, pero “estos seres humanos tienen derecho a ser felices”. Constitución que parejas tengan derechos.


Entrevista al presidente de la República, Lenín Moreno
Cadena internacional CNN, con Camilo Egaña


¿Cómo han sido estos cinco meses?

Señor Presidente (SP): Bueno, agitados, como todo en el ejercicio del poder. Agitados pero muy satisfactorios por la gran cantidad de objetivos que se van logrando.

¿Por qué decidió desmarcarse tan rápido y decididamente de su predecesor, Rafael Correa?

Bueno, no me desmarqué yo. No fue de mi parte la desmarcada. Yo lo que estoy haciendo es, en primer lugar, aquello que corresponde a mi posición ideológica. Y respondo a un principio que generó esa Constitución de Montecristi, allá en 2008, que tiene unos principios maravillosos que inclusive han sido referentes para principios ideológicos de otras constituciones en el mundo. Es por eso que quiero volver a esa Constitución, esa Constitución que tenía a un grupo de jóvenes idealistas que habían militado de alguna u otra forma en partidos de izquierda y que traían pues la concepción materialista y dialéctica de la vida... Y en la dialéctica, tiempos de cambio, porque no sería dialéctica. Desde que Heráclito dijo que no se podía bañar a una persona dos veces en el mismo río, pues la dialéctica nos marca la pauta: hay que cambiar. El ser humano está diseñado para cambiar.

Anatómicamente, fisiológica, psicológicamente espiritualmente está diseñado para cambiar y hay que aprovechar.

¿Usted no tiene miedo al cambio?

No. Es por eso que tampoco me preocupa las incertidumbres. Los seres humanos estamos a veces estamos llenos de certezas, queremos certezas. Las certezas a veces se convierten en cárceles que dañan, distorsionan las cosas. Hay que así aprender a aceptar la contingencia cotidiana, que cada día es diferente al día anterior y que el próximo será diferente a este, el momento en que nosotros nos acostumbramos a una sola forma de comportamiento terminamos encarcelados en ellos.

¿Qué le responde a las personas que dicen, aquí en el país y fuera del país, que usted no ha desmantelado la estructura de poder autoritario que tenía el señor Rafael Correa? ¿Qué respondería usted a eso? Alude sobre todo a la policía política y a los órganos de control social., pero si quiere hablar de Rafael Correa, empecemos por ahí que es mejor.

Bueno, porque de repente vamos a ir allá mismo. Yo conocí a un Rafael Correa como un joven lleno de entusiasmo, lleno de encariñamiento con esa Constitución, con esos principios y ese Rafael Correa fue cambiando. Fue cambiando con el tiempo y de repente aquello que él manifestaba, de que 'debe haber alternabilidad’, inclusive a los jóvenes decía: 'jóvenes prepárense, porque tienen que archivarnos a nosotros por inútiles'.

Entre la alternabilidad que se pregonaba y que está especificada en el Constitución de Montecristi, de repente se convirtió en una especie de obsesión por mantener el poder, por seguir en el poder, por estar siempre en el poder y creo que ese fue el propósito.

¿Ese fue el propósito o el problema?

El propósito y el problema de haberme dejado a mí la posta. Él fue, no quiero decir suplicantemente por no ser grosero, pero a pedirme de manera insistente en Ginebra durante dos horas que sea su candidato a la Presidencia, porque me dijo que la Constitución no tenía otra forma de continuar -perdón la Revolución- no tenía otra forma de continuar, que se me necesitaba, que el pueblo me necesitaba, que él necesitaba un sucesor y me planteó un panorama de país que yo no lo conocía. Yo trabajé específicamente en el área social, allá me dediqué. Un panorama económico - político bastante conveniente para supuestamente poder ejercer adecuadamente el gobierno, pero en el momento en el que llegué al gobierno, el momento en el que ganamos las elecciones y empecé a informarme de todas aquellas cosas que estaban medio encriptadas, en ese momento me di cuenta que la situación era muy difícil y muy compleja.

