22 de February de 2015 18:22

Al menos 400 millones en inversión minera

El campamento Las Peñas, del proyecto Fruta del Norte, a cargo de Lundin Gold,  está en la zona de Los Encuentros, de Zamora, en Zamora Chinchipe. Foto tomada de www.lundingold.com

El campamento Las Peñas, del proyecto Fruta del Norte, a cargo de Lundin Gold, está en la zona de Los Encuentros, de Zamora, en Zamora Chinchipe. Foto tomada de www.lundingold.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 13
Contento 27
Alberto Araujo

Con la creación del Ministerio de Minería en las últimas semanas, el Régimen espera dar un definitivo impulso a los proyectos mineros de mediana y gran escala, considerados como estratégicos para el país.

Los cinco principales están en carpeta desde el 2010, pero ninguno ha entrado aún en fase de producción.
Para este año se espera una inversión de al menos USD 400 millones en cuatro de estas áreas que están a cargo de Ecuacorriente y Junefield de China y Lundin e INV Metals de Suecia y Canadá.

El flamante ministro de Minería, Javier Córdova, indicó que el 2015 será un año de quiebre para la industria. Un hito será el arranque de la construcción de la mina a cielo abierto del proyecto de cobre Mirador.

Para ello Ecuacorriente deberá invertir este año USD 300 millones, que conllevará a una importante contratación de mano de obra.

La construcción de esta mina a cielo abierto demorará alrededor de dos años, indicó Córdova. El contrato para la explotación del área se firmó en marzo del 2012.

Un segundo proyecto de alta importancia es Fruta del Norte por ser un yacimiento de oro de clase mundial. En el área, la empresa canadiense Kinross llegó a la etapa de exploración avanzada pero no pudo concretar un acuerdo con el Estado para hacerla producir. Por ello, en diciembre pasado, el proyecto pasó a manos de la sueco-canadiense Lundin Gold.

En su página web, esta compañía hace una fuerte promoción de Fruta del Norte con coloridas fotos panorámicas, mapas y datos del proyecto compuesto por 32 concesiones mineras en
86 000 hectáreas. Por los derechos del área, Lundin pagó un total de USD 240 millones.

En su web, la empresa indica que tiene un plazo de 18 meses para actualizar el estudio de factibilidad del proyecto. Pero durante este período, además, buscará “negociar el contrato de explotación y el acuerdo de protección de inversiones (con el Gobierno ecuatoriano, NDLR) a fin de obtener el permiso de explotación”.

Según Córdova, Lundin invertirá este año USD 40 millones en sus actividades.

Un tercer proyecto estratégico es Río Blanco a cargo de la minera china Junefield. La firma recibió este mes del Gobierno una extensión de seis meses de plazo para actualizar el estudio de factibilidad y evaluación económica del área ubicada en la parroquia Molleturo, en Azuay.

En este se determinará si el proyecto es considerado de mediana o de gran minería. Se considera gran minería cuando el volumen de roca al día procesada supera las 1 000 toneladas.
De ser menor, se determina como mediana minería y en este caso la empresa no tiene que firmar un contrato con el Estado, además de quedar exenta del Impuesto a las Ganancias Extraordinarias.

Para avanzar en Río Blanco, Junefield prevé invertir al menos USD 60 millones en este año, indicó Córdova.
Pero fuentes cercanas a la empresa china señalaron a este Diario que en este 2015 también se prepara el Estudio de Impacto Ambiental para la obtención de la licencia ambiental de la etapa de explotación.

Se prevé que una vez entregada la factibilidad, comience este año la construcción de la mina subterránea que tiene reservas de oro y plata. Esta infraestructura demandará entre 300 y 400 trabajadores con una inversión que podría llegar a USD 108 millones en el periodo de construcción de la mina, según las fuentes . El proyecto comenzaría a producir en el 2017.
Un cuarto proyecto que también prevé avanzar este año es Loma Larga en Azuay (antes conocido como Quimsacocha), a cargo de la firma INV Metals.

Esta compañía presentó el 4 de febrero pasado un amplio comunicado de prensa en su página web sobre los resultados positivos obtenidos en el estudio de prefactibilidad del proyecto. El estudio determinó reservas probables por 1,1 millones de onzas de oro, 5,7 millones de onzas de plata y 46,4 millones de libras de cobre.

Según el reporte, se procesarán 948 toneladas por día de roca y se obtendrán unas 80 000 onzas anuales de oro durante 13 años de vida de la mina subterránea.

Córdova no detalló cual será la inversión para este año, pero explicó que la firma tiene 18 meses más para avanzar hacia un estudio de factibilidad. Luego se podrá construir la mina. Fuentes cercanas a INV Metals indicaron que el proyecto podría producir en tres años.

Finalmente, Córdova señaló que el proyecto Panantza-San Carlos fue invadido por moradores de la zona y se trabajará en resolver este problema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)