18 de noviembre de 2016 18:13

La misa en honor al expresidente Sixto Durán Ballén se realizó en la Catedral

Familiares, amigos y simpatizantes del fallecido expresidente Sixto Durán Ballén lo acompañaron en la misa que se dio en su honor, en la Catedral Metropolitana en Quito este 18 de noviembre del 2016. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Familiares, amigos y simpatizantes del fallecido expresidente Sixto Durán Ballén lo acompañaron en la misa que se dio en su honor, en la Catedral Metropolitana en Quito este 18 de noviembre del 2016. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 39
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Isabel Alarcón
(I)

Familiares, amigos y simpatizantes del expresidente de la República Sixto Durán Ballén le dieron su último adiós la tarde de este viernes 18 de noviembre del 2016 en el Centro Histórico de Quito.

Los actos póstumos se iniciaron con un funeral de Estado en el Salón de la Ciudad del Municipio de Quito y después su cuerpo fue trasladado hasta la parte central de la Plaza Grande, donde recibió un homenaje por parte de las Fuerzas Especiales.

La bandera con la inscripción "Generación de la Victoria Cenepa" se colocó a un costado del ataúd mientras el mayor José Ávila, de la brigada de las Fuerzas Especiales No 9, se refirió al “legado que deja el expresidente para los soldados de la Patria (...) Los soldados de aire, mar y tierra en esta ocasión le dicen un hasta siempre al arquitecto que confió en ellos", declaró.

El féretro de Sixto Durán Ballén fue trasladado desde el Salón de la Ciudad, en el edificio del Municipio, hacia la Catedral Metropolitana. En la Plaza Grande, recibió un homenaje de los soldados. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El féretro de Sixto Durán Ballén fue trasladado desde el Salón de la Ciudad, en el edificio del Municipio, hacia la Catedral Metropolitana. En la Plaza Grande, recibió un homenaje de los soldados. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Ante los gritos de “ni un paso atrás” por parte de todos los ciudadanos que se congregaron en este punto, el ataúd llegó hasta la Catedral donde se realizó la misa presidida por el Arzobispo, monseñor Fausto Trávez.

El Arzobispo recordó la primera vez que trató al expresidente y su larga trayectoria en la política ecuatoriana y dijo a los asistentes que deben aprender de Durán Ballén “a vivir bien, para morir bien”.

Al finalizar la faceta, José Paredes, el mayor de los nietos, se refirió a la faceta del expresidente como padre, abuelo y bisabuelo. También agradeció las muestras de afecto durante estos días y dio un especial agradecimiento a las autoridades del Distrito y a las Fuerzas Armadas. Durán Ballén deja su legado a nueve hijos, 22 nietos y 32 bisnietos.

Entre los asistentes a la misa estuvo el alcalde de Quito, Mauricio Rodas; su esposa y presidenta del Patronato San José, María Fernanda Pacheco; el ex presidente de la República, Oswaldo Hurtado; el ex vicepresidente Alberto Dahik y la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (2)