Y antes de ese momento ¿habló usted con Rafael Correa?

Sí, habíamos hablado mucho y él me dijo que la mesa estaba servida. Bueno, es una mesa servida, pero sin nada, solamente con el servicio. No, verdaderamente no fue así.

La deuda que se decía que no rebasaba los USD 27 000 millones, aproximadamente el 27% del Producto Interno Bruto, cifraba más o menos los USD 60 000 millones. Lo que pasa es que estaba disfrazado de otra cosa, pues a todas las instituciones debían. Se debía, aquí hay un término que no sé si utilicen ustedes, a las
'once mil vírgenes'. En teoría, a las 'once mil vírgenes'.

Y de repente había que empezar a trabajar inmediatamente a solucionar. No le gustó que yo lo diga así. No le gustó que yo llame al diálogo. En ninguna parte del ideario político -que yo recuerde- se dice que no hay que empezar a dialogar. Y dialogar no necesariamente con aquel que piensa igual, con el que piensa igual será muy agradable dialogar. Pero hay que dialogar justamente con el que piensa diferente, porque eso nos alimenta extraordinariamente los conceptos, las ideas que tenemos, la posibilidad inclusive de cambiar, aunque sea un poco la forma de pensar que tenemos.

Dialogué con todos, con los movimientos políticos, con los movimientos sociales, dialogamos inclusive con el Ejército, con la Policía, perdón con las Fuerzas Armadas, con la Policía. Se dialogó absolutamente con todos y de esos diálogos estamos ya recibiendo las propuestas. Se hizo mesas de diálogo, mesas de concertación como el caso del Consejo Consultivo Productivo Tributario que el día de ayer me presentó sus conclusiones y más de 100 recomendaciones para mejorar, para mejorar la situación económica del país y algunas recomendaciones con respecto a la consulta.

El tema de la consulta es aparte. El tema de la consulta es algo que creí yo que era necesario por varias razones. En primer lugar, porque creo que esa institucionalidad que creaba la Constitución de Montecristi no ha dado los resultados que nosotros creíamos. Creo fundamentalmente que ha sido por una mala práctica de
la institucionalidad, entonces una de esas preguntas irá dirigida hacia allá.

Otra de las preguntas que se está considerando es la posibilidad de que no haya reelección indefinida. La reelección indefinida desde mi concepción y creo, desde la ética política, es una aberración, es una aberración política, ¿por qué? porque las personas que piensan reelegirse piensan en el otro período, no piensan en el lejano o próximo futuro del país. No se piensa en el futuro del país, se piensa en el próximo período. El entorno administrativo, electoral, económico social, generalmente trabaja por y para ello. Entonces se le hace creer al presidente que es el único escogido para gobernar, que está casi elegido por el cielo, por los dioses y para siempre y se produce un endiosamiento un tanto extraño.

Seguramente tú conoces la mitología alemana, la mitología germana. Algo de eso se ve en esa película: “El Señor de los Anillos”. Recuerdas tú que el joven Gollum roba el anillo hecho por los enanos con oro del Rin, inclusive está en la tetralogía de la sinfonía de Wagner. Y este anillo tenía la capacidad de dar extraordinarios poderes a la persona, total que los volvía un ser extraño, un ser siniestro, un ser medio malvado. Eso es lo que
sucede con la gente que se obsesiona con el poder se cree indispensable y todo lo hacen en función del próximo
período, no lo hacen en función del movimiento, no lo hacen en función de las ideas.

Es por eso que yo creo y hablé en Naciones Unidas de la alternabilidad, de la necesidad de fomentar escuelas de formación política para que los jóvenes verdaderamente -ahí sí- nos reemplacen.

