12 de diciembre de 2014 12:08

Ministro de México reconoce que compró casa a polémico contratista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El secretario (ministro) de Hacienda mexicano, Luis Videgaray, reconoció el viernes, 12 de diciembre del 2014, que compró una lujosa vivienda al mismo contratista gubernamental que vendió la polémica mansión de la primera dama, pero negó que haya existido un conflicto de interés.

La operación “se realizó conforme a parámetros de mercado, y por lo tanto yo actué, estoy convencido, como lo he hecho toda mi vida, con honestidad y apego a la legalidad”, dijo Videgaray en una entrevista con la radio MVS.

Citando un documento oficial, el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) reveló el jueves en su sitio electrónico que Videgaray adquirió una propiedad a una compañía de Juan Armando Hinojosa.

Este empresario, a través de su Grupo Higa, obtuvo jugosos contratos en obras públicas cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México (centro) y ahora durante su presidencia.

Videgaray recalcó que la compra se realizó en octubre de 2012, dos meses antes de que Peña Nieto asumiera la presidencia. En ese momento a Videgaray se le tenía por el gran candidato para el ministerio de Hacienda como hombre de máxima confianza de Peña Nieto, de quien fue su secretario de Finanzas en el estado de México (2005-2011) .

El ministro, que obtuvo un crédito de la inmobiliaria por USD 532 000 para obtener su propiedad, “no está acusado de cometer un acto ilegal”, dice el WSJ.

“Pero la transacción se suma al aparente conflicto de interés que ha afectado la credibilidad y popularidad de Peña Nieto, quien asumió la presidencia prometiendo que rompería con las prácticas de privilegios que en el pasado realizó su Partido Revolucionario Institucional” (PRI) , añadió.

La propiedad se encuentra en un exclusivo complejo de golf de Malinalco, un pintoresco pueblo colonial del estado de México.

La polémica sobre las operaciones personales en el entorno de Peña Nieto con el Grupo Higa arrancaron el 9 de noviembre cuando otra investigación periodística reveló que la primera dama, la exactriz de telenovelas Angélica Rivera, había comprado a ese contratista una fastuosa mansión en Ciudad de México de USD 4 millones.

En plena indignación nacional de México por la presumible masacre de 43 estudiantes, Peña Nieto hizo públicas sus cuentas patrimoniales y recalcó que la vivienda la compró Rivera con sus ahorros personales.

Pocos días antes, el gobierno había cancelado abruptamente una millonaria concesión para la construcción del primer tren de alta velocidad otorgada a un consorcio liderado por una compañía china pero en el que también participaba el Grupo Higa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)