28 de junio de 2014 22:50

Montecristi y Portoviejo, en la semifinal del campeonato de hornado en Manabí

Mundial del Hornado. Patricio Ramos / EL COMERCIO

Mundial del Hornado. Patricio Ramos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
Redacción Manta

Las semifinales del campeonato mundial de hornado de cerdo que se concentraron en Portoviejo y Montecristi, Manabí costa de Ecuador, tienen un ganador. Se trata del plato preparado en el comedor Tío Honorio en el cantón Rocafuerte.

Este 28 de junio del 2014 fue dado a conocer el veredicto, que fue consensuado por un jurado calificador conformado por cuatro personas.

El plato de Tío Honorio, de propiedad de Candy Moreira Muñoz, se destacó del resto, pues ella no utilizó el maní. Destacó por separado los ingredientes, como yuca y plátano asado; eso hizo vistoso al hornado.

Seis expositores del plato típico, dos en Portoviejo y cuatro en Montecristi, exhibieron sus creaciones culinarias. En el sitio Bajo de Pechiche de Montecristi fue la última parada de los miembros del jurado calificador que estuvo conformado el Schernarda Fernández del Ministerio de Turismo; la Gobernadora de Manabí, Susana Dueñas; el alcalde de Portoviejo, Agustín Casanova; y la chef Nancy Armijos. Antes visitaron el restaurante Los Jardines y el comedor Tío Honorio, entre Portoviejo y Rocafuerte.

El hornado manabita es una combinación de yuca, camote, plátano, aliños y cortes de carne de cerdo. En la plazoleta del Bajo de Pechiche, personal del Municipio de Montecristi y del Ministerio de Turismo organizaron un festival el cual estuvo matizado por cantantes nacionales y la exposición de los platos de hornado de los representantes de Montecristi.

Rosa Anchundia fue una de las participantes. En una olla de barro, cuenta Rosa, ubicó plátanos en trozos, tres camotes, cuatro pedazos de yuca, aliños, maní y cuatro cortes de carne de cerdo. Cubrimos la olla con brazas de carbón y de madera por seis horas hasta que los ingredientes se mezclaran o adquirieran los sabores del cremoso maní y los aliños, comenta Rosa.

Después llevó su potaje a la plaza del Bajo de Pechiche y lo exhibió junto a los tres platos más que concursaban en la semifinal. El hornado manabita es un potaje que se sirve acompañado con una porción de arroz, chifles, ensalada de cebolla colorada y un vaso de jugo de limón para neutralizar en parte la grasa del cerdo y del maní.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)