Hay muchos agujeros negros en este país. La gente quiere saber sobre, por ejemplo, ¿quién y cómo se financió la campaña electoral de Correa? ¿Qué implicación tenían los gobiernos de Venezuela, la guerrilla de las FARC? ¿Cuál era la relación que directamente tenía Correa con la guerrilla de las FARC
después de lo que pasó con Raúl Reyes? Fue una especie de anagnórisis para todos, ¿usted tiene idea de eso? ¿Se ha pedido una investigación sobre eso? ¿Hay la voluntad de investigar eso?


Soy muy poco aficionado al tema económico. Se creyó que una persona, un académico economista podía dar solución a problemas del país y en primera instancia así fue, inclusive el temperamento del expresidente ayudó a que se cambie las instituciones, que se cambie cierto tipo de comportamientos negativos que había en movimientos políticos, en movimientos sociales. Es verdad, eso ayudó. Pero nosotros reconocíamos que era necesario también un cambio porque ya reacomodadas esas fichas era necesario que la libertad de expresión se mantenga de forma más clara, más evidente, más libre y que los movimientos sociales puedan manifestar su aprobación o rechazo igual de manera libre.

Pero, vuelvo a recalcar, la situación se volvió un poco siniestra, yo pensé que si me había embebido yo de esa necesidad de cambio podía hacerlo y lo inducía.

Es por eso que el país que yo recibí, el país que recibí el 24 de Mayo era un país confrontado con unas polarizaciones terribles, con una agresividad verbal y física terrible. Y ese país, gracias al accionar del gobierno, que la gente ha identificado que es un gobierno dialogante que respeta la forma de pensar de los demás, que acoge las ideas de los otros, que muchas veces asimila algunas de aquellas que no, no. Es el derecho que tiene de dar cada persona, de repente fue cambiando. La gente se me acerca y me dice: vea gracias a usted, no es gracias a mí, es gracias a un comportamiento que la gente estaba pidiendo. Gracias a usted me he hecho de a buenas -acá se dice hacerse de a buenas a reconciliarse con mis hijos, con mi primo que estaba enojado,
con mi amigo.

Entonces en este momento tú sientes un momento de paz, hemos logrado que el país se pacifique.

En el despacho presidencial usted trabaja con algunos funcionarios que estaban en la antigua
administración ¿Eso no es dormir con el enemigo?

El problema no es de las personas, esas personas son los mismos jóvenes cargados de ideología positiva y revolucionaria que empezaron ese proceso. Ahora por supuesto ya todos un poco más viejos, pero con ese mismo ideal que no lo abandonaron nunca y que siempre estuvimos reclamando. Porque yo sí reclamé en más de una ocasión en medios de comunicación, manifesté en medios de comunicación que no estaba de acuerdo con la reelección, que creo que debería de haber mayor libertad de expresión que, a los medios de comunicación, que la relación con los medios de comunicación debería de ser diferente, más dialogante, más amistosa, que no podía ser una confrontación permanente. Que la relación con las actividades productivas también no podía ser siempre tan temperamental, siempre acusándolos de corruptos de detractores.

¿O sea a usted jamás lo vamos a ver rompiendo un periódico porque un titular no le haya gustado?


No señor, me parece una grosería. Así -dicho de frente- me parece una grosería. Haz de cuenta que tú eres la persona que ha hecho ese periódico y de pronto una persona lo rompe frente a todos. Es una grosería.

Una cosa es que te diga frontalmente que no estoy de acuerdo con tus ideas y que inclusive creo que algunas ideas no coinciden con la realidad, pero otra cosa muy diferente es una agresión de romper un periódico.

Aquí habrá cámaras, aparte de las que estamos

Sabes qué, yo nunca me preocupé porque confío en la gente. Además, porque generalmente procuro no hacer nada malo, no tengo miedo de que haya una cámara. Sin embargo, sí considero una grosería, una falta de cortesía por los menos el hecho de que se deje instalada una cámara y que no se advierta a la persona que está instalada una cámara.

A Harry Truman se le atribuye una frase contundente: “si tú quieres tener un amigo en Washington: búscate un perro”. ¿Usted tiene perro?

Sí, pero no lo traigo al despacho...

