6 de junio de 2017  09:21

Moradores de 11 barrios protestan en contra del proyecto Quito Cables 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 32
Andrés García

Aproximadamente 300 moradores de 11 barrios del noroccidente de Quito organizaron una marcha hasta la Administracion Zonal La Delicia, ubicada en la avenida De La Prensa y la calle Ramón Chiriboga, en el norte de Quito.

La movilización arrancó desde el Colegio Nacional Andrés Bello, cerca de las 07:45 de este martes 6 de junio del 2017. Personal del grupo Antimotines de la Policía Nacional resguarda las instalaciones de la Administracion Zonal.

Patricio Molina, vocero del barrio San José del Condado, dijo que la medida demuestra que el descontento con la obra Quito Cables no es de "solo ocho moradores como dice el alcalde Mauricio Rodas". El dirigente añadió que solicitarán que se reciba a una comisión para entablar un diálogo con representantes de la Administracion Zonal. "Exigimos la destitución del Administrador Zonal Humberto Almeida, que ha bloqueado las vías del diálogo con los moradores", dijo.

En la medida pacífica también participaron padres de familia cuyos hijos estudian en el Colegio Nacional Andrés Bello, que también se vería afectado por el proyecto Quito Cables. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

En la medida pacífica también participaron padres de familia cuyos hijos estudian en el Colegio Nacional Andrés Bello, que también se vería afectado por el proyecto Quito Cables. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Genaro Romero, presidente del barrio El Bergel 15 de Julio, de Calderón, dijo que con el presupuesto del proyecto se podría atender las necesidades de más de 20 000 moradores del noroccidente de la capital. "El proyecto no va a servir de nada porque se va a armar un cuello de botella en El Condado".

Vicente Sarango, presidente del Colectivo de Barrios del Noroccidente, indicó que las obras que anunció el Cabildo que realizaría en el noroccidente no se han concretado. "Quieren poner adoquinado, pero nos piden que nosotros hagamos los bordillos y sumideros. Eso es una falta de respeto", aseguró.

En la medida pacífica también participaron padres de familia cuyos hijos estudian en el Colegio Nacional Andrés Bello, que también se vería afectado por el proyecto Quito Cables. Luis Heredia, rector del plantel, dijo que se unieron a la marcha por la afectación física que tendría el Colegio Nacional Andrés Bello.

En el proyecto, acotó, se atentaría el área de recreación deportiva del plantel que fue fundado por moradores de San José del Condado hace 46 años y tiene tres jornadas de estudio. Su mayor temor, subrayó Heredia, es que el colegio pierda la certificación de Bachillerato Internacional con la que cuentan desde hace seis años. "Nosotros pedimos que se instalen mesas de diálogo para plantear una solución al proyecto", manifestó.

Hasta las 09:00, ningún representante del Municipio dio declaraciones a la prensa ni se abrieron las puertas de la Administracion Zonal. Los moradores insisten en que se reciba a una comisión para presentar las peticiones de los moradores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)