14 de November de 2009 00:00

El Ministro no advirtió a tiempo del apagón

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Red. Cuenca y Negocios

Durante la última semana, el ministro de Electricidad y Energía Renovable,  Esteban Albornoz, está en el centro de la polémica por los cortes de energía. El estiaje prolongado, al que él hace referencia siempre que sale a hablar en algún medio, le dio un protagonismo inusual.

En las primeras horas del jueves 5 de este mes, empezaron sin aviso los cortes de energía. Un día antes (16:00), Albornoz se negaba a asegurar que la sequía obligaría a los ecuatorianos a organizar sus agendas al ritmo que le marcaban los cronogramas de cortes de luz.
 
Algo nervioso, recibía llamadas constantes a su celular. Albornoz decía que para él las fiestas de su natal Cuenca no fueron tal  porque el 3 de noviembre  no llovió  en la capital azuaya, como era costumbre en años pasados.

La mañana del 4 de noviembre, el Ministro  pasó en las oficinas de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), en Cuenca. Al mediodía partió a Quito, pues tenía previsto una reunión con altos funcionarios del sector eléctrico en el Ministerio que él dirige.

Al día siguiente, y de sorpresa, en algunas zonas de varias ciudades del país los apagones empezaron. Y con eso el descontento, porque el anuncio de la crisis energética solo se  hizo horas después de que los cortes empezaron a escala nacional.

Desde entonces, la presencia de Albornoz en cadenas televisivas y radiales fue más notoria. El funcionario trataba de explicar el porqué de los apagones y daba como escusa la supuesta herencia de la ineficiencia de los gobiernos anteriores que no administraron bien el sector eléctrico.

Ese discurso se hizo oficial y desde ese día empezó a transmitirse en las cadenas oficiales de radio y televisión. También se repitió durante  los discursos oficiales del Presidente de la República, que también lo repitió en  su  enlace radial del sábado anterior.  

La vinculación de Albornoz al sector eléctrico empezó a mediados de esta década. Luego de ser asesor del hasta ahora prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, pasó a ser el Presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos del Azuay, desde 2006 hasta 2008.
 
El ahora Ministro alcanzó esa dignidad luego de ganar por un voto a su contrincante Patricio Clavijo. Así lo recuerda el actual presidente del  gremio, Fernando Solórzano. “No sé por qué, pero ese día algunos colegas no llegaron y Esteban (Albornoz) ganó”.

Cuando estuvo en este cargo, en  2007, asumió  la presidencia ejecutiva de Hidropaute. A este puesto llegó luego de que Alberto Acosta, ex ministro  de Energía y Minas, lo recomendara al Directorio de Hidropaute.

El ex gobernador de Azuay, Oswaldo Larriva, recuerda que Albornoz asumió ese cargo pocos meses después de que el Mandatario  inició su gestión.
Albornoz es familiar del ex diputado azuayo, Carlos González, y cuando asumió el cargo en Hidropaute se lo vinculó como  cuota política. Pero cuando el Mandatario llegaba a Cuenca lo desmentía y decía que era por sus méritos académicos y profesionales. Albornoz tiene un doctorado en    Ingeniería Eléctrica.

Durante esta administración,  Hidropaute pasó a llamarse Corporación Eléctrica del Ecuador, a inicios de este año. Albornoz asumió la  gerencia  de esta entidad que maneja dos hidroeléctricas, tres termoeléctricas y a Transelectric. Hasta que desde el 13 de julio fue posesionado por el Presidente como Ministro de Electricidad. “Fue por su buena gestión en la Celec”, dice Larriva.

Mientras estuvo a cargo de Hidropaute también tenía la misión de sacar adelante los proyectos Sopladora y  Mazar. Este último es una obra postergada por décadas debido a falta de recursos, planificación y decisión política.
 
Mazar es uno de los pocos proyectos hidroeléctricos que tiene avances visibles. Su operación se prevé para el primer trimestre del próximo año. Sin embargo, no ha podido llenarse la represa porque no hay agua suficiente en Paute.

La escasez de lluvias  en la zona austral del país  se presenta periódicamente a partir de octubre, lo cual es conocido por las autoridades eléctricas. Y este año no ha sido la excepción.
 
Albornoz le dijo al Presidente de la República que la provisión de energía eléctrica estaba bajo control. Lo hizo antes de la gira presidencial  por Europa, el 23 de  octubre pasado, conociendo de los problemas eléctricos.

El Ministro confió en que llovería los días  3 y 4 de noviembre pasados, cuando el caudal en Paute fue de menos 10 metros cúbicos por segundo, pero las nubes que debían llegar “se desviaron”.

Para estos cálculos climáticos, el Gobierno toma como referencia al Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), cuyos equipos y centrales de monitoreo no se han modernizado.

¿Quién es?
El Ministro de Electricidad  es ingeniero eléctrico de la U.  de Cuenca. Tiene un doctorado en Ingeniería Eléctrica (PhD) por  la Universidad Nacional de San Juan, Argentina. Nació en Cuenca hace 42 años. 

Lo que dijo
Operamos con todas las hidroeléctricas el día y con las termoeléctricas. Por el momento  no podemos asegurar nada. Si hay cortes se anunciará con anticipación para que la gente esté preparada.

Lo que hizo
Los racionamientos de energía eléctrica sorprendieron al país. A las 06:10 del 4 de noviembre pasado se suspendió el servicio en diferentes sectores de Quito y horas después en otras  ciudades del Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)