¿Cuándo usted se percató y constató que había una cámara oculta en su despacho, pensó en esa
frase de Truman?


Había conocido la frase de Truman pero no creo. Truman era siempre amigo de esas frases lapidarias y exageradas. Yo creo que el ser humano es un ser diverso que tiene un Eros y un Tánatos. Usted tiene una parte oculta y una parte franca, afectuosa y cariñosa, y en todo se da esa circunstancia, pero lo preocupante
viene cuando el Tánatos es el que se impone al Eros y parece que eso ocurrió el momento en que decidieron dejarme un poco -entiendo- de material, para poder saber qué hacía yo.

Por eso te hablaba de la siniestralidad de la gente que se obsesiona por el poder, precisamente porque hacen
todo lo posible por asegurarse que eso ocurra.

¿La cámara podía accionarse desde el celular del señor Correa?

Eso me dijo una persona del equipo técnico. Yo a veces manejo con dificultad mi celular así es que noconozco, pero eso es lo que me dijo el equipo que había trabajado con el señor Correa.

¿El equipo técnico que hacía los barridos de cámara?

Ajá.

¿Es el mismo equipo que ha estado toda la vida en el Palacio?

Sí, sí, sí.

¿Y cuando usted tomó el poder, no pensó en deshacerse de esa gente? ¿Sigue usted durmiendo
con el enemigo Presidente?


A la gente hay que darle confianza, si hay razones para desconfiar de la gente es porque a lo mejor tú estás desconfiando de ti mismo, es por eso que el momento en que una persona te ofende, te dice ignorante, te dice traidor, desleal y todo lo demás, está viendo un espejo en el cual se refleja él mismo. Son las propias insuficiencias de las personas las que transmite.

Por ejemplo, en el momento en el que se habla de ignorancia. A mí se me ha tratado de ignorante, puede que sí - ¿Y quién no lo es? - pero definamos un poco el tema: ignorancia para mí significa el desconocimiento del concepto holístico de la vida, el no poder  oncebir holísticamente la vida y a veces sucede que quienes tienen una especialización corren el peligro de querer opinar acerca de todo. El médico especialista en el corazón cree que puede opinar sobre el conflicto entre Corea del Norte y Estados Unidos, y lo hace con una sobriedad, como que realmente fuera la autoridad en ello y puede suceder también con los economistas y sucede con aquellos economistas que están dedicados únicamente a la parte académica porque en la práctica, como ya se comprobó aquí en Ecuador, cuando las cosas se pusieron difíciles ya se les hizo muy difícil manejar la cosa sin otra forma que endeudarse agresivamente. Es decir, cuando hay dinero el economista funciona, cuando no hay dinero el economista no funciona, entonces ese tipo de expertos que Ortega y Gasset decían que son expertos que creen poder opinar acerca de todos. Me recuerda también las palabras del entrenador de Argentina... del 78, (Luis) Menotti, él decía que “el que solamente sabe de fútbol ni siquiera de fútbol sabe”, porque esa es la verdad.

Por eso yo me quedo con Valdano.

La frase era bastante decidora de ese tipo de personas que creen que por saber de algo específicamente pueden solucionarlo todo. Ahí se dan los problemas y ahí empezaron los problemas.

Pero había alguien que dijera, ¿estás errado Rafael?


Sí, yo se lo dije varias veces

¿Montaba en cólera?

No, la verdad es que siempre tuvo un trato cordial conmigo, un rato que se vio conmigo le manifesté mi inconformidad con haberle seguido un juicio a un caricaturista. Le hablé del humor, le dije que el humor corre  al filo de la navaja, al igual que la noticia que se inclina hacia un lado que si se inclina hacia un lado se vuelve grosero y si es que se inclina hacia el otro lado se vuelve fofo.

Entonces ni lo uno ni lo otro, el periodista tiene que correr al filo de la navaja.

Entonces ¿él que decía?

