12 de enero de 2017 16:19

Ministerio de Cultura y Patrimonio solicita explicaciones sobre traslado de la cruz de la Catedral de Guayaquil

La cruz de la torre norte de la Catedral de Guayaquil se desplomó mientras era desmontada por trabajos de reparación, el domingo 8 de enero del 2017. Foto:  Enrique Pesantez/ EL COMERCIO

La cruz de la torre norte de la Catedral de Guayaquil se desplomó mientras era desmontada por trabajos de reparación, el domingo 8 de enero del 2017. Foto: Enrique Pesantez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

Monseñor Luis Cabrera Herrera, arzobispo de Guayaquil, informó la mañana de este jueves 12 de enero de 2017 sobre los resultados de una reunión interinstitucional en la que se acordó la búsqueda conjunta de recursos para ejecutar la restauración de la Catedral Patrimonial de Guayaquil, afectada por el terremoto del pasado 16 de abril.

El Arzobispo subrayó la naturaleza emergente de los trabajos que se realizaban el pasado domingo 8 de enero, cuando una cruz de hierro de más de dos toneladas de peso fue soltada por un helicóptero y cayó entre el templo y la curia.

La intervención integral, a la espera de un estudio técnico, requiere de un presupuesto estimado de entre USD 3 y 4 millones, según la Iglesia.

En una reunión entre delegados de la Arquidiócesis de Guayaquil, del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y del Municipio de Guayaquil, las instituciones acordaron buscar el financiamiento necesario para la reparación, refirió Cabrera.

También se acordó paralizar los trabajos de mantenimiento de la Catedral hasta que se culmine un estudio de evaluación sobre el alcance de los daños y sobre el tipo de trabajos que se requieren, estudio a cargo de la firma Tola y Asociados. Para este viernes, 13 de enero, se espera establecer con la compañía el plazo de entrega de los estudios.

La Arquidiócesis también se comprometió a obtener los permisos que se requieran para la reparación, una vez que se decida hacer frente a las reparaciones requeridas.

Tras una inspección, técnicos de la Regional 5 del INPC advirtió sobre el riesgo de colapso presente en elementos decorativos y “posiblemente” estructurales de la Catedral. La Arquidiócesis carecía de permisos municipales de construcción al momento del accidente con el desplome de la cruz metálica de la torre norte.

El ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Vallejo, solicitó a la Alcaldía de Guayaquil y a la Arquidiócesis porteña, información sobre los estudios y autorizaciones que sustentaron el traslado de la cruz norte de la Catedral de la ciudad, en tanto que dicha edificación esta inventariada y declarada como patrimonio cultural nacional.

El Ministro de Cultura y Patrimonio precisó en una misiva que la competencia de gestión para el mantenimiento, conservación y difusión del patrimonio cultural le corresponde de manera exclusiva a los Gobiernos Autónomos Descentralizados o Metropolitanos. “Cualquier intervención sobre el patrimonio nacional bajo su jurisdicción debe ser conocido y aprobado por el Municipio correspondiente”, apuntó en un comunicado.

El pedido de información a la municipalidad y Arquidiócesis se sustenta en la Ley Orgánica de Cultura aprobada recientemente y el Ministerio espera por la entrega de la información hasta este jueves 12 de enero.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, reconoció ayer que la competencia de patrimonio cultural pasó recientemente a los municipios, pero dijo que ella consiste en velar, autorizar e incentivar al cuidado de los bienes patrimoniales, pero “no en pagar las reparaciones y el cuidado de los bienes patrimoniales que son de terceros”.

No obstante, Nebot se mostró abierto a intervenir en la reparación del templo una vez concluya el estudio de diagnóstico estructural de la edificación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)