4 de July de 2009 00:00

Las miniterminales deberán salir de la ciudad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

‘Las miniterminales saldrán del centro de la ciudad”. Lo dijo ayer el alcalde Andrés Vallejo a este Diario. El Burgomaestre señaló que se han llegado a acuerdos con los dirigentes del transporte para que las miniterminales que funcionan en el norte del Distrito solo brinden servicio de venta de boletos y envío de encomiendas. 

Sin embargo, lo dicho por Vallejo se contrapone con la versión de Álex Emmanouilidis, gerente de la cooperativa Transportes Ecuador, que opera en las calles Juan León Mera y Jorge Washington. “Nosotros funcionamos en el sitio hace más de 20 años. Tenemos un permiso del Municipio y del Consejo Nacional de Tránsito que nos acredita a dar el servicio desde esas terminales”.

Emmanouilidis acotó que ellos acudirán a las instancias legales necesarias para hacer valer “sus derechos. Nosotros damos un servicio diferenciado a la ciudadanía y ellos nos apoyan para que no salgamos de aquí”.

Por su lado, Fernando Loya, gerente de Flota Imbabura, afirmó que ellos están dispuestos a dejar de enviar buses desde las calles Manuel Larrea y Portoviejo. Lo harán si ninguna miniterminal opera dentro del Distrito.

Para Loya dejar que alguna cooperativa funcione en el centro de Quito es brindarle ventajas sobre el resto de transportistas interprovinciales. “Los pasajeros preferirán tomar un bus en el centro que viajar hacia los extremos de la ciudad. Todos o nadie”.   

Pero Vallejo dijo que firmará una resolución para que la salida de las miniterminales  sea definitiva. Acotó que las primeras evaluaciones de las terminales de Quitumbe, en el sur, y Carcelén, en el norte, son positivas. “Estamos en un proceso de entrenamiento y es bueno ver que hay cooperación de todo lado”.

El Alcalde adelantó que en la antigua terminal de Cumandá se está evaluando la posibilidad de adecuar un parque con parqueaderos subterráneos.  

En el tercer día de pruebas de operación de las nuevas terminales, la afluencia de pasajeros se incrementó. Sonia Galindo fue una de las viajeras que tomó ayer un bus hacia Guayaquil, en la estación de Quitumbe.

La mujer llegó a bordo de un taxi y con dos maletas negras medianas. Prefirió llegar hasta la terminal de Quitumbe por seguridad. “En Cumandá hay muchos robos y la atención es pésima, por eso opté por pagar USD 3 desde la Villa Flora”.

Patricio Benavídez también arribó hasta la estación del extremo sur. “No hay otra opción, los buses ya no paran en la av. Morán Valverde”, dijo el usuario, quien llegó  en una unidad del Trolebús.

En el lugar también hubo miembros de la Policía y de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas que vigilaban el tránsito en el sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)