Miraba como si no entendiera, pero yo creo que lo que
pasaba no es que no entendiera, sino que quería seguir obcecado en su propia forma de pensar. Yo rescato a ese joven leal a la Revolución y a la Constitución que rigió los primeros años este país y que hizo transformaciones sustanciales.

¿Lo suyo siguen siendo la Revolución Ciudadana?

Así es. Yo soy un revolucionario, yo milité en el Partido Socialista y tengo una concepción socialista de la vida, pero también algo pragmática. Algo pragmática que nos lleva por ejemplo a refrescar nuestras relaciones internacionales. El pragmatismo, que siempre necesita de alguna forma un pueblo, te lleva a dialogar, a conversar a refrescar relaciones.

Su vicepresidente Glas ¿es la punta del iceberg?


Tú dices que debe haber siete u ocho partes de ese iceberg debajo...

En este Palacio de Gobierno, ¿cuánta gente cree usted, que trabaja directamente con usted ahora, que también estaría implicada en esa trama de corrupción tan grotesca y tan general como ha sido la de Odebrecht que ha puesto en tensión y contra las cuerdas a toda la sociedad latinoamericana en estos momentos?

Hace un momento te manifesté que yo confío en la gente, yo confío en la gente y creo que el principio de presunción de inocencia, hasta que la persona no sea declarada y comprobada su culpabilidad, es muy valiosa, porque permite a la gente comportarse de acuerdo a la categoría que tú le asignes, que debe estar siempre encaminada hacia valores: lealtad, tolerancia, respeto, puntualidad, trabajo.

¿Glas es un torpedo de Correa?


 Él está en el edificio del al lado, te pasas y le preguntas, yo creo que esa pregunta habría que hacérsela a él. La verdad es que yo le asigné las funciones que él me pidió. Él me manifestó que estaba en calidad de llevar adelante la actividad productiva del país, le asigné esas actividades. En un momento, sin previo aviso,
sin haberle dicho absolutamente nada antes, me mandó una carta extremadamente grosera, en la cual manifestaba que yo estaba armando una trama para la corrupción -lo decía él-. Entonces yo lo que hice fue quitarle las funciones, porque además es una atribución constitucional que tengo. Yo puedo dar al Vicepresidente, de acuerdo a mi potestad de Presidente las actividades, las funciones que yo crea puede ayudar en el desarrollo del país.

Hay una frase de Velasco Ibarra: "el vicepresidente es una especie de conspirador a sueldo del Estado Nacional". ¿Siempre han sido tirantes las relaciones entre el presidente y el vicepresidente en este país?
 
No, cuando yo fui vicepresidente de Rafael Correa siempre lo respeté.

¿Y él lo respetó a usted?

Sí, me respetó. Me respetó y en el momento en el que dejé la Vicepresidencia con un programa muy exitoso, "Manuela Espejo", que inclusive es referente mundial. En Ginebra cuando se hablaba del "Manuela Espejo" la gente se paraba y aplaudía de pie. Incluso hay muchos países de Latinoamérica, de Europa, que han venido a observar la experiencia del "Manuela Espejo". Cuando yo salí, inmediatamente se desmanteló el "Manuela Espejo". Por eso a mí me preocupa que haya tan poca sindéresis en el comportamiento posterior.

Yo respeté al presidente en el momento en el que desmanteló el "Manuela Espejo" y dije bueno, entiendo que tendrá algún propósito mayor, algún propósito mejor, pero el momento en el que yo hablo -apenas hice la primera entrevista con una persona de los partidos de la oposición, un diálogo, se empezó a mandar tuits groseros que nunca más los leí. Los leí una vez, pero nunca más los volví a ver.

Yo no soy masoquista de las redes sociales. Me parece y estoy de acuerdo con Umberto Eco cuando decía - palabras más, palabras menos, parafraseando: que “las redes sociales pueden ser el reducto de los miserables”, pero al mismo tiempo daba a entender que las redes sociales son el mecanismo para el futuro de
mejorar las relaciones entre los seres humanos y de poder comunicar valores, de poder transmitir la música que te gusta, conceptos preciosos, fotografías hermosas, turismo. Tanto y tanto que se puede hacer de bien que yo no sé para qué utilizarlo de forma perversa.

