25 de mayo de 2016 00:00

Urbanistas y moradores formaron un comité para buscar opciones a la Solución Vial Guayasamín

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Isabel Alarcón

Crear acciones para evitar la construcción de Solución vial Guayasamín, fue el objetivo del encuentro que se realizó la noche de este martes, 24 de mayo del 2016, en Ciespal. Como primera medida formaron un comité conformado por ocho moradores en representación de lo que, dicen, son las zonas afectadas para que los representen y empiecen a crear una agenda.

El encuentro se inició a las 18:00 con la presencia de alrededor de 70 personas que se sienten perjudicadas con la construcción de alguna parte del proyecto. También asistieron moradores del barrio Bolaños, La Floresta y El Condado.

Los asistentes primero se dividieron en cuatro grupos de trabajo en los que compartieron opiniones sobre lo que buscan en la ciudad. El ejercicio pretendía sacar algo concreto al final de la jornada.

Conectividad, áreas verdes, espacios públicos y seguridad vial eran algunos de los términos que se podían leer en las pizarras. Antonio Villarruel, uno de los participantes, dice que lo que buscan es que la ciudad tienda a un menor uso vehicular para dar espacio a otras formas de transporte, donde la bicicleta tenga más relevancia y se dé más cabida a los peatones.

Paco Salazar, miembro de la Red de Urbanistas Ecuador, expuso las afectaciones que, considera, las obras del Municipio causarán en la ciudad. Entre estas están la discontinuidad en la red peatonal, reducción de las posibilidades comerciales en la calle, reducción del mismo espacio público y del espacio verde, afectación de la calidad del aire y reducción de la plusvalía.

Según Salazar, el precio de suelo genérico en la Plaza Argentina está en USD 473, si se hiciese una inversión como la que se va a hacer, automáticamente pasaría a tener un precio de suelo parecido al de la avenida 10 de Agosto y Pérez Guerrero que es un 28% más barato. También está la posibilidad de que se asemeje a la avenida 10 de Agosto y Orellana y allí la reducción sería del 13%, explicó. Además, con lo que se está invirtiendo en la obra se podría adecuar completamente en un año el parque Bicentenario o construir una vereda de 350 kilómetros hasta Guayaquil.

Tras su intervención, uno a uno los asistentes iban levantando la mano para hacer escuchar sus propuestas. El aumento de flujo de automotores, la construcción de pasos elevados y la destrucción de la Plaza Argentina son sus preocupaciones.

Finalmente, tras dos horas de conversaciones, llegaron a la conclusión de crear un comité para que coordine las acciones a tomar en los próximos días. También se creó una base de datos con los moradores de los diferentes barrios que estuvieron presentes y se prevé realizar una recolección de firmas.

Su mayor preocupación es que durante el feriado las autoridades empiecen a remover las palmeras de la plaza. Mañana el comité se reunirá y se realizará otro encuentro en Ciespal, a las 16:00 para hablar sobre recursos de comunicación e impacto urbanístico ambiental. Entre sus proyectos está tomarse el espacio público si no reciben una respuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)