20 de enero de 2015 16:36

Los 5 misterios que rondan la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman

El fiscal argentino Alberto Nisman presentaría hoy a los diputados las pruebas por caso AMIA. Foto: Cézaro De Luca / EFE

El fiscal argentino Alberto Nisman. Foto: Cézaro De Luca / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Diario El Tiempo de Colombia
GDA y Agencias
Logo GDA

La inesperada muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, quien fue encontrado en la madrugada del lunes (19 de enero del 2015) sin vida en su apartamento en Buenos Aires con un disparo en la sien, ha planteado varias dudas sobre cómo y por qué ocurrió su fallecimiento.

Nisman había pedido la semana pasada que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su canciller, Héctor Timerman, fueran indagados por encubrir a Irán en la causa por el atentado contra la mutual judía AMIA que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994, en Buenos Aires. El fiscal, de 51 años, iba a presentarse el lunes en el Congreso para dar detalles de su denuncia, pero apareció muerto.

¿Un suicidio?
Una de las tesis que más ha cobrado peso en la muerte de Nisman es la de suicidio. El lunes la Fiscalía afirmó en un informe preliminar que no hubo intervención de terceras personas en la muerte del fiscal, pues este murió por un solo disparo de un arma calibre 22.

Sin embargo, Viviana Fein, fiscal encargada de la investigación, aseguró este martes que no se encontró pólvora en las manos de Nisman después de hacerle un barrido electrónico. La explicación, dijo la fiscal encargada del caso, es que "al ser un arma de un calibre pequeño y no un arma de guerra, usualmente esto provoca que el barrido electrónico no arroje resultados positivos". “Esto no descarta que se haya disparado, que haya disparado él. Eso no lo descarta nadie”, agregó.

El arma no era del fiscal
Según las investigaciones preliminares, el arma calibre 22 que fue encontrada debajo del cuerpo de Nisman no era de su propiedad, sino de uno de sus colaboradores. A propósito de esto la presidenta Fernández cuestionó una posible “instigación” y realizó una serie de preguntas como por qué el fiscal habría pedido un arma para defensa personal, cuando contaba con una custodia de 10 policías y vivía en un edificio con seguridad privada, y por qué habría regresado con anticipación de España, donde estaba de vacaciones, para presentar el caso.

El secretario de Seguridad
Otro de los asuntos en cuestión es la presencia en el lugar de los hechos del secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni, quien llegó al apartamento de Nisman antes de que llegara la fiscal Fein y a pesar de que ella no había convocado a nadie del poder ejecutivo.

Una lista de mercado
Hay varios indicios que llevan a pensar que la muerte podría tratarse de un “suicidio inducido” y que el fiscal no habría tomado la decisión de quitarse la vida por sí mismo. Entre los hechos que ponen en entredicho la hipótesis del suicidio está el hallazgo de una nota con una lista de compras para hacer el lunes, el mismo día en que fue hallado muerto, supuestamente dirigida a una empleada doméstica.

La foto del trabajo del fiscal
Según el diario Clarín de Argentina, la dirigencia de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) reveló este martes una de las últimas fotos que fue tomada por Nisman el sábado en la tarde, mientras trabajaba en la presentación del caso ante el Congreso.

La imagen fue enviada al vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, quien consultó a Nisman sobre el levantamiento del secreto de sumario sobre los miembros de los servicios de inteligencia. Nisman, según dijo Julio Schlosser, titular de la DAIA, “se sentía muy entusiasmado con el avance de la investigación”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)