Mientras estuvo Correa en el poder en este país no se habló de Odebrecht, parecía que el cáncer de Odebrecht había hecho metástasis en toda América Latina, menos en Ecuador, que Ecuador era una especie de paraíso.

Sí se habló.

Muy veladamente

No te olvides que cuando se detectó irregularidades en la central San Francisco, inmediatamente el gobierno, de forma muy honesta y directa reclamó a Odebrecht, le multó. Por ahí hay gente que dice que no fue suficiente, que se le perdonó una gran deuda.

Esa es la percepción general que hay.

Sí, luego, por alguna razón -un tanto estrambótica- se perdonó a Odebrecht, se le permitió que regrese y
se le empezó a dar más y más contratos cada vez.

¿Habrá sido por plata?

Bueno, el caso Lava Jato, las denuncias de los mismos ejecutivos de Odebrecht marcan la pauta de que aquí en Ecuador también hubo esa red de corrupción. La pregunta es: sí en los otros países hubo, ¿hemos nosotros de pensar que en Ecuador no?

La gente está preocupada con el futuro de las pensiones aquí en este país, ¿eso tiene solución señor Presidente?

Pero claro que sí, no hay problema. El señor presidente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Richard Espinosa, ya lo explicó de una forma clara. Los ingresos por concepto de lo que se recibe en el IESS son de aproximadamente -si más no recuerdo- USD 500 millones más de lo que se necesita, así es que sepuede seguir construyendo hospitales y se puede seguir brindando beneficios a los usuarios, como ha sucedido en esta época. Durante esta década probablemente el Seguro se consolidó, no solamente se consolidó, sino que adicionalmente creó un banco que a la gente le da créditos, que les da préstamos para que pueda adquirir su casa, como no ocurría hace muchos años.

¿Qué va a hacer con la deuda de cuánto estamos hablando exactamente, porque me dicen que es
casi el 50% del Producto Interno Bruto?

No. Es más que del 50% del Producto Interno Bruto. Aproximadamente, todo llega a USD 60 000 millones,
pero Ecuador es un país que trabaja, Ecuador es un país rico, Ecuador es un país de gente dinámica, de gente ejecutiva, de gente productiva, así que no es a eso a lo que le tenemos miedo. A lo que teníamos miedo es al ostracismo en el cual habíamos caído. Eso sí es terrorífico, no solamente de miedo sino de terror.

Así es que, a pagar la deuda, a pagar la deuda. El servicio de la deuda para este próximo año es de casi USD 10.000 millones, USD 10.000 millones. Tome en cuenta que ese es el presupuesto de educación, salud y seguridad. Sumados los tres principales rubros dan esa cantidad, para que veas la mesa servida que nos
dejaron.

¿En estos cinco meses tiene usted la sensación de que ha logrado usted costurar algunas heridas?

Muchas, entre estas la que te hablaba, las heridas familiares, las heridas sociales, las heridas de amistad, se van remediando. La gente es más amable. Hubo muchos casos en los cuales había personas a las cuales se les sacaba de los restaurantes, de forma agresiva y grosera -sin ningún derecho por supuesto- solamente
por temas políticos, solamente porque las identificaban con otra posición política. Cuando el presidente Correa dejó de ser presidente, lo sacaron de un restaurante también. Lo sacaron también a pesar de ir con una guardia grande que tiene, a pesar de eso lo sacaron de un restaurante. Para que vea que la situación no estaba como él creía, como él pensaba. La situación estaba muy difícil, muy confrontadora. Inclusive se habló de un fraude
electoral, se amenazó con quemar el país, como se ha hecho con Venezuela, y nosotros, con nuestra posición firme, tolerante y de respeto, dialogante, hemos logrado que se cambie esa actitud.

