11 de octubre de 2017 12:18

Plantón de padres por abuso sexual a niños de 7 años en escuela; el Ministerio de Educación intervino el plantel

Un grupo de padres se concentró en los exteriores del plantel educativo para protestar contra las autoridades de la institución. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Un grupo de padres se concentró en los exteriores del plantel educativo para protestar contra las autoridades de la institución. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 5
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 5
Redacción Guayaquil

Justicia para nuestros hijos”. “No al abuso sexual de niños”. Frases como esas se leían este miércoles 11 de octubre del 2017 en los carteles con los que protestaron padres de familia en los exteriores de una unidad educativa en la vía a Daule, en el norte de Guayaquil, consternados tras denuncias de abuso sexual infantil.

El viernes 6 de octubre del 2017, la Fiscalía y la Policía realizaron un allanamiento en el plantel para detener a los docentes implicados en el supuesto abuso sexual contra cuatro estudiantes escolares. Uno de los profesores fue capturado en el lugar mientras que otro fue buscado en su domicilio, pero ya no se encontraba allí.

“Estamos reclamando porque la rectora, cuando hicieron el allanamiento, le cerró la puerta a la autoridad”, contó una madre de familia que exigía Justicia y transparencia en el plantón. Los manifestantes piden que se cambie a las autoridades de la institución; exigen la salida de la directora por la poca colaboración para investigar las denuncias, como han señalado los padres de los niños agredidos.

“Queremos seguir insistiendo para que esto no quede impune, porque es la vida de unos angelitos la que han destrozado”, expuso una madre de familia.


El Ministerio de Educación interviene en la escuela

La subsecretaria de Educación de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), Érika Laínez, estuvo presente este 11 de octubre en la unidad educativa y habló con las padres de familia que participaban en un plantón. La funcionaria aseguró que, en el caso de la rectora, se está investigando la versión de los padres y que, si se requiere, se abrirá un sumario administrativo.

“Ambos docentes ya fueron separados de la unidad educativa y se les inició un sumario administrativo”, sostuvo Laínez. Dijo que antes del ingreso de la Fiscalía durante la diligencia del viernes, se esperó un plazo prudencial para no vulnerar los derechos de los niños: “Se encontraban niños en la parte externa del patio, y en el momento de querer ingresarlos nuevamente a las aulas, fue el tiempo a lo mejor en el que se produce el mal entendido porque pasan cinco minutos”.

Laínez aseguró que en la unidad se realizará una intervención desde este miércoles 11 de octubre para garantizar que todas las áreas funcionen correctamente. “También se brindará atención psicológica a los niños”, aseguró Laínez.

Carlos, padre de uno de los afectados, pide celeridad en las investigaciones. “Yo puse la denuncia el miércoles anterior inmediatamente cuando mi hijo me contó”. Visiblemente contrariado, dijo que espera que se actúe con rigurosidad contra los involucrados.

“A mi hijo le hicieron exámenes para ver si sufrió algún daño, por suerte está todo bien”, contó. El menor habría sido tocado en sus partes íntimas.

Tras la detención de un profesor, las autoridades judiciales pidieron valoraciones psicológicas a los niños de dos aulas. La Fiscalía del Guayas investiga el caso. El fin de semana los padres asistieron a una primera audiencia después de la detención de un docente; en el celular del profesor se halló material pornográfico.

Los pequeños vulnerados tienen 7 años, estudiantes de tercero de básica de la escuela pública. Martha, madre de uno de ellos, relató el 10 de octubre a EL COMERCIO cómo se enteró del abuso a su hijo, luego de que notara un cambio de comportamiento en los últimos 15 días.

Senté a mi hijo en mis piernas y me contó todo, me dijo que era un profesor que le hacía cosas horribles: le ponía el pene en la boca, se lo ponía atrás, le daba de tomar orine, le tomaba fotos, le daba unos caramelos que eran malos y lo hacían marear”, relató Martha. Ella fue la primera denunciante de los cuatro casos que hasta ahora se han reportado en la sección vespertina del plantel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)