10 de noviembre de 2015 00:00

El Ministerio del Ambiente analiza reabrir el Parque Nacional Cotopaxi

Cintas amarillas, conos anaranjados y letreros anuncian que el ingreso al Parque Nacional Cotopaxi está restringido. Foto: Glenda Giacometti /El Comercio

Cintas amarillas, conos anaranjados y letreros anuncian que el ingreso al Parque Nacional Cotopaxi está restringido. Foto: Glenda Giacometti /El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 25
Fabián Maisanche

La posible reapertura del Parque Nacional Cotopaxi causa expectativa en los guías de alta montaña, guías naturalistas, operadoras de turismo y andinistas. El área protegida fue cerrada luego del incremento de la actividad eruptiva del volcán Cotopaxi, que se manifestó el 14 de agosto.

La prohibición del ingreso produjo que los turistas nacionales y extranjeros cancelaran sus visitas al país u optaran por otra reserva natural. Las pérdidas económicas se sienten en las hosterías, restaurantes y otras áreas dedicadas a brindar servicios al visitante en la provincia andina.

Fernando Iza, guía naturalista y de alta montaña de Latacunga, cree que la apertura del parque sería bienvenida para las cerca de 100 personas que se dedican a esta actividad.

Según él, el ingreso debería ser hacia las zonas consideradas como seguras del Parque. Además, poner en práctica el Protocolo de Autoprotección para visitantes del volcán Cotopaxi que fue aprobado el pasado 30 de julio.

El documento fue validado por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y el Ministerio del Ambiente (MAE), en el que consta que los guías de alta montaña, naturalistas y operadoras de turismo deberán contar con un botiquín básico en caso de emergencia.

El guía o encargado del grupo deberá llevar consigo un equipo de radio de comunicación o un teléfono celular con carga suficiente. En caso de emergencia los guías deberán llamar al ECU 911 de Quito o Ambato para informarse sobre la situación del coloso.

“Estas medidas se complementarían con los planes de contingencia que tendríamos cada guía y las operadoras. El MAE también debería indicarnos cuáles son los sitios seguros y hasta dónde podríamos llevar a los turistas. Ellos son nuestra responsabilidad”.

Las medidas de seguridad para el ingreso al Parque Nacional Cotopaxi son analizadas por los guardaparques y técnicos de la Cartera de Estado. El COE de Cotopaxi también estudia un pedido presentado por la Cámara de Turismo.

Igualmente, se espera un informe detallado sobre la actual actividad eruptiva por parte de los técnicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

Patricia Mothes, vulcanóloga del Geofísico, explica que el lado norte del área protegida se encuentra en una zona de menor peligro volcánico. Por ejemplo, en la laguna de Limpiopungo se podrían dar facilidades para recibir a los visitantes. En este espacio se observan toros y caballos en su estado natural y aves de la zona. Las caminatas por los lugares designados del MAE para observar la flora serían otras de las alternativas.

“El volcán está bien monitoreado y si hay un cambio nosotros, los del Geofísico, vamos a avisar sobre estos cambios y el diagnóstico que presente. Somos muy capaces de dar esta información para el público y a las autoridades del MAE. Hay que tratar de ser creativos y de convivir con el volcán, armando estrategias”, recalca Mothes, quien visitó Latacunga.

Reabrir el Parque con ciertas restricciones permitirá que las 200 agencias turísticas que hay en el país se recuperen. Los representantes del sector indican que el 90% de los viajes de aventura que realizaban los extranjeros eran al Cotopaxi.

Andrea Espinoza, jefa de Operaciones de Palmar Voyages Tour Operador de Quito, menciona que ingresar al área recreacional atraería a los visitantes del extranjero.

La promotora sugiere que la apertura sea difundida con todos los representantes. Además, que se informe de forma oportuna sobre el estado del volcán para evitar que los turistas estén en peligro. La operadora Palmar Voyages Tour ofrece a sus viajeros alternativas de visitas a la Reserva Ecológica Antisana y la Cotacachi-Cayapas. En estos espacios se puede acampar y ascender a las montañas.

“Si se reabre el Parque podríamos visitar los lugares designados e informarles cuál es el estado del volcán. Además, que los turistas se puedan fotografiar con el volcán si las condiciones climáticas lo permiten”, comenta Espinoza.

Mientras tanto, los técnicos del MAE analizan la reapertura del Parque. Francisco Prieto, director nacional de Biodiversidad, comentó que la decisión se daría a conocer en las próximas semanas. “Estamos analizando esa posibilidad”, dijo Prieto. Las declaraciones las realizó el pasado 29 de octubre. Por ahora, las camas, cobijas y otros enseres de los refugios son llevados hacia Latacunga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)