En las últimas horas el ex presidente Correa le dijo a la revista Semana de Colombia, la revista de información general más importante de Colombia, que de qué había servido ganar las elecciones si estaba gobernando la oposición y que usted estaba persiguiendo a sus seguidores. ¿Quiere responder a eso o paso?

No, yo respondo a todas las preguntas que se me hacen los periodistas. En primer lugar, eso de la persecución es una mentira. Por primera vez -desde hace mucho tiempo- las funciones del Estado son completamente independientes y libres de actuar. Yo no converso, a veces me visitan ocasionalmente, el señor Contralor a presentarme una propuesta de cómo mejorar la Contraloría y qué pregunta podría hacer al respecto en la consulta nada más. Yo muy rara vez converso con las personas de las otras funciones, creo que la mejor forma de que funcione la institucionalidad es dejar que cada función haga libremente su actividad.

Pero, el otro tema era que estaba gobernando la derecha. Esa es la muletilla que se han creado para justificar aquello de lo que habíamos conversado antes y para lograr tapar varias cosas que se va destapando.

¿Cree usted que en el futuro esas cosas se van a destapar?

Bueno creo que todos tenemos la esperanza de que así ocurra.

Si hubiere denuncia, si hubiere denuncia contra el ex presidente ¿usted cree que puede ser juzgado por este país con todas las de la ley?

Claro que sí.

¿No tendría que haber respondido ya el señor Correa por esa deuda extraordinario que le ha dejado al país que incluso va en contra de la Constitución?

Bueno ese es un tema que no puedo tratarlo yo.

Ok

(SP): Ese es un tema que debe tratarlo Contraloría, que debe tratarlo Fiscalía, que debe tratarlo la justicia. Ellos deben actuar independientemente que, por favor, todos respetemos esa nueva forma de entender la institucionalidad, independencia de funciones, que es lo más sano que hay.

Con respecto a la derecha, eso quisiera contestarlo.

¿Le molestó eso?

No, no me molestó, pero no es verdad, no es verdad, no es verdad porque nosotros somos socialistas de corazón, estamos reivindicando esos principios de la Constitución de Montecristi, en la cual se asignaba derechos a los seres humanos, yo inclusive he agregado un derecho adicional de la vivienda, porque creo que
todo ser humano debe tener una vivienda. No puede ser posible que una esposa, una mujer, un anciano no tenga un lugar en donde vivir. Eso es indigno, Deberíamos considerarnos nosotros un país, un mundo indigno, un gobierno indigno, un país indigno si nosotros toleramos eso sin hacer nada al respecto. Es por eso que hemos iniciado un programa que hemos denominado “Casa Para Todos”, para dar vivienda a aquellas personas que están en estado de indefensión, sin ningún costo y para el resto pues, algo de costo, lo que pueda pagar.

Hemos iniciado ya un programa de erradicación de la desnutrición infantil y quiero iniciar un programa, que ya está presupuestado para los próximos 4 años, de salud para todos y no solamente la salud de la medicina, del médico de la atención, si no la salud de agua potable, el agua que sea potable. Aquí en el Ecuador, por lo menos el 50, 60% de la población no tiene agua potable, principalmente los sectores de los pequeños cantones,
las parroquias. Allí muy difícilmente encuentras agua potable sino únicamente agua entubada. Entonces queremos iniciar un programa agresivo - perdón el término- para dotar de agua potable y de alcantarillado o de saneamiento a esas poblaciones.

¿Y eso implicaría una planificación familiar?

Y eso evita que los niños adquieran esas enfermedades terribles que merman sus capacidades físicas, sus capacidades sicológicas.

¿Eso incluiría planificación familiar, derecho al aborto?

Bueno siempre hay, siempre hemos incluido el tema de la planificación familiar, pero siempre como decisión de las personas.

Me llamaba la atención que, en el Plan Familia, en el antiguo.


