19 de diciembre de 2017 14:55

USD 400 millones en exportación desprotegidos tras vencer el sistema SGP, según Fedexpor

El gremio manifestó su preocupación por las recientes decisiones de las autoridades económicas del país, así como la falta de incentivos gubernamentales para mejorar la productividad. Foto: EL COMERCIO

El gremio manifestó su preocupación por las recientes decisiones de las autoridades económicas del país, así como la falta de incentivos gubernamentales para mejorar la productividad. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La necesidad de establecer acuerdos comerciales y no depender de sistemas preferenciales unilaterales es el pedido principal del sector exportador del Ecuador para mejorar la competitividad en 2018.

Así lo reafirmaron representantes de gremios exportadores de banano, café, cacao, flores, mango, atún y madera, entre otros, que formaron parte del encuentro organizado por la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) este martes, 19 de diciembre de 2017, en Guayaquil.

El gremio manifestó su preocupación por las recientes decisiones de las autoridades económicas del país, así como la falta de incentivos gubernamentales para mejorar la productividad.

Iván Ontaneda, presidente del directorio de Fedexpor, aseguró que no habrá un crecimiento de las exportaciones no petroleras y caerá el empleo para el 2018 si no se toman los correctivos necesarios para incrementar la exportación, que actualmente se ubica en USD 11 000 millones.

Los exportadores coinciden en la urgencia de fortalecer acuerdos comerciales con los principales consumidores en el mundo, como Estados Unidos, Canadá, Japón y países asiáticos.

Además, Daniel Legarda, presidente de Fedexpor, recordó que existe una deuda con el sector por concepto de Certificado de Abono Tributario que asciende a USD 60 millones, acumulados desde mediados de 2016. Esto afecta cerca de 100 000 empleos directos, de acuerdo con la federación.

A esta compensación pendiente se suma el pago del drawback simplificado, una política de fomento a la exportación que fue implementada en 2015. Desde entonces la deuda suma USD 100 millones.

Semanas atrás, el ministro de Finanzas Carlos de la Torre afirmó que estos montos no representaban ninguna deuda por parte del Gobierno, pues los exportadores no habían cumplido con los requisitos para acceder a los beneficios económicos. Argumento que el gremio desmiente.

Sin embargo, es el vencimiento a finales de este año del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) que mantiene el país con Estados Unidos la principal preocupación.

Según Fedexpor, sin este mecanismo quedarían expuestas al pago de aranceles USD 400 millones en exportaciones a partir del 1 de enero de 2018. Entre 20 000 y 25 000 empleos directos podrían verse afectados como consecuencia de la finalización de dicho sistema.

Entre los productos que tendrían que pagar aranceles a partir del año que viene se encuentran las flores, el brócoli y el atún. De acuerdo con estadísticas de Fedexpor, entre estos sectores y aquellos que no poseían las preferencias arancelarias SGP, como madera y mango, serían cerca de USD 1 000 millones en exportaciones los que quedarían desprotegidos.

El gremio aseguró que apoya la decisión presidencial de realizar una consulta popular, pues reconoce “algunas enmiendas frente a excesos de la regulación pública de los últimos años”, pero le preocupa que las acciones en materia económica no se orienten a corregir dichos excesos.

Según Fedexpor, entre 2012 y 2016 el sector exportador del país presentó un incremento acumulado de costos asociados directa o indirectamente a las políticas públicas por más de USD 800 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)