7 de marzo de 2016 21:52

Moradores de zonas inundadas en Milagro ocupan dos albergues

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza

Lo único que les queda por ahora es permanecer en los dos albergues habilitados en la ciudad o en las casas de familias acogientes, especialmente de familiares o amigos, hasta que baje el nivel de la inundación.

Habitantes de zonas afectadas por el invierno en el cantón Milagro se mantienen en hogares temporales en vista que sus casas, en muchos casos, están llenas de agua.

Según datos oficiales del Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal, 184 personas han sido albergadas, de las cuales 99 están en el albergue municipal de la ciudadela Las Piñas, y 92 ciudadanos en la Unidad Educativa Velasco Ibarra. El resto de damnificados están distribuidos en viviendas acogientes.

En el albergue de Las Piñas, próximo al sector de Las Pozas inundado desde el pasado jueves por lluvias focalizadas en la zona, quienes actualmente moran allí deben distribuirse actividades como la limpieza diaria del lugar o la preparación de las tres comidas. También reciben charlas motivacionales y los niños participan de actividades recreativas.

Personal del Municipio de Milagro y del MIES coordina permanentemente las actividades al interior de estos lugares.
También hay personal del Ministerio de Salud que se encarga de hacer chequeos diarios de los albergados.

"Este es nuestro hogar provisional y todos debemos darnos una mano en un momento adverso", dijo María, una de las damnificadas, mientras prepara el almuerzo con otras tres mujeres este lunes 7 de marzo del 2016.

La alcaldesa de Milagro, Denisse Robles, informó que en caso de incrementarse el número de evacuados, se habilitaría un tercer albergue en las instalaciones del Colegio Otto Arosemena con capacidad para 38 familias.

La creciente del río Milagro el fin de semana, causada por el aumento del nivel de afluentes por las lluvias en la región interandina, hizo que un muro de contención se rompiera en dos sitios y que el agua ingresara a zonas bajas del cantón guayasense causando una anegación de grandes proporciones.

Por las lluvias caídas la semana anterior en la provincia, Milagro sufrió la inundación de varios sectores. Pero el fin de semana la situación se agravó.

La creciente del río Milagro ocasionó, además, que los esteros Belín y Timalo incrementaran sus caudales inundando zonas bajas como Margarita 2, Las Palmas Sur, San Carlos, Bellavista, Dáger, Las Pozas 2, Unida Norte y Unida Sur.

"Fue el sábado como a las 4 de la tarde en que el agua comenzó a subir. El viernes estaba seco por acá. Yo no había vivido esto desde El Niño del 98 en que el agua se trepó. Ahora llevamos dos días sin luz y metidos en nuestras casas para evitar que nos roben", contó Franklin Baque, morador del sector de Unida Norte.

Pero mucho más adelante, en los puntos más cercanos al río, la situación es más dramática. Alberto Aguirre, dirigente de la cooperativa Margarita II asentada sobre unas 13 ha., dice que en toda la periferia afectada existen por lo menos unas 600 familias. "El Municipio va a iniciar esta tarde un censo para determinar cuántas familias se mantienen adentro sin ir a los albergues".

Si bien ayer domingo quienes evacuaron fueron solo los moradores, hoy lunes quienes lo hicieron salieron con la mayor cantidad de pertenencias posibles.

Con el apoyo de botes del Cuerpo de Bomberos de Milagro, la Policía Nacional y dela Infantería de Marina de Guayaquil, los moradores sacan sus enseres para llevarlos a casas de familiares o amigos hasta que bajen las aguas.

Televisores, colchones, ventiladores, equipos de sonido, DVD, sacos con ropa, e incluso los perros que se salvaron de ahogar son sacados en los botes desde las zonas más críticas.

Hay quienes han fabricado rústicas balsas para su movilización personal o para ganarse unos centavos aprovechando la crisis. En las mismas se transportan, especialmente, motocicletas cuyos dueños evitan que el agua las averíe.

Uno de los sitios afectados por la inundación fue el Centro Infantil del Buen Vivir (CIBV) ‘Rayito de Sol’, del MIES. Sus profesores solo lograron rescatar documentos del local, situado en el barrio Unida Norte. #El resto como sillas, mesas, catres de los niños, anaqueles, escritorios quedó bajo el agua y está mojado#, explicó la maestra Karina Figueroa.

Maquinaria de la Prefectura del Guayas ha trabajado en el cantón especialmente para retirar la palizada acumulada en la represa conocida como Las Cascadas, en Mariscal Sucre; y en el by pass de Venecia de Chimbo, en Roberto Astudillo.

Actualmente, para atender la emergencia en Milagro, la Cruz Roja cuenta con un bote y cinco socorristas; las FF.AA. con siete botes, cuatro camiones y 100 efectivos; la Policía Nacional con un bote del GIR, un bote del GOE y un camión, además de 15 carros patrulleros y 20 efectivos; Bomberos de Milagro con dos botes y 80 elementos; la CTE con cuatro hombres y tres vehículos; y el ECU 911 con una ambulancia, según el COE cantonal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)