El tema del aborto no creo que es un tema político, es un tema de salud, es un tema que no creo que debe meterse en el plano político, es la ciencia, las personas que trabajan vinculadas a la salud, quienes deben darnos la respuesta para ello.

¿Los matrimonios igualitarios?


Bueno la Constitución reza la posibilidad de que se establezca una pareja y que tenga derechos de todo tipo, a veces por parte de las instituciones no hay la comprensión completa de este nuevo derecho que a veces no lo ejercen adecuadamente.

¿Usted está a favor de matrimonio igualitario?

Vuelvo a recalcar, no creo que sea un tema político, no creo que sea un tema político porque claro no estoy en el caso pues ósea habría que preguntarles a estos seres humanos que tienen derecho a ser felices.

¿Presidente qué va a pasar con Assange? ¿Hasta cuándo el Estado ecuatoriano va a estar sirviendo la mesa a Julian Assange?

El tiempo que se necesite para cuidar, salvaguardar su vida. Ecuador le otorgó el asilo al señor Assange, por una razón fundamental porque creía que corría peligro su vida y como el Ecuador no tiene pena de muerte y respeta fundamentalmente el derecho de la vida, independientemente de lo que haya hecho el individuo, ahí están las otras instancias para sancionar. Así que le dimos el asilo, pero, sin embargo, le hemos pedido de una manera cordial como debe ser, que deje de opinar en la política del Ecuador o en la política de países amigos, porque su condición no se lo permite. Entonces, él está sobrepasando esa condición.

¿Consulta contra constituyente? Suena feo ¿no?

No, ¿por qué razón?, sí es un derecho. Es un derecho de los ciudadanos, es un derecho del presidente llamar una consulta y es un derecho de cualquier ciudadano empezar a recoger firmas para invitar una constituyente. Cualquiera de las dos, yo he escogido la consulta porque creo que amerita corto plazo hacer
cambios sustanciales en la institucionalidad del Ecuador.

Los temas centrales ¿cuáles serían más o menos porque, tengo entendido que sería de 6 a 8
preguntas básicas?

Sí, la institución, algo de ecología, el tema de la reelección indefinida, el tema de sanciones a la corrupción y el resarcimiento de bienes al Estado, básicamente.

Las alianzas, las antiguas alianzas de Ecuador, ¿están ahí, o usted ha decidido dinamitar? Siento que usted ha decidido como abrirse al mundo.

¿Se refiere si usted, seguramente a con los países del socialismo del siglo XXI? Están allí, están allí porque nosotros y lo he manifestado somos amigos de todos.

Pero, ¿con distancias?


No, ¿por qué?,¿qué tipo de distancia? La distancia únicamente genera el respeto a la autodeterminación
a la creencia de los países, pero no, todo lo contrario, fraternos con todos los países del mundo.

Presidente, ¿usted es un humanista o aspira a ser un humanista?

Sí, aspiro a ser un humanista, aspiro a ser un humanista, creo en el ser humano, creo que todo ser humano tiene la posibilidad de volver a ser, de volver a encaminarse en ese gran paraguas que es el amor que alberga todos los valores del ser humano.

¿Incluso Rafael Correa?

Sí, obvio, y vuelvo a recalcar, un hombre con mucho entusiasmo revolucionario, con mucha ilusión por transformar el país y lo transformamos e hicimos mucho, lo que pasa es que cuando viene la obsesión del poder, cuando vienen las paranoias, ahí suele, suelen dañarse los gobiernos y las familias.

¿Cuándo usted ya no tenga poder, lo va a echar de menos o va a descansar?

El sueño mayor que tengo es ser ex presidente.

Bueno los ex presidentes cobran mucho, al menos en los EE. UU.

Nunca tuve aspiración por el poder, yo fui empujado hacia el poder, pero cuando te toca ejercerlo, tienes que hacerlo con tolerancia, con respeto, con responsabilidad, con transparencia y con honestidad.

¿Está confiado en qué va a lograr lo que usted se propone?

¡Qué pregunta más difícil! Vamos a hacerlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (39)