13 de noviembre de 2015 00:00

Mishelle Enríquez, la última reina del Carchi

Mishelle Stefanía Enríquez Jácome es la actual soberana de la provincia de El Carchi, situada en el norte de Ecuador. Foto: EL COMERCIO

Mishelle Stefanía Enríquez Jácome es la actual soberana de la provincia del Carchi, situada en el norte de Ecuador. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 8
Sorprendido 4
Contento 9
Washington Benalcázar

El nombre de Mishelle Stefanía Enríquez Jácome así como su rostro siempre sonriente quedará grabado en la historia de la provincia del Carchi, situada en el norte de Ecuador, por dos razones.

La primera es que la monarca, nacida en Tulcán hace 19 años, mantuvo la corona durante 36 meses. Eso a pesar que el reglamento de elección de reina, de esta localidad fronteriza con Colombia, señala que las soberanas serán nominadas para un período de dos años.

Sin embargo, en noviembre de 2014, no se realizó el certamen de belleza, que se organizaba como parte de las fiestas de provincialización. Las autoridades prohibieron cualquier tipo de actos y programas que concentran a la ciudadanía en un solo lugar, debido a que la provincia se encontraba en emergencia, por la actividad sísmica del vecino complejo volcánico Chiles-Cerro Negro. Es por ello, que se prorrogó en funciones a Mishelle Enríquez, por pedido de la ciudadanía.

El segundo motivo es que será la última Reina del Carchi. ¿La razón? La Cámara Provincial decidió suspender el acto galante, por pedido de la Asamblea Provincial de Jóvenes.

Roberto Balseca, funcionario de la Prefectura, comenta que se habría tomado esa resolución para que el dinero que se iba a invertir en la nominación de la carchense más bonita sea destinado a obras sociales.

De esta manera, en las festividades por los 135 años de provincialización, finaliza una tradición, que ha venido de la mano de los actos que recuerdan el 18 de noviembre de 1880, cuando el Carchi, conocida entonces como Tulcán, dejó de ser cantón de Imbabura, para convertirse en provincia. Así señala el decreto firmado por Ignacio de Veintimilla.

A pesar de todo, Mishelle se retira agradecida y satisfecha. Considera que representar a su provincia ha sido una bendición de Dios.

Sus ojos de color café parecen brillar cuando habla. Su rostro está enmarcado por su largo y brillante cabello rubio. La soberana lamenta que se suspendan la elección de nuevas reinas. Para ella, las representantes de belleza son una autoridad que, a pesar de no contar con un sueldo y recursos, realizan obras sociales.

Durante su gestión se destacó el apoyo principalmente a grupos vulnerables, como: niños, personas con capacidades diferentes, adultos mayores y habitantes de las zonas más apartadas de la provincia. En el Carchi se la recuerda llegando a diferentes localidades cargada de dulces y juguetes en Navidad. Llevando a la playa a niños con capacidades diferentes, durante los cursos vacacionales. Igualmente arribando con ropa y alimentos a las comunidades indígenas Awá, asentadas en localidades como San Marcos y Tobar Donoso, entre otros, a los que solo se puede acceder en helicóptero o caminando por senderos peatonales durante varios días.

Su labor precisamente será resaltada hoy, 13 de noviembre del 2015, en el homenaje de reconocimiento a su gestión, en el coliseo de la Unidad Educativa Tulcán. El programa, organizado por las asociaciones provinciales y Prefectura del Carchi, iniciará a partir de las 19:00. La ceremonia se desarrollará en el marco del V Festival de Danza, con motivo de los 135 años de provincialización.

Mishelle Enríquez, la menor de tres hermanos, espera concluir sus estudios. Al momento, cursa el quinto semestre de la carrera de Diplomado y Relaciones Internacionales, en la Universidad Internacional del Ecuador, en Quito.

Luego de graduarse aspira a retornar a su tierra para prestar servicio en el lugar en que Dios y el destino lo decidan, asegura. Entre tanto, prefiere disfrutar del calor de su hogar, junto a sus padres, y recordar los buenos momentos que le han dejado la experiencia de ser soberana. Posee una colección de bandas de reina. Una de las últimas la obtuvo en Machala, provincia de El Oro, cuando fue nominada Reina Nacional del Folklore, en el 2014, representando al Carchi.

Como anécdota cuenta que al haber sido monarca de su provincia durante tres años se repitió la historia de cuando fue soberana del Liceo Bilingüe William Sheaspere, por el mismo periodo, por pedido de los niños. Esa fue la primera vez que obtuvo una banda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)