8 de agosto de 2017 13:33

Militares venezolanos impidieron ingreso de diputados opositores a Parlamento

La asamblea que redactará una nueva Carta Magna inició sus funciones el 5 de agosto o en el salón elíptico del Palacio Legislativo. Foto: EFE

La asamblea que redactará una nueva Carta Magna inició sus funciones el 5 de agosto o en el salón elíptico del Palacio Legislativo. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 58
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Agencia AFP

Militares venezolanos impidieron el ingreso de 15 diputados opositores al Palacio Legislativo, donde este martes 8 de agosto del 2017 sesionaba la Asamblea Constituyente del mandatario Nicolás Maduro, denunciaron los políticos.

“No nos dejan pasar al Palacio Federal Legislativo. Este gobierno invade los espacios que ya no es capaz de ganar legítimamente”, señaló en Twitter Stalin González, jefe de la mayoría opositora.

El edificio, en el centro de Caracas, amaneció con fuerte presencia de la Guardia Nacional y -según el diputado Jorge Millán- también de “colectivos”, grupos civiles que según la oposición son armados por el Gobierno.

Millán añadió que esas milicias golpearon los vehículos de los legisladores, mientras algunos periodistas denunciaron que también se les impidió el acceso.

La fracción opositora, que no tenía previsto sesionar, aseguró que la presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, y otros asambleístas apoyados por militares forzaron el lunes las puertas del hemiciclo para la reunión de este martes.

“Entraron como el hampa”, declaró Millán a reporteros, y reiteró que para este miércoles está convocada una sesión ordinaria del Parlamento.

El congresista rechazó la posibilidad de que la Constituyente se instale en el hemiciclo de manera indefinida.

“Vamos a insistir en que donde funciona (el Parlamento) es en el Palacio Legislativo. Es una toma ilegal que demuestra que estamos ante un golpe de Estado y mañana (miércoles) estaremos defendiendo el espacio que el pueblo nos dio”, subrayó Millán.

La asamblea que redactará una nueva Carta Magna inició sus funciones el 5 de agosto o en el salón elíptico del Palacio Legislativo, pero ese mismo día decidió que podrá usar todos los espacios del edificio cuando lo requiera.

Maduro, por su parte, puso a disposición de los constituyentes la Cancillería como sede alterna para sus labores, que se extenderán hasta por dos años.

La presidenta de la Constituyente aseguró el 30 de julio a la AFP que lo que está planteado es la “convivencia” entre ambos poderes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)