25 de marzo de 2015 19:32

Tres misterios que rodean a la caída del A-320 en Francia

Fotografía facilitada por el Ministerio francés del Interior, que muestra a miembros de los servicios de rescate mientras examinan los restos del avión siniestrado de la aerolínea germana Germanwings que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf (Al

Fotografía facilitada por el Ministerio francés del Interior, que muestra a miembros de los servicios de rescate mientras examinan los restos del avión siniestrado. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Editorial de diario El Tiempo
y Agencias
Logo GDA

Hasta que la luz del día lo permitió, decenas de rescatistas trabajaron el martes y ayer, 25 de marzo del 2015, en el remoto paraje alpino en donde el Airbus-320 de la aerolínea alemana de bajo costo Germanwings (filial de Lufthansa) se estrelló y se llevó la vida de 150 personas, entre ellas dos colombianos: María del Pilar Tejada Ocampo y Luis Eduardo Medrano Aragón.

El avión partió a las 10:01, hora local, del aeropuerto barcelonés de Prat con destino a la ciudad alemana de Dusseldorf, pero al paso de los Alpes franceses los controladores perdieron el rastro de la aeronave. Poco después, un avión caza Mirage 2000 enviado a la zona como medida de precaución en la eventualidad de un ataque terrorista, y un helicóptero de la gendarmería confirmaron que la aeronave se había estrellado contra el macizo de los Trois Eveches, que se levanta a más de
2 800 metros de altitud.

Aunque el Gobierno francés dijo en principio que no excluía ninguna posibilidad para explicar el hecho, entre ellas un ataque terrorista, un poco después el gobierno de Estados Unidos expresó que no había indicios de un atentado de esta naturaleza.

De momento, se informó que las cajas negras habían sido halladas por el grupo de rescatistas, con lo que se espera resolver pronto el misterio de la caída de este avión, uno de los accidentes más graves sucedidos sobre suelo europeo desde el desastre del Concorde en el 2000 justo después de despegar del aeropuerto Charles de Gaulle de la capital francesa. Son muchos los detalles que aún deben esclarecer los investigadores.

He aquí tres de esos misterios:

Descenso continuado

A las 10:45, el A320 alcanzó la altura de vuelo regular de 38 000 pies y un minuto después comenzó a caer durante 8 minutos. Según Flightradar24, el avión cayó a una velocidad de entre 3 000 y 4 000 pies, a unos 900 y 1 200 metros por segundo.

Expertos dicen que tal descenso solo tiene dos explicaciones: una despresurización de la cabina o humo. Pero esto debió haber sido reportado. “La naturaleza del descenso habla de que algo andaba mal, pero la nave no estaba fuera de control”, dice un piloto de A-320.

No hubo llamado de alerta

El extraño descenso de 8 minutos hace pensar que los pilotos hubieran podido enviar una señal de emergencia o ‘mayday’, pero no fue así. La emergencia fue declarada no por ellos, sino en tierra, luego de que el controlador constató que la nave no seguía su ruta y que perdía altitud. “Fue el controlador aéreo el que lanzó la alerta porque había perdido contacto con el avión, sobre las 10:30 hora local”, explicó una fuente aeronáutica. Después de eso se comenzaron a aplicar los protocolos para ese tipo de casos. 

Buenas condiciones meteorológicas

Fuentes aeronáuticas francesas destacaron que nada indica que las condiciones meteorológicas fueran malas en el momento del accidente.

El avión volaba “en el espacio aéreo superior y normalmente las condiciones allí son buenas”, explicó una fuente de la aviación civil francesa.

Otra fuente explicó que “la situación (al momento del accidente) era más bien tranquila, sin nubes en el nivel de crucero del avión, con viento moderado, sin turbulencias, ni escarcha”.

Un avión seguro

Sobre el accidente de Germanwings, Gustavo Lenis Steffens, director de la Aeronáutica Civil, la autoridad de la aviación en Colombia, aseguró que si bien “las aerolíneas tienen protocolos de seguridad, en el momento de un accidente todo depende de los niveles de respuesta” de la aeronave, la tripulación y los pasajeros, y de lo que genere el incidente.

Según el capitán José María Jaimes, presidente de la Organización de Aviadores de Avianca (Odeaa), el Airbus es uno de los aviones más seguros del mercado. “Son sofisticados y computarizados, que han tenido una historia de accidentalidad igual o, incluso, menor que la de cualquier otra aeronave.

Dependiendo de su configuración, el Airbus 320 tiene dos motores, fuselaje estrecho y capacidad para más de 150 pasajeros.

Los primeros vuelos a bordo de esta aeronave se realizaron el 22 de febrero de 1987.

“Soy muy seguros, cuentan con el sistema 'fly-by-wire', que reemplaza los controles de vuelo manuales por tecnología basada en computadores. Por eso, hay que esperar qué dice la ‘caja negra’; no se puede especular que sea culpa del avión, tampoco se puede hablar si hubo problemas de mantenimiento o meteorológicos o falta de pericia del piloto, hay que esperar el resultado de las investigaciones”, dijo Jaimes. 

El 'fly-by-wire' permite mayor rendimiento, precisión y control de la aeronave; además, reduce la carga de trabajo del piloto y crea una sensación de vuelo más suave para los pasajeros.

El piloto profesional destacó que aunque en la aviación existen muchos riesgos, hoy se pueden mitigar todos para que sea una de las actividades más seguras.

A la espera de diligencia forense

La Cancillería colombiana está a la espera de que se realicen todos los procedimientos forenses y de identificación para el traslado de los cuerpos de los colombianos muertos en la tragedia aérea.

Mientras tanto, un funcionario del consulado colombiano en Barcelona acompaña al esposo de María del Pilar Tejada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)