29 de junio de 2016 15:13

Militares en servicio pasivo protestaron en los exteriores de la Brigada Blindada Galápagos, en Riobamba

Los militares en servicio pasivo protestaron por la situación del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los militares en servicio pasivo protestaron por la situación del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 68
Cristina Márquez
Redactora

Sujetando pancartas, altavoces y banderas, un grupo de militares en servicio pasivo se apostó la mañana de hoy, miércoles 29 de junio del 2016, en los exteriores de la Brigada Blindada Galápagos, en Riobamba. Ellos protestaban por la situación del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa).

En el interior de esas instalaciones, se encontraba el ministro de Defensa, Ricardo Patiño. Él se reunió con el personal en servicio activo para difundir el proyecto de reformas al Issfa.

Esta reunión se realizó desde las 08:00, a puerta cerrada, y no se permitió el acceso de los medios ni de los militares en servicio pasivo.

Según un comunicado que el Ministerio de Defensa publicó en su página web, el objetivo de estos encuentros se realiza para que los miembros de las Fuerzas Armadas puedan conocer la propuesta del Gobierno que “busca principalmente equilibrar el sistema (de cesantías y pensiones) que actualmente es insostenible e inequitativo y ha significado una enorme brecha entre el personal militar”.

En ese mismo comunicado se informó que la socialización del proyecto de reformas se iniciaría hoy en Riobamba y Latacunga, pero que el Ministro continuará sus recorridos para mantener más reuniones con todos los miembros de las Fuerzas Armadas del país.

Para los militares en servicio pasivo de Riobamba, la llegada de Patiño se consideró como una oportunidad para expresar su descontento. “Estamos aquí para reclamar los derechos de los militares en servicio activo y pasivo. Exigimos el pago de la deuda de USD 392 millones con el Issfa, por lo que se suspendieron todos los créditos”, dijo Vinicio Serrano, coordinador de defensa del Issfa en Chimborazo.

Esta agrupación está integrada por 1 200 militares en servicio pasivo, que pertenecen a los 10 cantones de Chimborazo, organizados en cinco asociaciones. Según los manifestantes, quienes acudieron a los exteriores de la Brigada Galápagos, fueron los dirigentes y representantes de estas asociaciones.

“Estamos cansados de los agravios a nuestras instituciones. El ministro Patiño desconoce de la carrera militar, él intenta dividirnos y confrontarnos por eso exigimos su renuncia”, puntualizó Serrano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (1)