25 de January de 2010 00:00

La minería a gran escala avanza

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

En los campamentos de minería a gran escala, en Zamora, la actividad comienza  a las 06:00 y concluye pasadas las 21:00. Aunque ningún proyecto está aún en fase de explotación, el trabajo en perforación de pozos para la extracción de muestras y su posterior análisis es constante e intenso. 

Esta labor se ha  retomado  paulatinamente en los dos últimos años, desde que empezó el otorgamiento de permisos para la reactivación de las actividades de exploración de minería a gran escala. Y ello se consolidó  los primeros días de noviembre de 2009  cuando se puso fin a 18 meses de paralización en los principales proyectos mineros metálicos.

Las actividades se habían interrumpido el 18 de abril de 2008, cuando la Asamblea Constituyente emitió el Mandato 6, que  suspendía las concesiones mineras hasta la aprobación de la nueva Constitución y la nueva Ley de Minería .  Según el Ministerio de Recursos  No Renovables,  el Mandato determinó que, de  4 908 concesiones inscritas o en trámite, 2 926 fueran revertidas al Estado. Del resto,    a un porcentaje se le permitió continuar con su actividad de pequeña minería y minería no metálica.

Y, en el último trimestre de 2009, solo tres compañías  recibieron la autorización para actividades de minería a gran escala: Ecsa-Ecuacorriente,  con el proyecto Mirador; Kinross Aurelian, con Fruta del Norte (FDN); y,  I Am Gold, con  Quimsacocha. 

Solo en ese momento se reiniciaron los procesos de exploración que implicó la  recontratación de personal y reactivación de inversiones. El vicepresidente de Kinross Aurelian Ecuador, Dominic Channer, explica que antes del Mandato, el proyecto FDN contaba con 450 empleados. Luego de la suspensión de las actividades tuvieron que reducir su nómina a 89 personas. Y, tras la expedición de los permisos para reiniciar la exploración, el número subió  a 262.

En este campo, los trabajadores se dedican principalmente a actividades de perforación para la extracción de los llamados “testigos”, que  son muestras que se analizan en  laboratorios para determinar dónde está el yacimiento del mineral y cómo llegar a explotarlo.  Todos estos procesos forman parte de la fase de exploración avanzada previa a la construcción de la mina y la extracción del mineral.

En FDN se calcula que existen  alrededor de  13,7 millones de onzas de oro y 22,3 millones de onzas de plata. Cada onza de oro se cotiza  en el mercado en USD
1 100, pero su precio es tan  variable como el del petróleo.

Channer indica que FDN es uno de los yacimientos nuevos más importantes de oro en todo el mundo e insiste en que para su desarrollo se requiere invertir al menos USD 500 millones.

Al momento, la compañía se concentra en terminar la fase de exploración y el estudio de prefactibilidad para, entonces, negociar el contrato de extracción con el Estado.  Para ello, la empresa deberá presentar al Ministerio de Recursos No Renovables un proyecto en el que  especifique el recurso probado y todo el plan de negocios para explotar la mina.

Kinross Aurelian prevé presentar el proyecto en el último trimestre del año. Si la negociación es ágil, la explotación de oro se iniciará entre 2013 y 2014.

Por su parte, Ecsa Ecuacorriente, con su   proyecto Mirador también ubicado en Zamora y a diferencia de FDN, tiene reservas de cobre cercanas a la superficie por lo que su explotación será a cielo abierto. Es decir, que no se requerirá de la construcción de una mina subterránea como en FDN.

En Mirador se han determinado recursos probados en el orden de 10 900 millones de libras de cobre. La libra de cobre se cotiza al momento en USD 3,35.

El vicepresidente de Ecuacorriente, Ian Harris, indica que  la etapa de exploración avanzada está finalizando,  por lo que considera que  presentará el proyecto de explotación al Gobierno entre abril y marzo próximos.

Hasta el momento se ha invertido en Mirador cerca de USD 90 millones, de los USD 2  000 millones previstos de inversión total.

Harris indica que hay una expectativa positiva sobre la negociación con el Gobierno con el  fin de  llegar a un beneficio tanto para la compañía  como para el país.

Otros proyectos en la agenda

Con la primera reunión del Directorio y la designación de José Cisneros como gerente, arrancó formalmente  la Empresa Nacional Minera (Enami EP), adscrita al Ministerio de Recursos Naturales No Renovables. La compañía tendrá   un presupuesto inicial de USD 30 millones para realizar estudios en nueve  proyectos de minerales metálicos y no metálicos. 

Los proyectos metálicos son Chaucha , en Azuay, con recursos  en cobre; Junín, en Imbabura, con recursos en oro y cobre,  y Arenas Ferrosas, en todo el Litoral.

Entre los proyectos no metálicos están las reservas de caliza en los proyectos Unacota en Cotopaxi, Isimanchi en Zamora Chinchipe y Amazonas en Napo. También está el proyecto Reventador en Sucumbíos, con reservas de fosfita, y el proyecto Toa en Zamora Chinchipe, que contiene arena silícica para su explotación.

La Enami también  apoyará a la pequeña minería y minería artesanal en Loja. Ycontempla el desarrollo de proyectos de cobre con la Empresa Nacional Minera de Chile y   la creación de una empresa mixta con  Venezuela para la explotación de hierro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)