1 de septiembre de 2016 08:47

La misteriosa y mediática desaparición de joven Diana Quer en España

El coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina Rodríguez, atiende el 31 de agosto a los medios. Foto: EFE

El coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina Rodríguez, atiende el 31 de agosto a los medios. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 0
Agencia DPA

El rostro de una joven de 18 años llamada Diana Quer, desaparecida desde el pasado 22 de agosto, protagoniza estos días los informativos en España y la noticia de su misteriosa desaparición se ha convertido en una de las más seguidas en el país, pese a que el caso está bajo secreto de sumario y son pocos los datos que se conocen.

Cronologías sobre el suceso, reconstrucciones de sus últimas horas antes de desaparecer y cientos de hipótesis y datos truculentos sobre ella y su entorno pueblan estos días los medios, ávidos de información.

"No se va a facilitar información", destacaba el 31 de agosto el coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina Rodríguez, tras visitar al equipo de investigadores.  Revelar datos, explicó, podría resultar contraproducente en las pesquisas.

Pese al secreto de sumario, el interés mediático lo sacian los padres de la joven, divorciados desde hace años, que han hecho constantes declaraciones a la prensa. También el propio silencio, que hace brotar los rumores de una desaparición que incluso podría ser voluntaria.

El 1 de septiembre se conoció además que un juez ha retirado a la madre de la joven la custodia de su hija menor, de 16 años. Las razones de esta decisión no han trascendido, pero sí que el hecho no está relacionado con la desaparición.

La joven, quien ha quedado al cuidado de su padre, Juan Carlos, había sufrido desde la desaparición de su hermana episodios de ansiedad. El progenitor se presentaba el 1 de septiembre, impoluto y con camisa, para explicar que la decisión fue tomada con el "objetivo prioritario de proteger a la menor". Quer pidió que se olvide este suceso y se centren en la búsqueda de su hija Diana ya que este suceso no tiene "relación directa" con la desaparición. Sin dar detalles, dijo que no hablaría de ello pero que esta decisión judicial "llega muy, muy tarde" puesto que "debería haberse tomado hace mucho tiempo".

El padre de Diana y el resto de la familia están convencidos de que su desaparición no es voluntaria. Por eso insisten constantemente a la prensa la necesidad de seguirla buscando. Casi un centenar de personas participaron e 1 de septiembre voluntariamente en las batidas organizadas para buscarla, acompañando al dispositivo de búsqueda habitual compuesto por efectivos de la Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local.

Diana Quer mide 1,75, tiene el pelo largo, liso y moreno; los ojos oscuros y pesa 55 kilos. Originaria de Madrid, fue vista por última vez en la localidad gallega de A Pobra do Caramiñal, donde pasaba cada año sus vacaciones con su madre y hermana.

Sobre la noche de su desaparición se sabe que su madre la dejó con sus amigas en un parque para disfrutar de la fiesta y que estuvo con ellas hasta las 02:30 hora local (00:30 GMT), cuando se dirigió hacia su casa. En el medio del camino envió unos mensajes a un amigo a través de la aplicación WhatsApp, la pista en la que se centraron las investigaciones durante los primeros días. "Me estoy acojonando (asustando), un gitano me estaba llamando", escribió en la que fue su última conversación mantenida a través de esta aplicación.

El presunto acosador fue localizado por la policía y se descartó que tenga que ver con el caso. Aunque en principio no se tenía constancia de la joven más allá de esa noche, días después se recogió otro testimonio que decía que sobre las 07:30 hora local (05:30 GMT) de la mañana siguiente fue vista en las inmediaciones de su casa, presuntamente con una ropa distinta a la que llevaba cuando salió.

Se investiga, por lo tanto, si la joven pudo volver a casa y cambiarse de ropa, aunque ya se sabe que no se llevó ni su documentación ni dinero. Según informaciones de algunos medios de comunicación, la hipótesis más certera que maneja su entorno es que pudo haberse marchado a propósito, con la intención de regresar, pero algo pasó y no pudo volver a casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (14)